(Tiempo de lectura: 3 min)

Durante el segundo trimestre de 2020, cuando Europa y los Estados Unidos estuvieron más afectados por el impacto de la pandemia de coronavirus, una marca china aprovechó que su mejor performance de ventas de teléfono está en Asia y pasó a liderar el mercado global.

Estamos hablando de Huawei, que por primera vez en la historia de la venta de móviles superó a la coreana Samsung.

De acuerdo con datos de Canalys, Huawei vendió más teléfonos inteligentes en todo el mundo que cualquier otro proveedor.

De esta forma, por primera vez en nueve años, una compañía distinta de Samsung o Apple lidera el mercado.

Huawei vendió 55,8 millones de dispositivos, que si bien representan una caída en las ventas del 5 por ciento respecto del mismo trimestre de 2019, lo deja como líder.

Samsung vendió 53,7 millones de teléfonos inteligentes, según las mediciones de Canalys, y quedó en el segundo lugar. Se trata de un retroceso del 30 por ciento frente al segundo trimestre del año anterior.

Fuente: Canalys

Todo esto, en el complejo escenario que supone la “guerra comercial” que enfrenta a los Estados Unidos y China, y en el que Huawei se encuentra ante el problema de no poder comercializar sus aparatos en el país que gobierna Donald Trump.

Incluso también esta situación sofoca sus posibilidades de venta fuera de China.

Huawei es muy fuerte en China (sólo allí)

De hecho, las exportaciones de móviles a otros países cayeron un 27 por ciento en el segundo trimestre, aunque buena parte de esto no tiene relación con las restricciones de Estados Unidos, sino con las limitaciones en el comercio internacional derivadas de la pandemia de Covid-19.

Para compensar su caída en el exterior, Huawei creció formidablemente en China, donde domina largamente el mercado. Allí, sus ventas aumentaron un 8 por ciento en el segundo trimestre, y ya vende allí el 70 por ciento de los teléfonos inteligentes que fabrica.

Tener su mayor mercado en China favoreció a Huawei porque ese país ha emergido más fuerte de la pandemia que otros, con la reapertura de fábricas, el desarrollo económico y controles estrictos ante posibles nuevos brotes.

No durará para siempre

En el análisis de Canalys, el analista Ben Stanton dice que se trata de un “resultado notable” que no se había predecido y que “no habría sucedido si no hubiera ocurrido lo del Covid-19”.

Según Stanton, uno de los firmantes del análisis, Huawei “ha aprovechado al máximo la recuperación económica china para reactivar su negocio de teléfonos inteligentes”.

Por el contrario, Samsung tiene una presencia muy limitada en China, con menos del uno por ciento de participación de mercado.

Además, otro gran problema: sus mercados principales son Brasil, India, Estados Unidos y Europa, todos devastados por brotes y confinamientos.

De acuerdo con el reporte de Canalys, será muy difícil para Huawei mantener el liderazgo a largo plazo una vez que las regiones clave para Samsung se recuperen de la pandemia y que siga la desconfianza mundial respecto de las posibilidades de que Beijing pudiera utilizar esa tecnología para hacer espionaje.

Para la consultora especialista en el mercado de móviles, la fortaleza en China por sí sola no será suficiente para mantener a Huawei en la cima una vez que la economía mundial comience a recuperarse.

La “guerra” con Huawei es mucho más complicada de lo que parece y tiene a Trump y al líder chino Xi Jinping en el centro.

Estados Unidos sostiene que los productos de Huawei, especialmente los teléfonos inteligentes y los equipos de redes 5G, representan un grave riesgo de seguridad. Bajo ese argumento, Trump está convenciendo al resto de los países a “banear” a Huawei de sus redes de infraestructura de internet de alta velocidad. Vean el caso de Reino Unido, por ejemplo.

Samsung no se rinde

Aunque quedó en el segundo lugar, las ganancias de Samsung fueron excelentes en el segundo trimestre de 2020.

Más aún si se tiene en cuenta el entorno “pandémico”.

Sus ganancias se dispararon debido a la gran demanda de chips de memoria, electrodomésticos y pantallas de TV.

Las ganancias netas para el segundo trimestre fueron de 5,55 billones de wones (unos 4 mil millones de euros), un aumento del 13,8 por ciento en el trimestre y del 7,2 por ciento interanual.

El confinamiento mundial hizo que dos de sus mayores segmentos de negocio, como los semiconductores y la venta de chips de memoria, crecieran exponencialmente a partir de la expansión del home office que derivó en la demanda masiva de, entre otras cosas, actualizar el almacenamiento digital.

También se vendieron más electrodomésticos y televisores.

En el negocio de los móviles, Samsung presentará este año nuevos modelos de su teléfono inteligente emblemático, el Galaxy Note, y otra versión de un teléfono plegable.

También busca fortalecer su presencia en los modelos de nivel medio, para lograr contrarrestar la potencia de Huawei en ese segmento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here