(Tiempo de lectura: 2 min)

Inditex le abonará un bono extra del 2019 a sus trabajadores una vez haya pasado un mes de la apertura generalizada de tiendas, las cuales se encuentran cerradas hasta nuevo aviso para evitar la propagación del virus COVID-19.

Las fábricas y logística recibirán 540 euros, dividido en dos pagos de 270 euros. Por otro lado, en el caso de las tiendas, el importe será calculado con base en los objetivos de venta de cada sucursal, de acuerdo con información del sindicado Comisiones Obreras (CC.OO).

El bono extra será integrado a los sueldos fijos y a la retribución variable. Los empleados podrán cobrarlo independientemente del tiempo de su jornada o puesto de trabajo. El único requisito que se exige para percibir el bono es tener una antigüedad de mínimo dos años, tomando como referencia el 31 de marzo de este año.

La Industria de Diseño Textil, Sociedad Anónima (Inditex, S.A), es un grupo multinacional español de fabricación y distribución textil. Tiene su sede central en el Polígono Industrial de Sabón, en Arteijo, La Coruña, España.

El gigante de la moda está compuesto por ocho marcas con gran reconocimiento a nivel mundial: Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe. Por los momentos, 16.000 tiendas de Inditex permanecen cerradas en España.

Las medidas previas al bono

El pasado 16 de abril, Inditex decidió no presentar el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en este mes de abril. Esta es una medida de flexibilización laboral que habilita a la empresa para reducir o suspender los contratos de trabajo.

Debido a la pandemia de coronavirus, el ERTE ha ganado notoriedad. Las condiciones específicas para los ERTE aprobados durante la crisis del COVID-19 están recogidas en el Real Decreto-Ley 8/2020, de 17 de marzo.

Sin embargo, la industria textil en un primer momento adelantaó su intención de recurrir a esta medida si el estado de alarma por la emergencia sanitaria se extendía más allá del 15 de abril.

Inditex seguirá pagando la retribución de toda su nómina en España, integrada por unos 50.000 empleados. Así lo informó el presidente de la sociedad, Pablo Isla.

A pesar de que los puntos de venta llevan un mes cerrados, el gigante de la moda sostendrá con sus propios recursos cada uno de estos pagos.

Según los cálculos que se extraen de las cuentas de las filiales españolas de Inditex durante el 2018, esta medida implica el pago de 150 y 200 millones de euros entre abril y marzo a su plantilla.

Los próximos pasos de Inditex

Para dar salida al stock de las tiendas cerradas, el gigante textil implementó un plan de ventas en línea.

Un aproximado de 800 empleados conforman el equipo responsable de tiendas y ya han acudido voluntariamente a un total de 290 tiendas,  entre dos y cuatro por establecimiento.

De esta forma, recuperan y ponen a la venta por internet prendas que quedaron en el inventario tras el cierre del comercio no esencial el pasado 14 de marzo, decretado por el Gobierno.

La presentación de resultados Inditex arrojó que aprovisionará 287 millones de euros para hacer frente al impacto del cierre de tiendas y la caída de ventas. Sin tomar en cuenta esta partida, el beneficio neto del grupo de Amancio Ortega habría aumentado un 12%, hasta alcanzar los 3.855 millones de euros.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here