(Tiempo de lectura: 4 min)

Las empresas chinas han invertido más de mil millones de dólares en derechos sobre tres minas de litio en Argentina. Los desembolsos son parte de la aceleración de la carrera para asegurarse el suministro del llamado “oro blanco”, insumo crítico para la mayor parte de la producción de baterías de automóviles eléctricos.

Argentina, junto con Chile y Australia, tiene grandes reservas de litio y desde hace tiempo ha estado reformando leyes, reduciendo impuestos y mejorando su infraestructura con miras a impulsar sus ingresos por exportaciones.

Esto ha llamado la atención incluso de empresas fuera del sector de la minería de litio, como el productor estatal chino de oro y cobre Zijin Mining Group y Contemporary Amperex Technology Ltd (CATL), el principal fabricante de baterías para automóviles del gigante asiático.

Este domingo 31 de octubre, Zijin dijo que había llegado a un acuerdo para comprar Neo Lithium, que cotiza en Toronto, por 960 millones de dólares canadienses (770 millones de dólares).

El principal activo de Neo es el proyecto de salmuera de litio Salar Tres Quebradas (3T) en la provincia de Catamarca, en el noroeste de Argentina y parte del llamado “Triángulo del Litio” que también incluye partes de Bolivia y Chile.

CATL, que tiene una participación del 8 por ciento en Neo, dijo el pasado 29 de septiembre que compraría Millennial Lithium, otra minera que cotiza en Toronto y que se concentra en Argentina, por 377 millones de dólares canadienses. El principal activo de Millennial es el proyecto de salmuera de litio Pastos Grandes en la provincia de Salta.

Ganfeng Lithium de China, que en julio había dicho que compraría Millennial por 353 millones de dólares de Canadá, mientras tanto, el 21 de septiembre llegó a un acuerdo para aumentar su participación en el proyecto de litio Mariana en Salta al 100 por ciento mediante la compra de la participación restante del 8,6 por ciento en manos de International Lithium, que cotiza en Toronto por 16,8 millones.

Litio: precios e inversiones

Los precios en China del carbonato de litio, el compuesto utilizado para producir baterías de iones de litio, aumentaron más del 235 por ciento en 2021, alcanzando un máximo histórico a principios de octubre, según Jefferies.

Si bien los precios de muchos productos básicos también han aumentado abruptamente, el litio ha obtenido un impulso particular debido a la mayor demanda de vehículos eléctricos.

Solo en China, las ventas de vehículos eléctricos están casi triplicando el ritmo del año pasado, con 2,16 millones vendidos al 30 de septiembre, según los datos de la Asociación de Fabricantes de Automóviles de China.

William Li, director ejecutivo del fabricante chino de vehículos eléctricos Nio, proyecta que la electricidad representará una quinta parte de las ventas totales de automóviles el próximo año, un 6 por ciento más que el año pasado.

Este aumento de la demanda ha despertado el interés en las salinas del Triángulo de Litio.

Los tres países sudamericanos incluidos en el área albergan en conjunto casi el 60 por ciento de las reservas mundiales de litio, según datos del Servicio Geológico de Estados Unidos, pero las minas chilenas ya están bien desarrolladas y Bolivia está envuelta en una grave inestabilidad política.

Argentina, en cambio, se ofrece como el país más prometedor para la expansión de la industria del litio, ya que de la mano del gobierno de Alberto Fernández, busca oportunidades para acelerar la recuperación de su economía.

Un informe del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales dice que Argentina está solo a la zaga de Bolivia en las reservas identificadas a nivel mundial.

Objetivo: invertir en litio

El presidente de Zijin, Chen Jinghe, ha mencionado antes el interés de su compañía en comprar la producción de litio argentina. En el anuncio del domingo pasado, dijo: “El proyecto de salmuera de litio del tercer trimestre de Neo Lithium es uno de los proyectos más grandes y de mayor grado de su tipo en el mundo”, y lo calificó como “una buena opción para que Zijin ingrese al campo de las nuevas energías minerales”.

El proyecto se encuentra ahora en su etapa piloto, pero se espera que produzca 20.000 toneladas de carbonato de litio para baterías anualmente durante 35 años, según un estudio de prefactibilidad completado en abril pasado.

Zijin apunta a cerrar el acuerdo en la primera mitad de 2022, pendiente de las aprobaciones regulatorias.

Las acciones de Zijin subieron hasta un 9,3 por ciento en Shanghai este lunes y cerraron un 4,5 por ciento más que el precio de la semana pasada.

Reservas y producción

Según el estudio de viabilidad de Millennial Lithium para Pastos Grandes, el proyecto podría producir 24.000 toneladas de carbonato de litio para baterías anualmente durante 40 años.

Mientras tanto, la primera fase del proyecto Mariana tendría una capacidad de producción anual de 20.000 toneladas de cloruro de litio.

A diferencia de CATL y Zijin, Ganfeng ya tiene numerosos activos de litio en todo el mundo.

A finales de agosto, llegó a un acuerdo para comprar Bacanora Lithium, que cotiza en Londres, por 387 millones de dólares. La principal participación de Bacanora es un depósito mexicano que, se proyecta, producirá 20.000 toneladas de carbonato de litio al año.

Ganfeng también tiene minas en China y Australia, así como el proyecto de litio Cauchari-Olaroz en la provincia de Jujuy, en Argentina.

Ranking de los principales países productores de litio a nivel mundial en 2020(en toneladas métricas). Statista.

La construcción de una primera fase se completará el próximo año, preparando el escenario para la extracción de 40.000 toneladas de carbonato de litio al año, con una segunda fase, con otras 20.000 toneladas de capacidad, que entrará en funcionamiento en 2025.

“Cauchari-Olaroz está en camino de convertirse en la nueva operación de salmuera de litio más grande en más de 20 años”, dijo George Ireland, presidente de Lithium Americas, un socio minoritario en el proyecto, a principios de este año.

Ganfeng posee el 12,5% de la empresa estadounidense y también es prestamista.

El mayor rival nacional de Ganfeng, Tianqi Lithium, se convirtió en el segundo mayor accionista de SQM, el mayor productor de litio de Chile, en un acuerdo de $ 4,1 mil millones en 2018.

El investigador Berg, con sede en Washington, cree que Estados Unidos debería tomar nota de los acuerdos chinos y la necesidad de ayuda en las economías sudamericanas desestabilizadas por el Covid.

“China no solo ha aumentado su inversión en los países del Triángulo de Litio, sino que también ha fortalecido sus relaciones bilaterales a través de la diplomacia relacionada con las vacunas”, dijo, y advirtió que los acuerdos corporativos significan que China “probablemente continuará dominando la industria emergente del litio”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here