(Tiempo de lectura: 24 min)

Invertir en bolsa es una actividad que siempre ha estado rodeada de una aura de cierto misticismo e inaccesibilidad. Muchas veces la cultura popular nos hace creer que se trata de algo reservado para unos pocos elegidos con apetito para el riesgo y con unos conocimientos de economía por encima de la media.

Nada más lejos de la realidad.

Invertir con éxito en el mercado bursátil
Habitualmente creemos que para invertir en bolsa con éxito necesitamos unos conocimientos y habilidades fuera de lo normal: Nada más lejos de la realidad.

Invertir en bolsa –exitosamente– es una actividad al abasto de cualquiera. De hecho ni siquiera se necesita una gran inteligencia ni muchos conocimientos de economía; aunque, por supuesto, ambos ayudarán.

Para empezar a invertir en bolsa con éxito, aún siendo un principiante, no necesitas más que unos conocimientos muy básicos y tener una estrategia bien definida. Y este es justamente el objetivo de este artículo.

Este artículo te dará estos conocimientos imprescindibles en 4 pasos básicos. Cuando acabes con la lectura estarás sobradamente preparado para empezar a operar con seguridad, con una estrategia bien definida y sabiendo en todo momento lo que estás haciendo.

Checklist: Los 4 pasos cruciales para invertir en bolsa con éxito

Advertencia legal: Este contenido está destinado a tener una finalidad informativa y/o educativa; bajo ningún concepto deberías considerarlo como recomendaciones de inversión o asesoramiento de inversión. Los precios, rendimientos y cotizaciones son indicativos para fines ilustrativos, podrían no estar actualizados ni ser exactos. Los rendimientos pasados no garantizan resultados futuros. Invertir en acciones, ETFs, bonos, futuros, opciones o en cualquier otro producto financiero puede ser rentable, pero no está exento de riesgos. Podría perder (una parte) de su capital invertido. Invierta sólo en productos financiero que entienda y que se ajusten a su experiencia y conocimiento. 
 

1.

Las bases imprescindibles para aprender a invertir en bolsa

Esta sección tiene como objetivo darte ese conocimiento imprescindible para poder invertir en bolsa con una cierta seguridad. Y por imprescindible, nos referimos a conceptos realmente básicos y fundamentales del mercado bursátil. Si tienes unos cuantos conocimientos de economía puede que ya conozcas muchos de estos términos; sin embargo te invitamos a que los repases con nosotros, pues todos ellos son conceptos de importancia capital.

Por qué deberías empezar a invertir en bolsa… ¡Ahora mismo!

Si miramos hacia el pasado, invertir en bolsa ha sido y sigue siendo la forma más predecible y fiable de crear riqueza en periodos de tiempo medios y largos.

Imagínate por un momento que hace 50 años hubieras invertido 10.000€ repartidos entre las 500 empresas más grandes de Estados Unidos. Supón que con los dividendos (si no conoces este término lo aclaramos un poco más adelante) no hubieras hecho nada, simplemente los hubieras reinvertido en las mismas empresas.

En la situación anterior, actualmente esos 10.000€ se habrían convertido en 1.110.900€ y habrías conseguido un retorno total del 11.109,06%.

Nada mal, ¿verdad?

En efecto, la inversión bursátil es una de las mejores alternativas disponibles para invertir tu dinero, pues permite proteger nuestro capital ante la inflación, crear riqueza o incluso generar unos ingresos recurrentes mediante los dividendos.

No es tan complejo como te quieren hacer creer

Las bases del mercado bursátil no son para nada complejas. Veamos los conceptos básicos:

➜ ¿Qué son las acciones?

Para poder dar respuesta a esta pregunta primero tenemos que abordar otra cuestión: ¿Por qué las empresas cotizan en el mercado bursátil?

La respuesta es sencilla: Para conseguir dinero.

Cuando una empresa hace su salida a bolsa lo hace para conseguir capital, generalmente para seguir creciendo. Para ello se divide la empresa –por ejemplo– en 1.000 pequeñas partes, cada una de las cuales es transferible (se puede vender) y otorga a su propietario la posesión de 1/1.000 parte de la empresa.

De esas 1.000 pequeñas participaciones, la empresa decide vender 500 de ellas (un 50% de la empresa), por lo que a efectos prácticos los propietarios “originales” están renunciando a una parte de la propiedad a cambio de una gran inyección de capital.

Estas participaciones están al abasto tanto de ciudadanos como de empresas e instituciones, y se llaman acciones.

➜ ¿Cómo se determina el precio de las acciones?

En términos generales, el precio de las acciones está determinado por las leyes de oferta y demanda del propio mercado.

El mercado bursátil está compuesto por miles de personas dispuestos a vender acciones a un precio concreto (oferta) y otras deseando comprar a un precio determinado (demanda): El punto de encuentro entre la oferta y la demanda determina, a cada segundo que el mercado está abierto, el precio del activo.

➜ ¿Qué son los dividendos?

Cuando una empresa tiene beneficios puede optar por 2 vías distintas: Reinvertirlos en el crecimiento de la propia empresa o repartirlos entre sus “propietarios” legales.

Los beneficios que se reparten entre los “propietarios” se llaman dividendos y repartirlos es un práctica muy habitual entre las grandes empresas que cotizan en bolsa.

Y como te puede imaginar cuando tienes acciones de una empresa eres legalmente propietario de una pequeña parte de ella: Por lo que te pertoca una parte del pastel cuando se reparten beneficios.

Como accionista no tienes que hacer nada para recibir tus dividendos, más allá de poseer las acciones. Los dividendos se ingresan automáticamente en la cuenta de tu bróker.

➜ ¿Qué es un bróker? ¿Por qué lo necesitas para invertir en bolsa?

Para poder comprar acciones de cualquier empresa necesitamos tener acceso al mercado secundario de valores, donde se compran y venden las acciones. Como individuos particulares no podemos acceder directamente a ese mercado a no ser que sea mediante la intermediación de un bróker (también conocido como agente o corredor bursátil).

En conclusión, el bróker es un intermediario financiero que se encarga de ejecutar las órdenes de compra y de venta que nosotros le pidamos.

Escoger un buen bróker (regulado por instituciones financieras y con comisiones bajas) es una parte crucial de la inversión bursátil. Más adelante te recomendamos 2 de los mejores brókers de la actualidad, ambos regulados y con las comisiones más bajas del mercado.

➜ ¿Qué es un índice bursátil?

Un índice bursátil es un indicador estadístico que nos muestra la tendencia en la cotización de un grupo de empresas.

Imaginémonos por un momento que deseamos hacer un seguimiento de la evolución del sector tecnológico en Europa. Para ello creamos una “cesta” a la que añadimos acciones de las 100 empresas más importantes del sector tecnológico de Europa. El número de acciones de cada empresa depende de lo “grande” (léase valiosa) que es cada tecnológica: A más grande, añado más acciones a la cesta, de forma proporcional al valor de cada empresa.

Cada día calculo el valor que tiene esa “cesta” y trazo un gráfico mostrando su evolución. Lo que acabo de crear es un índice de capitalización ponderada del sector tecnológico europeo, que me permitirá saber, en un solo vistazo, cómo va el sector tecnológico en Europa.

Los indices, en efecto, son indicadores muy útiles para “tomar la temperatura” de un país o sector concreto y ver cómo evoluciona su tendencia.

¿Cuáles son los índices bursátiles más conocidos?

  • IBEX 35: Compuesto por las 35 empresas con mayor liquidez (generalmente las más grandes) de España.
  • Standard & Poor’s 500 (S&P 500): Compuesto por las principales 500 empresas de EEUU.
  • Nasdaq 100: Formado por las principales 100 empresas tecnológicas de EEUU.
  • Dow Jones Industrial Average: Incluye las 30 empresas industriales más grandes de EEUU.
  • FTSE 100: Formado por las 100 empresas más grandes de Reino Unido.
  • Euro Stoxx 50: Compuesto por las 50 empresas más grandes de la Eurozona.
  • Nikkei 225: Formado por Las 225 empresas con mayor liquidez de Japón.
  • MSCI World: Compuesto por 1.644 empresas de países desarrollados de todo el mundo.

Actualmente existen miles de índices distintos que nos sirven para averiguar de un vistazo cómo se encuentra un sector o una economía concretos.

¿Quieres saber cómo le va a la bolsa española (y por extensión, a toda la economía española)? Echa un vistazo al IBEX35.

¿Quieres saber cuál es la tendencia general de las grandes tecnológicas (como Google, Apple, Facebook, Amazon…)? Mira cómo le va al Nasdaq 100.

2.

Define tu estrategia de inversión en bolsa

¿Invertir o especular?

Antes de empezar a invertir en bolsa, debes de tener claro cuál es tu estrategia. Empecemos por el principio: ¿Eres un inversor o un especulador?

Aunque la línea entre invertir y especular no está bien trazada y no hay acuerdo unánime entre ambas actividades (según Forbes se trata de una discusión vigente desde hace 40 años), nos atrevemos a marcar estas fronteras:

Especular

El especulador generalmente compra y vende valores en cortos periodos de tiempo, haciendo uso del análisis técnico (que pretende predecir las tendencias a corto plazo) y sin tener mucho interés por el valor que está comprando.

Además, el especulador por general tiene el afán de superar el crecimiento del activo que compra. Si, por ejemplo, las acciones de Google aumentan un 2% de valor en 30 días, el especulador intentará conseguir un rendimiento superior mediante múltiples órdenes de compra-venta, intentando detectar pequeñas tendencias tanto ascendentes como descendentes para aprovecharse de ellas.

Al especulador, además, por general le da igual invertir en bolsa o en otros mercados mediante productos financieros derivados: Lo que prima es el beneficio.

Generalmente el especulador está carente de ética. Por ejemplo, en la reciente crisis del Covid-19 hubo un gran fondo que abrió posiciones cortas contra grandes empresas del IBEX 35. Las posiciones cortas son productos derivados que nos permiten “apostar” a que un activo bajará y ganar dinero si tal previsión se cumple. El fondo mencionado sabía que al abrir posiciones cortas tan grandes influenciaría a todo el IBEX 35, arrastrándolo hacía abajo. Sin embargo no tuvo ningún reparo ético en ello: Esto es pura especulación.

Si deseas especular lamentamos decirte que este artículo no es para ti. No tenemos nada en contra de la especulación: Simplemente se trata de una actividad en la que el equipo de El País Financiero no tiene conocimientos –ni interés alguno en adquirirlos.

Invertir

Benjamin Graham, padre del value investing y mentor de Warren Buffett, definió en su libro El Inversor Inteligente la inversión como “una operación que, tras un análisis exhaustivo, nos promete seguridad para nuestro dinero y un rendimiento satisfactorio”.

De esta definición, ampliamente utilizada para definir la inversión, podemos trazar el perfil del inversor.

Para empezar el inversor realiza un análisis exhaustivo de las empresas en que invierte (tradicionalmente mediante el análisis fundamental). Por ejemplo, si un inversor decide invertir en Amazon, puede ser porque:

  • Cree que el valor intrínseco (el valor “real”) de las acciones de Amazon es inferior al precio de mercado, por lo que puede comprar las acciones estando infravaloradas y éstas tenderán a subir para ajustarse a su valor real.
  • Prevé que, por las propias tendencias del mercado, las acciones de Amazon crecerán de valor. Por ejemplo, sabe que Amazon domina el sector del cloud computing con una cuota de mercado del 32,4% mediante su subsidiaria Amazon Web Services. Como el inversor sabe que el sector del cloud computing crece un 12,5% anual y prevé que Amazon lo siga dominando, compra acciones de Amazon al determinar que su cotización aumentará por los beneficios de su subsidiaria Amazon Web Services.
  • El inversor analiza los estados financieros de la empresa mediante técnicas de valuación corporativas complejas.

Cabe decir que hoy en día muy pocos inversores bursátiles se dedican a aplicar el análisis fundamental más tradicionalista a los activos que quieren comprar: Calcular un balance de situación, la cuenta de resultados, o la deuda financiera de una multinacional como Amazon es un trabajo prácticamente imposible por la opacidad de cierta información y sólo al alcance de unos pocos.

Sin embargo, con la enorme cantidad de información que hoy en día tenemos disponible, todos podemos consultar las previsiones de crecimiento del sector e-commerce, averiguar qué cuota de mercado tiene Amazon, cuáles son sus competidores, estudiar a qué países se está expandiendo, descubrir a qué se dedican sus filiales…

Al operar en bolsa: ¿Invertir o especular?
Paradójicamente, es habitual que los especuladores no consigan sobrepasar la rentabilidad que consiguen muchos inversores, aún realizando muchas más operaciones y dedicando mucho más tiempo a sus actividades de “trading”.

Lo más relevante es entender que el inversor actúa motivado por decisiones racionales, fruto del análisis, la observación, las tendencias del mercado y el sentido común. Antes de invertir en bolsa planifica su plan de ataque.

El inversor habitualmente opera en ventanas temporales relativamente grandes: sus operaciones acostumbran a durar de un año… a toda la vida. La rentabilidad de sus operaciones no pretende sobrepasar la de los activos en que invierte: Todo lo contrario, el inversor decide crecer con las empresas en las que invierte –al mismo que tiempo que, por el camino, obtiene una parte de los beneficios de la empresa mediante los dividendos que ésta emite.

Cabe mencionar que el inversor que opera en bolsa es plenamente consciente que su actividad –la inversión– tiene un importante componente ético: Contribuye al crecimiento de empresas innovadoras, aporta su granito de arena al desarrollo de la economía, con su inversión empuja a la innovación y al desarrollo.

Como punto final nos gustaría aclarar que no existen inversores “absolutos”: Los inversores también llevamos a cabo operaciones especulativas en ciertos momentos y circunstancias e, insistimos, no hay nada malo en ello.

¿Cuánto puedes ganar invirtiendo en bolsa?

Una pregunta de difícil respuesta que sin duda alguna se hace todo aquel que está aprendiendo a invertir en bolsa. Es evidente que tus beneficios potenciales dependerán de tus habilidades como inversor y de la experiencia que vayas adquiriendo.

Aún así, para poder establecer una estimación de los beneficios potenciales que puedes conseguir invirtiendo en bolsa podemos recorrer, de nuevo, a los útiles indices bursátiles.

IBEX 35 – Estimación de beneficios invirtiendo en la bolsa española

Consideremos, para empezar, el crecimiento del IBEX 35 en los últimos 20 años (1999-2019). En este periodo de tiempo el IBEX 35 ha perdido un total del -4,23%, con un crecimiento anual compuesto del -0,22%. (Datos utilizados).

Histórico IBEX 35
El gráfico nos muestra la evolución del IBEX 35 en el periodo 1999-2019.

En efecto, la estadística nos dice que si hubieras invertido en las grandes empresas españolas durante los últimos 20 años muy probablemente habrías perdido dinero. Con suerte con los dividendos (no incluidos en los cálculos superiores) habrías compensado las pérdidas y parte de la inflación anual.

¿Qué conclusión sacamos de todo esto?

En primer lugar que el mercado español no ha sido demasiado competitivo en los últimos 20 años y que sólo deberías invertir en empresas del IBEX 35 si realmente sabes lo que estás haciendo.

El IBEX 35, además, ha sido un mercado muy castigado por las crisis económicas: Fíjate en el año 2000 (Burbuja de las puntocom) y en el año 2008 (Crisis de la burbuja inmobiliaria). Ambas crisis afectaron muchísimo a la vulnerable economía española.

Conseguir beneficios en el IBEX 35, un mercado que desde su creación en 1992 ha sido eminentemente horizontal (sin tendencias alcistas a largo plazo), es una tarea difícil para el inversor principiante o medio.

Nasdaq 100 – Estimación de beneficios invirtiendo en las grandes tecnológicas

¿Y qué pasaría si en lugar de invertir en empresas españolas hubieras invertido en las grandes tecnológicas de EEUU?

Para hacer una estimación, vamos a fijarnos en el crecimiento del Nasdaq 100 (recuerda, el índice que incluye las 100 empresas tecnológicas más grandes de EEUU) durante el mismo periodo de 20 años (1999-2019).

En ese tiempo tiempo, el Nasdaq 100 creció un total de un 375,65%, con un CAGR (Crecimiento anual compuesto) del 8,11% (datos utilizados), sin contar los beneficios adicionales de los dividendos.

Histórico Nasdaq 100

Si hubieras reinvertido los dividendos tus beneficios hubieran podido llegar a multiplicarse por 2 en ese mismo periodo de tiempo. Hacer los cálculos exactos incluyendo la reinversión de los dividendos es una tarea compleja, pero a modo ilustrativo podemos ver cómo la reinversión de los dividendos hace que una inversión de $10.000 en el Nasdaq 100 hecha a principios de 2010 pase de dar un retorno de $32.498… A dar $49.135.

Una gran diferencia teniendo en cuenta que la ventana temporal es de sólo 10 años.

Reinversión de los dividendos en la inversión en bolsa
La línea superior (morada) muestra el resultado de haber reinvertido los dividendos; la línea roja muestra el rendimiento sin la reinversión de los dividendos. Fuente: Fidelity.com

¿A qué conclusión llegamos como inversores?

Aunque los rendimientos pasados no garantizan beneficios futuros, históricamente encontramos mercados que ofrecen rendimientos tremendamente superiores a otros. Estadísticamente hablando, tienes muchas más posibilidades de generar beneficios invirtiendo en las grandes empresas tecnológicas de EEUU en la bolsa americana que en empresas españolas comprendidas en el IBEX 35.

Ten en cuenta que ambos escenarios hemos considerado el crecimiento medio de 2 grandes mercados: El IBEX 35 y las grandes tecnológicas de EEUU. Hemos presupuesto que simplemente inviertes tu dinero repartiéndolo entre las empresas que conforman esos mercados, sin criterio alguno ni estudio previo de las empresas en las que inviertes.

Es probable que invirtiendo en bolsa con criterio y motivado por decisiones racionales consiguieras superar la rentabilidad que te hemos presentado en ambas estimaciones; sin embargo es importante que recuerdes que la elección del mercado bursátil en el que desees entrar condicionará enormemente tus resultados.

¿Entonces, dónde deberías invertir en bolsa?

Como no somos asesores financieros no nos pertoca decirte en qué mercados deberías invertir tu dinero. Sin embargo sí que podemos repasar contigo cuáles han sido los mercados bursátiles que han dado más beneficios en los últimos 10 años (2009-2019), para que tú mismo decidas en qué geografía/industria/sector quieres invertir tu dinero:

  • S&P 500 | 500 de las empresas más grandes de EEUU | Crecimiento últimos 10 años: +257,79%
  • Dow Jones Industrial Average | Sector industrial de EEUU | Crecimiento últimos 10 años: +225,33%
  • Nasdaq 100 | Grandes tecnológicas de EEUU | Crecimiento últimos 10 años: +620,11%
  • DAX 30 | 30 empresas más grandes de Alemania | Crecimiento últimos 10 años: +172,79%

En tu valoración de los mercados dónde quieres invertir también puedes incluir mercados asiáticos, latinoamericanos y/o economías emergentes. Sin embargo debes de saber que invertir como principiante en estos últimos es arriesgado por ser mercados con mayor inestabilidad y volatilidad.

Cómo ganar dinero invirtiendo en bolsa: Los secretos de los grandes inversores

Llegados a este punto del artículo ya deberías tener una cierta idea sobre qué mercados tienen más potencial de retorno y en cuáles quieres invertir –un gran paso fundamental que determinará el éxito de tu inversión en bolsa.

Lo que sigue son unos cuantos consejos fundamentales; estrategias primordiales utilizadas por los grandes inversores que, aunque sencillas, te permitirán aumentar notoriamente tus potenciales beneficios. Además, muchos de estos consejos no son sólo útiles para invertir en bolsa; como verás van mucho más allá.

a) Utiliza la “magia” del interés compuesto

Entre los inversores se cuenta una historia, cuya veracidad no está del todo muy clara: Se dice que cuando Albert Einstein aún vivía, un reportero le preguntó cuál era, a su criterio, la invención más grande de la humanidad.

Einstein respondió diciendo que la invención más grande de la humanidad era el interés compuesto, y añadió que era “la fuerza más poderosa del universo. El interés compuesto es la octava maravilla del mundo”.

¿Pero qué es exactamente el interés compuesto?

Veámoslo con un ejemplo práctico. Imagínate que inviertes 10.000€ en bolsa. Cada año consigues, de media, un 6% de beneficio debido a la revalorización de tus acciones más un 2% adicional en dividendos: En total sacas un 8% de rentabilidad a tu inversión cada año.

Ese 8% representa que cada año ganas 800€, beneficios con los que puedes hacer 2 cosas:

  1. Sacarlos y guardarlos bajo el colchón.
  2. Reinvertirlos en bolsa con el resto del capital.

Con el primer escenario, al cabo de 30 años mantendrás tu capital invertido (10.000€) y además, habrás ganado 800€ cada año durante 30 años (800€ x 30 = 24.000€), que tendrás guardados bajo el colchón. En total tendrás 34.000€.

En el segundo escenario, pasados 30 años, tendrás un total de 100.626,57€. Habrás multiplicado tu dinero por más de 10.

¿Cómo es posible que la diferencia sea tan notoria?

Debido al interés compuesto. Si reinviertes la rentabilidad de cada año, tus beneficios no aumentarán linealmente, sino exponencialmente.

Invertir en bolsa: Interés compuesto vs interés simple
En el gráfico podemos ver como, gracias al interés compuesto, los beneficios de invertir en bolsa aumentarían exponencialmente en el segundo escenario (línea azul); mientras lo harían linealmente en el primer escenario planteado (línea roja).

En el caso del interés compuesto, durante el segundo año ya no estarías invirtiendo 10.000€, sino que 10.800€. Así, tus beneficios del segundo año ya no serían 800€, sino que habrían aumentado hasta 864€ al aumentar el capital invertido. El tercer año, una vez más, tampoco estarías invirtiendo 10.000€, estarías invirtiendo 11.664€. Y así sucesivamente, consiguiendo un aumento cada vez mayor de tu dinero invertido. Puedes ver los cálculos a continuación:

Invertir en bolsa mediante el interés compuesto
(Haz click en la tabla para ampliar la imagen)
Entonces, ¿Cuál es la moraleja del interés compuesto aplicada a la inversión bursátil?

Muy sencillo: No retires beneficios de la inversión inicial cuando tus activos se revaloricen y reinvierte siempre los dividendos que ganes.

Puede parecer que la diferencia no es mucha de un año para otro, pero gracias a la “magia” del interés compuesto la diferencia acumulativa con el paso de los años es abismal.

b) Al invertir en bolsa, no pongas todos los huevos en la misma cesta: ¡Diversifica!

Diversificar es una estrategia esencial que da solidez y estabilidad a tus inversiones: Un portfolio vasto y variado te protege ante la volatilidad del ciertos mercados o geografías. La diversificación es un paracaídas que te puede proteger ante eventuales caídas de sectores o mercados bursátiles, amortiguando el golpe y dando a tus inversiones un crecimiento más previsible y constante.

Diversifica dentro de un mercado bursátil

Aunque hayas decidido que quieres invertir en el sector tecnológico de EEUU no inviertas en una sola empresa o en un grupo pequeño de ellas: Créate un portfolio variado con acciones de múltiples empresas: Google, Amazon, Microsoft, Paypal, Netflix, Apple, Facebook, Intel, Tesla, Adobe…

Diversifica dentro de varios mercados bursátiles e industrias

¿Por qué invertir sólo en empresas tecnológicas? Hoy en día existen sectores prometedores con una gran proyección de crecimiento, como puede ser el sector de la biotecnología, de las empresas renovables, del agua o la industria del gaming.

Diversifica geográficamente

Si bien es cierto que la mayoría de grandes empresas del mundo que empujan la economía mundial se encuentran en EEUU también encontramos a otras corporaciones con un gran potencial en otras geografías y bolsas del extranjero, como por ejemplo:

  • China: Alibaba, JD.com, Luckin Coffee, ZTO Express…
  • Alemania: Volkswagen, Adidas, BASF, Bayer…
  • Canada: Shopify, Canopy, National Bank of Canada, Royal Bank of Canada, etc.
  • Australia: Collins Foods, Commonwealth Bank, CSL Limited…

c) No inviertas todo el capital de golpe: Crea múltiples puntos de entrada

Cuando inviertes en bolsa, determinar el punto idóneo de entrada en la compra de un activo es una tarea imposible. Asume que nunca nunca acertarás al 100% con el mejor momento de compra y, que cuando lo hagas, será fruto de la casualidad.

Por ejemplo, imagina que quieres invertir en bolsa comprando acciones de Amazon aprovechando que sus acciones han caído un -14,3% por la actual crisis causada por el Covid-19 (a fecha de redacción de este artículo).

Invertir en bolsa - Cotizaciones Amazon
El gráfico nos muestra la cotización de Amazon y su reciente caída debido a la crisis causa por el Covid-19.

¿Deberías comprar ahora que su cotización ha caído un -14,3% o esperar a ver si cae más? ¿Y si mañana mismo empieza a subir de precio y pierdes la oportunidad de comprar a este precio? ¿Y si en unos días su precio baja aún más y, temporalmente, tu inversión se devalúa?

No te obsesiones en encontrar el punto perfecto de entrada: Las dudas te paralizarán.

En lugar de eso, crea múltiples puntos de compra. Si quieres invertir un total de 900€ en acciones de Amazon, distribuye tu presupuesto en 3 compras distintas.

Hoy compra 300€, y espérate a ver qué ocurre en los próximos días. Cuando haya otra caída en el precio de las acciones de Amazon (que muy probablemente la habrá), compra otros 300€. Y cuando veas que hay otra caída o que el mercado parece que empieza a recuperarse de nuevo, haz tu última entrada de 300€.

Diversificando tus puntos de entrada te aseguras de que, estadísticamente, tu precio de compra medio será mucho más idóneo (léase bajo, oportunista) que haciendo una única entrada con todo el capital.

d) La psicología de los mercados: La mente fría y el carácter impasible siempre ganan a las emociones cuando se invierte en bolsa

Algunos brókers ofrecen a los inversores principiantes cuentas “virtuales” cargadas con dinero ficticio para que puedan practicar, empezar a invertir en bolsa y probar sus estrategias antes de invertir su dinero.

En muchas ocasiones estos inversores principiantes consiguen resultados muy buenos y sostenidos en el tiempo con sus cuentas virtuales; pero en cuanto se pasan a cuentas reales e invierten dinero de verdad tienen grandes pérdidas.

¿A qué se debe esta paradoja?

Cuando estos inversores principiantes invierten en bolsa de manera “virtual”, al saber que no están tocando su dinero, se mantienen calmados, toman decisiones racionales y mantienen la cabeza fría.

Pero cuando empiezan a invertir su propio dinero… Las emociones y los sentimientos les juegan malas pasadas. Compran acciones motivados por la codicia y venden con el primer atisbo de miedo.

Invertir en bolsa como Warren Buffett
Warren Buffett es considerado unánimemente como uno de los mejores inversores de toda la historia.

Se han escrito libros enteros sobre la psicología de los mercados y sobre el carácter que debe tener el inversor. Sin embargo, si te tuviéramos que dar un solo consejo, un único mandamiento que rigiera tus inversiones en bolsa y que prácticamente puede garantizarte el éxito, nos limitaríamos a citar al gran inversor Warren Buffett:

“Hay que ser codicioso cuando los demás son miedosos; y miedoso cuando los demás tienen los ojos inyectados de codicia”

Warren Buffett

O en otras palabras: Cuando los mercados están eufóricos, cuando acumulamos largos periodos alcistas, cuando el inversor minorista y particular se lanza, codicioso, a invertir en el último activo de moda, cuando las noticias hablan constantemente de una industria o de una “oportunidad” de inversión… Es momento de vender.

No tengas miedo a abandonar la fiesta “antes de tiempo”. Así te ahorrarás la caída. Los mercados son cíclicos y la historia está condenada a repetirse.

Y por contra: Cuando los mercados están bañados de miedo, cuando la “sangre” corre por las calles, cuando las cotizaciones están hundidas a mínimos históricos o cíclicos, cuando (casi) nadie se plantea compra… Ese es el momento de abrir tus posiciones.

Compra cuando todos quieran vender y vende cuando todos quieran comprar.

e) En la bolsa sólo pierdes cuando cierras tu posición

¿Sabes por qué se dice que sólo debes invertir en bolsa dinero que no necesites?

Porque tarde o temprano llegará el día en que abras una posición y acto seguido el valor de los activos caerá. Si decides vender –motivado por el miedo o la necesidad de dinero– estarás asumiendo las pérdidas y haciéndolas “reales”.

Si por contra, se trata de dinero que no necesitas y eres capaz de mantener la calma, te podrás permitir esperar a que el activo se recupere –cosa que estadísticamente es altamente probable que ocurra si operas en un mercado alcista, como puede ser el Nasdaq, el S&P 500 o el DAX 30.

Recuerda: Sólo pierdes si decides vender.

Aunque parezca obvio, tu objetivo como inversor bursátil es extremadamente sencillo: Comprar barato y vender caro. Repite este mantra y cúmplelo, cueste lo que cueste.

f) Mantén siempre la liquidez: El truco de los grandes inversores

A finales del 2019 el gran inversor Warren Buffett tenía en cash $128 billones, según informaba la CNBC. La comunidad de inversores se preguntaba en aquel momento: ¿Por qué Buffett quiere disponer de tanta liquidez? ¿Por qué desperdicia tanto dinero teniéndolo parado, pudiendo invertirlo?

A principios de 2020 la crisis del Covid-19 atacó los mercados desarrollados, creando una drástica caída de las bolsas mundiales (que a fecha de redacción de este artículo sigue su curso) y poniendo a disposición de los inversores acciones de grandes empresas a precio de ganga.

Esos mismo inversores que se preguntaban por qué Buffett acumulaba tanto dinero liquido ahora se lamentan: “Ojalá tuviera liquidez ahora mismo para poder comprar esas acciones tan rebajadas…”.

La moraleja de esta anécdota es que siempre tienes que mantener una parte de tu portfolio en cash. Nunca sabes qué pasará el día de mañana ni las oportunidades de inversión que el destino te brindará; así que mantener una parte de tus activos en dinero en efectivo siempre es una sabia decisión.

3.

Abre una cuenta con un bróker regulado por la CNMV

Si has llegado hasta esta parte del artículo, felicidades.

Ahora mismo te encuentras más capacitado y preparado para invertir en bolsa que una gran mayoría de inversores que operan sin estrategia ni garantía alguna.

Has completado la parte más teórica: Lo que queda por delante es pasar a la acción.

En primer lugar necesitas escoger con que bróker vas a invertir en bolsa. Elegir un bróker regulado tanto a nivel estatal como internacional es una parte crucial del proceso: Al fin y al cabo le vas a confiar tu dinero.

Otro factor a tener en cuenta son las comisiones de tu futuro bróker. Aunque puede parecer un aspecto de poca importancia, a estas alturas ya sabes que –por efecto del interés compuesto– 100€ ahorrados en comisiones se pueden convertir fácilmente en 1.000€ a unos cuantos años vista.

De los 2 brókers que te recomendamos a continuación para invertir en bolsa, el primero tiene un 0% de comisiones en la compra y venta de acciones; el segundo tiene unas de las comisiones más bajas del sector. Ambos están registrados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y regulados por instituciones financieras internacionales.

eToro (www.etoro.com) | Comisiones del 0% al invertir en bolsa

Invertir en bolsa en eToro

Legal & risk warning: eToro is a multi-asset platform which offers CFD and non CFD products. 71% of retail investor accounts lose money when trading CFDs with this provider. You should consider whether you can afford to take the high risk of losing your money.

eToro es una popular plataforma de inversión utilizada por más de 10 millones de usuarios de todo el mundo, con sede en Londres y autorizada por el CySEC y la FCA. En España, eToro está registrado en la CNMV con número de registro 3519 (aquí su registro).

Cuando se trata de invertir en bolsa, eToro nos ofrece una gran ventaja: No cobra comisiones de ningún tipo (0%) en la compra, venta o custodia de acciones.

Además, su plataforma está en español y, por lo intuitiva que es y la simplicidad de su funcionamiento, eToro está especialmente indicado para aquellos que se inician en el mundo de la inversión en bolsa. Otro punto importante a favor de eToro es que permite añadir fondos a tu cuenta mediante tarjeta de crédito, Paypal o transferencia bancaria (entre otros).

eToro nos da acceso a acciones de 17 bolsas mundiales distintas, incluyendo la de Madrid, Amsterdam, Bruselas, Hong Kong, Londres, Milan, Nueva York, París, Arabia Saudí…

Te puedes abrir una cuenta online completamente gratis y en poco más de 5 minutos. En cuanto tengas tu cuenta creada, eToro te pedirá que la verifiques con tu DNI: Al tratarse de un bróker regulado tienen la obligación de identificar a todos los inversores.

> Abre tu cuenta gratis en eToro.com <

E invierte en bolsa con 0% de comisiones y la seguridad de un bróker regulado. 

 

Legal & risk warning: eToro is a multi-asset platform which offers CFD and non CFD products. 71% of retail investor accounts lose money when trading CFDs with this provider. You should consider whether you can afford to take the high risk of losing your money. This content is intended for information and educational purposes only and should not be considered investment advice or investment recommendation. Indicative prices for illustration purposes. Past performance is not an indication of future results. Trading history presented is less than 5 complete years and may not suffice as basis for investment decision. eToro USA LLC does not offer CFDs and makes no representation and assumes no liability as to the accuracy or completeness of the content of this publication, which has been prepared by our partner utilizing publicly available non-entity specific information about eToro. 

 

DEGIRO (www.degiro.es) | Un bróker profesional con comisiones increíblemente bajas

Invertir en bolsa con DEGIRO
DEGIRO es una reconocida plataforma de inversión europea auditada y regulada por la CNMV, con número de registro 3360 y ganadora de más de 65 premios internacionales.

En los últimos años DEGIRO ha experimentado un gran crecimiento tanto en su popularidad como en su número de usuarios por ofrecer unas comisiones excepcionalmente bajas. DEGIRO nos aporta un ahorro medio en comisiones que oscila entre el 68% y el 98% respecto a muchos de sus competidores.

Cabe decir que se trata de un bróker más avanzado y complejo que eToro, por lo que los inversores principiantes pueden sentirse abrumados por la cantidad de información y la relativa dificultad operativa de DEGIRO. Además, este bróker sólo permite depositar fondos mediante transferencia bancaria.

A cambio, DEGIRO ofrece acceso a 30 bolsas mundiales distintas, además de poner a nuestra disposición otros productos financieros más complejos como bonos, fondos de inversión, ETF’s o futuros.

Con DEGIRO también te puedes abrir una cuenta online en cuestión de minutos y, como en el caso anterior, tendrás que verificar tu cuenta con tu DNI por motivos puramente legales:

> Crea una cuenta gratis en degiro.es <

Y benefíciate de una plataforma de inversión profesional con unas comisiones inusualmente bajas.

Legal & risk warning: This content is intended for information and educational purposes only and should not be considered investment advice or investment recommendation. Investing in shares, ETFs, bonds, futures, options and in any other financial product may be profitable, but it's not exempt of risks. You can lose (a part of) your deposit. We advise you to only invest in financial products which match your knowledge and experience.

4.

Compra las acciones y aplica tu estrategia de inversión en bolsa

A estas alturas ya deberías tener tu cuenta con uno de los 2 brókers anteriores abiertas, así como haber determinado en qué mercados quieres entrar y tener una una hipotética primera selección de las empresas que quieres que compongan tu portfolio.

También deberías de tener establecido el capital total con el que vas a invertir en bolsa, así como saber en cuántas entradas distintas lo vas a repartir.

Te queda un último paso: Comprar tus primeras acciones.

En función de si has decidido operar con eToro o DEGIRO los pasos son ligeramente distintos, así que te hemos preparado 2 breves guías para cada uno de los brókers. Recuerda que para comprar las acciones primero tienes que haber depositado fondos suficientes en tu bróker.

ETORO

  1. Una vez dentro de tu cuenta, haz click en “Instrumentos” en el menú izquierdo:
  2. Dentro de “Instrumentos”, puedes hacer click en “Acciones” (en el menú superior) para navegar por su catálogo de empresas disponibles o buscar directamente en la barra de búsqueda superior el activo que quieres comprar.
  3. Haz click en la empresa en la cual quieres invertir. Cuando estés dentro de su ficha, haz click en el botón “Invertir”. Se te abrirá el siguiente cuadro de diálogo: Invertir en bolsa en eToro
  4. Introduce la cantidad total que quieres invertir en “Importe”. (Ten en cuenta que puedes comprar fracciones de acciones, puedes invertir cantidades pequeñas). Si lo deseas, establece los siguientes parámetros:
    • Stop loss: Mediante esta orden puedes pedirle a eToro que venda automáticamente tus activos si éstos pierden más de una cierta cantidad de su valor.
    • Take profit: Con el take profit puedes programar tu orden para que eToro venda automáticamente si sube mucho de precio y alcanza un cierto precio objetivo, para asegurar así tus beneficios.
    • Apalancamiento: Mediante el apalancamiento puedes invertir más dinero del que tienes, pero sólo mientras las pérdidas puedan ser cubiertas con el dinero que realmente inviertes. Cuando inviertes con apalancamiento no estás comprando acciones reales, sino un producto financiero derivado llamado CFD que conlleva mayores riesgos y no es recomendable para inversores principiantes.
  5. Haz click en “Ejecutar Operación”. Acabas de invertir en bolsa con un 0% de comisiones.

DEGIRO

  1. Entra en tu cuenta y dirígete a la pantalla principal. En la esquina superior izquierda, introduce en la barra de búsqueda el nombre del activo que quieras comprar.
  2. De entre los resultados obtenidos, haz click en la empresa en la que deseas invertir. Fíjate puedes obtener múltiples resultados para una única empresa si ésta cotiza en varias bolsas o está disponible en más de una divisa. Haz click en uno de los resultados.
  3. Dentro de la página de la ficha de la empresa, haz click en el botón “Compra”. Te aparecerá el siguiente menú: Invertir en bolsa en DEGIROEn esta pantalla tendrás que ajustar unos cuantos parámetros para poder completar tu orden:
    • “Orden limitada”: Se recomienda utilizar “orden limitada”. Gracias a este parámetro establecemos el precio máximo por acción que estamos dispuestos a pagar. En el campo “Límite” tenemos que establecer el precio máximo por acción que estamos dispuestos a pagar.
    • En el campo “Número”, debemos establecer el número de acciones que deseamos comprar. Nótese que podemos establecer un número decimal como, por ejemplo, 0,01 acción. El campo “Cantidad (€)” se actualizará automáticamente con el precio total de nuestra orden.
    • En “Orden del día” dejamos ese parámetro sin tocar, para hacer así que nuestras acciones se compran cuanto antes sea posible.
  4. Hacemos click en “Cursar orden”. En cuanto la orden se haya completado, habrás comprado tus acciones y serás el propietario de una pequeña parte de una gran empresa.
EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here