(Tiempo de lectura: 3 min)

Los bancos y entidades financieras de todo el mundo, y muy especialmente aquellos que tienen el núcleo de sus negocios en Europa, están muy complicados por las secuelas que está dejando la pandemia de coronavirus en la región.

El paro es uno de los más graves problemas, básicamente porque cientos de miles de consumidores que se quedaron sin empleo priorizan gastar el poco dinero que reciben en alimentos y otras rogaciones esenciales y, en numerosos casos, dejaron de pagar los créditos o no toman nuevos.

Uno de ellos es el HSBC, que este lunes dio a conocer su reporte contable del segundo trimestre de 2020 y las novedades no son nada alentadoras. En lo absoluto.

El banco dijo que que sus ganancias se desplomaron, entre otras cosas, por la multiplicación de préstamos incobrables vinculados al avance del coronavirus: en total podrían alcanzar los 10,8 mil millones de euros.

En paralelo, y como consecuencia de esta misma situación, el CEO del HSBC, Noel Quinn, adelantó que la entidad “acelerará” (lo dijo en esos mismos términos) un plan de reestructuración que incluye eliminar 35.000 empleos en todo el mundo.

El HSBC, el banco más grande de Europa, informó una caída del 65 por ciento en sus ganancias antes de impuestos: consiguió 3,7 mil millones de euros en la primera mitad del año, una situación mucho más grave de la esperada por los analistas. Eso hizo que cayeran sus acciones.

Además, el banco dijo que espera que la cantidad de los préstamos no devueltos aumente más en la segunda mitad de 2020, más allá de lo que pase con la expansión (o no) del brote de Covid-19.

Es decir, con o sin segunda ola, el HSBC tiene un horizonte oscuro.

Entre los préstamos que se han etiquetado como “incobrables” figuran créditos para vacaciones, por gastos de tarjetas de crédito y por hipotecas. En total, suman más de 23 mil millones de euros.

Bajo interés

Los padecimientos del sistema bancario en general y del HSBC en particular no terminan allí: la pandemia también golpeó las finanzas de los bancos por las bajísimas tasas de interés, que le resta margen de ganancias.

Mientras menor es la tasa de interés, menos obtiene el banco en los préstamos que otorga.

El recorte de empleo planeado por el banco con sede en el Reino Unido es de 35 mil personas sobre un total de casi 240 mil que tiene en todo el mundo. 

Pero el HSBC es noticia desde antes de la pandemia por sus problemas estructurales. Entre otras versiones, se habló de la posibilidad de reducir o vender sus operaciones de banca minorista en los Estados Unidos, lo que podría implicar una reducción de su red de sucursales en ese país en un 30 por ciento. Allí tiene más de 220 puntos de contacto con los clientes.

Por otra parte, la disputa entre Hong Kong y China también es un dolor de cabeza para la entidad desde mucho antes del brote de Covid-19.

Es que si bien el HSBC tiene su sede en Londres, más de la mitad de sus ganancias provienen del centro financiero asiático de Hong Kong.

Coronavirus UK

Las tensiones políticas entre ambos distritos, con la injerencia también de los Estados Unidos, complicó también su estabilidad.

Las tensiones entre Beijing y Washington han creado inevitablemente un escenario de situaciones problemáticas para el HSBC. Más aún cuando ha sido una entidad que siempre ha tratado de mantener un bajo perfil en los medios, y poco acostumbrado a la exposición de estos tiempos.

Los analistas dicen que el HSBC está “atrapado entre China y Occidente”.

Un dato interesante para entender la realidad del banco con sede en Londres es lo que Quinn dijo el año pasado, cuando asumió interinamente a cargo de la entidad. 

En una comunicación a los inversionistas, advirtió que el desempeño en los países europeos era “muy lento” y que en el país de Trump sus ganancias eran “nada aceptable”. Todo eso antes de la pandemia. 

Como el HSBC, también Wells Fargo

El banco inglés no es el único en problemas, Wells Fargo, del otro lado del Atlántico, también tiene dificultades.

De hecho, es uno de los mayores “perdedores” de la pandemia, con una merma del 50 por ciento en sus ingresos.

Wells Fargo también anunció recortes de puestos de trabajo y un plan de reestructuración para hacer frente a la grave situación.

 

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here