(Tiempo de lectura: 4 min)

El JP Morgan anunció que reducirá de manera significativa el espacio que necesitará para sus oficinas en los siguientes años.

Esto ocurrirá debido a que la banca de inversiones más importante de los Estados Unidos espera trasladar de manera permanente un buen número de empleados al formato home office. Igualmente, destacó que trabajo desde los hogares al 100 por ciento sólo será para un grupo reducido, con tareas puntuales.

El objetivo del JP Morgan es que sean necesarios sólo seis de cada 10 espacios para el trabajo en las oficinas actuales.

La novedad llegó de boca del máximo responsable de la organización, Jamie Dimon, en una comunicación con los accionistas.

Asimismo, Dimon dijo que era “probable” que la sede del banco que hoy está en UK se instale en alguna capital de Europa. Actualmente está situada en Londres, pero el Brexit podría hacer que decida el traslado.

El CEO de uno de los bancos de inversiones más importantes del mundo explicó que la potencial razón del traslado, de concretarse, ocurrirá porque Europa “consiguió ventajas” en las negociaciones relacionadas con el Brexit.

La duda para decidir el traslado de la sede europea del JP Morgan tiene que ver, en especial, con los interrogantes en relación con los acuerdos sobre cómo van a operar los servicios financieros de ambos lados de la frontera.

Jamie Dimon JP Morgan
Jamie Dimon, director del JP Morgan.

Cambios en JP Morgan

Dimon dijo que podría haber un “punto de inflexión” por el que cobre sentido llevar todas las actividades centrales del banco desde el Reino Unido hacia un país que forme parte de la Unión Europea.

Además, tomó partido respecto de la separación diciendo que la escisión de UK provocará “daño en la perspectiva económica” de la isla en los próximos años.

“El Brexit es un hecho, sin embargo, todavía se tienen que negociar demasiados temas. Esas conversacionas hasta ahora ha sido ganada por la UE y creo que seguirá con ventajas”. expresó Dimon.

Y dijo más: “En un plazo corto, esto no será bueno para el producto interno bruto de Gran Bretaña”.

Por el contrario, explicó que así como no cree que le vaya bien a UK, está seguro que para los Estados Unidos se vienen muy buenos años, especialmente a partir de 2023. Habló de “un boom” desde ese año.

Un nuevo despertar de los Estados Unidos, dice el JP Morgan

De acuerdo con el jefe de JP Morgan, el auge de los EE.UU. llegará de la mano de los paquetes de ayuda del gobierno de Joe Biden. Hay que recordar que la mayor potencia mundial está inyectando miles de millones de dólares en ayudas de emergencia con motivo de la crisis sanitaria derivada del Covid-19.

Para Dimon, además, se sumará la “euforia” cuando llegue el final de la pandemia y el ahorro de las familias que no vieron golpeados sus ingresos y que han gastado menos de lo habitual por la imposibilidad de los traslados turísticos.

De la misma manera, Dimon dijo que el home office no puede ser una nueva normalidad. Sí dijo que llegarán “cambios importantes” al mundo del trabajo, pero que no será el teletrabajo la regla, sino la excepción.

Temas políticos

El máximo responsable de las finanzas del JP Morgan también habló de temas políticos y dijo que lo que está pasando en los Estados Unidos, más allá de la crisis sanitaria, tiene relación directa con la “improvisación de impulsar movimientos populistas de izquierda y de derecha” y expresó la necesidad de solucionar el tema de la desigualdad.

En este sentido, pidió una suba del salario mínimo, un aumento de los impuestos personales a los más ricos y la eliminación de exenciones fiscales de las que se benefician algunas grandes compañías, los automóviles de lujo y los aviones de uso privado.

Por otra parte, aseguró que EE.UU. debería hacer más inversiones para avanzar en una modernización de las infraestructuras del país y, a la vez, sumar un tributo relacionado con el carbono para apoyar los temas medioambientales.

Fue muy claro en relación con la desigualdad: “Mucha de nuestra gente está inquieta, y lo que está pasando es que el famoso sueño americano se está deshilachando. Las grandes riquezas del país se están acumulando en muy pocas manos. Lo que debe unirnos es evitar que siga en aumento la desigualdad”.

Aumento de los bancos en la sombra

En una carta de más de 60 páginas enviada a los accionistas, el líder del banco más importante de los Estados Unidos habló de todo, incluso de la atención sanitaria y de las capacitaciones laborales.

Las palabras de Dimon se produjeron cuando Biden está lanzando un paquete de inversiones públicas del orden de los dos billones de dólares.

La mayor parte de los fondos irán a investigación relacionada con el clima, con la universalización de la atención médica, con la tecnología y con la infraestructura de los Estados Unidos.

En este sentido, el director del JP Morgan pidió que Biden busque que el país continúe siendo “globalmente competitivo”, una forma solapada de advertir sobre la suba de algunos impuestos a las corporaciones (del 20 al 27,9 por ciento) con el objetivo de ayudar a solventar la inversión pública.

Si bien Dimon no habló de forma directa de esta iniciativa, hizo una advertencia al expresar que gravar con más impuestos a las empresas “ahoga” la capacidad de crecer y que los Estados Unidos debe continuar en la senda de la competitividad.

JP Morgan: sólo el 10% seguirá desde casa por completo

En lo relacionado con el trabajo a distancia, el JP Morgan se expresó en favor de que muchos de los que están haciendo home office regresen a la oficina a tiempo completo, pero también que un buen número seguirá con un modelo que describió como “híbrido”.

Dijo que sólamente un 10 por ciento de los empleados, que desarrollan sus tareas en temas muy puntuales, podrán seguir trabajando el 100 por ciento del tiempo desde sus hogares.

No es el único banco que tiene planeada una estrategia similar. 

El director del Goldman Sachs, David Solomon, dijo que estaba esperando “con ansias” que los trabajadores regresen al trabajo en las oficinas de su banca de inversiones.

En otro orden de cosas, Dimon se quejó de que compañías de otros segmentos de negocio, como Amazon y Walmart, por ejemplo, hayan ingresado cada vez con máyor frecuencia y en el sector financiero tradicional.

Fue duro respecto de esto. Dijo que “si bien ven con claridad que esta injerencia se haya acelerado”, calificó como un avance “en las sobras” y de un “riesgo sistémico” que “debe ser monitoreado de forma permanente” para que no afecte el negocio del JP Morgan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here