(Tiempo de lectura: 2 min)

Los hoteles madrileños dejaron de percibir 2.000 millones de euros por la pandemia de COVID-19, según informó la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM). Dicha cifra representa un descenso en la facturación del 85%, un duro golpe para el sector turístico y hotelero. 

Debido a la proclamación del estado de alarma y el confinamiento que inició en marzo para frenar el avance del virus, todos los hoteles cerraron. Desde ese momento, buena parte del sector hotelero no ha retomado por completo sus actividades. En total, el 70% del alojamiento turístico permanece inactivo.

Igualmente, las reservas cayeron y las ofertas de los hoteles en Madrid llegan apenas al 45%. Asimismo, la media de ocupación de los establecimientos que siguen abiertos en la capital está por el 20%. No obstante, la mayoría de los hoteles que en algún momento pudieron abrir sus puertas tuvieron que cerrar nuevamente por el descenso abrupto de la demanda. 

A juicio de la AEHM, el panorama es realmente preocupante y dramático, pues los hoteles madrileños representan el 7% del PIB de la comunidad. Además, los 185.000 empleos directos e indirectos que genera el sector peligran si continúan las restricciones. 

Trabajadores de hoteles madrileños exigen soluciones

Buena parte de los trabajadores del sector hotelero en Madrid están en situación de ERTE. Si el Gobierno no toma medidas efectivas pronto, entonces muchas empresas quebrarán y se perderán miles de puestos de empleo, según advirtió la AEHM. 

Por dicho motivo, los trabajadores de los hoteles madrileños exigieron extender los ERTE durante todo el año 2021 y no hasta el 31 de mayo, como anunció el Gobierno. Además, pidieron que se exonerara totalmente la Seguridad Social, bajo el argumento de que no puede haber más gastos si no perciben ingresos.

“Hemos adoptado todas las medidas para proteger el futuro de las empresas hoteleras, de sus profesionales y clientes. Buscamos transmitir confianza a los visitantes, para que puedan disfrutar de estancias seguras, priorizando la salud por encima de todo”, aseguraron.

La AEHM señala que recuperar la confianza y proteger el futuro, tanto de profesionales y hoteles, es una prioridad. Es por ello que el Gobierno debe comprometerse con el sector y ofrecer alternativas para ayudar a su recuperación y pronta reapertura.

La crisis del sector hotelero en España

El sector hotelero español culminó el 2020 con 85.000 bares y restaurantes menos y una caída en la facturación de 70.000 millones de euros, el 50% de sus ventas. Debido a la pandemia de COVID-19, los hoteles y demás negocios turísticos atraviesan su peor momento histórico. 

360.000 empleados del sector están amparados por un ERTE, pero 300.000 personas han perdido sus trabajos de forma definitiva. Por las nuevas restricciones y los cierres de establecimientos en las comunidades autónomas, las empresas del sector están sumamente debilitadas. Aunque no han tocado fondo, se desconoce si serán capaces de hacerle frente a la tercera ola. 

“Sentimos que se ha focalizado en la hostelería de forma injusta. Las Administraciones no han hecho lo que tenían que haber hecho. Somos un chivo expiatorio y ejemplificador de lo que no se ha hecho con otros sectores”, expresó el secretario general de Hostelería de España, Emilio Gallego.

Asimismo, exigió ayudas directas que permitan a las empresas sobrevivir y tan pronto como sea posible. Al principio, la principal preocupación del sector era reducir costos y financiar los ERTE. Ahora, al retomar sus actividades, necesitarán reactivar la demanda de alguna forma y para ello requieren del apoyo del Gobierno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here