(Tiempo de lectura: 2 min)

Se trata de un macroproyecto europeo que incluye a España y está en plena fase de pruebas piloto con la incorporación de alrededor de un centenar de hogares distribuidos en cuatro países. Los consumidores serán recompensados con criptomonedas de “oxígeno” las cuales tendrán un valor de cambio, como cualquier otra moneda, ya que servirán para comprar en tiendas físicas y en internet.

Los hogares que tengan un mayor nivel de ahorro energético gracias a sus nuevos hábitos de consumo, serán los que mayor cantidad de criptomonedas acumulen.

El proyecto forma parte del programa Beneffice, que promueve la eficiencia energética para reducir el desperdicio de energía y premiar al usuario eficiente. Está basado en un monitoreo de los ahorros de energía, a través de sistemas de inteligencia artificial y la utilización de macrodatos.

Beneffice está inscrito además en el macro programa Horizon 2020 de Investigación e Innovación, que busca crear una sociedad “más verde”. Para ello cuenta con un presupuesto de € 2,7 millones (US$2,9 millones) y cerca del 70% de estos recursos son aportados por la Comisión Europea.

Algunas pautas de uso eficiente de los electrodomésticos, son claves para reducir el consumo energético. Ya sea al momento de lavar la ropa, cocinar o planchar, siempre se pueden hacer pequeños ahorros de energía que a la larga resultarán beneficiosos y menos costosos en la factura del servicio eléctrico.

Por ejemplo, no es lo mismo cocinar por la noche, cuando el costo de la electricidad es menor, que hacerlo durante el día, o planchar una sola vez por semana, en lugar de hacerlo varias veces. Así como tampoco es buena idea mantener equipos de refrigeración con alto consumo de energía, cuando podría comprar uno más eficiente.

A mayor energía ahorrada, más criptomonedas se obtienen

Representantes de Euro Funding, una consultora española que está promoviendo este proyecto, dijeron que “cuanto más energía se ahorra, más criptomonedas de oxígeno se obtienen”.

La firma está impulsando el uso de la criptomoneda llamada €O2 (representada con el símbolo del euro y la estructura molecular del oxígeno). En el proyecto  están involucras las compañías eléctricas pertenecientes al sector “fintech”, al igual que centros de ingeniería informática de varias universidades y grandes empresas comerciales.

El responsable técnico del área de proyectos de Euro Funding, explicó que esperan que el proyecto que se inició a principios de 2018, pueda ser implementado a mediados de 2021. Actualmente, se encuentra en la fase final de las pruebas piloto en diversos hogares seleccionados.

España tiene 12 hogares de prueba

Los hogares seleccionados en España son un total de 12, distribuidos entre Barcelona y Tarragona. Los demás están ubicados en Francia, Austria y Grecia. La muestra tomó en cuenta a las empresas involucradas en el proyecto y es representativa de una población heterogénea por zonas geográficas, comportamientos y costumbres.

A medida que el consumidor eficiente hace ahorros energéticos va acumulando la criptomoneda. El monto equivalente al ahorro de energía energético, puede ser transferido directamente a  las cuentas bancarias del usuario a través del teléfono móvil, indicó Rodrigo Sanz.

Una aplicación que estará disponible para los usuarios, proporcionará propuestas de ahorro para el hogar, incluyendo retos y consejos para gastar menos energía, mientras va contabilizando el porcentaje de reducción del consumo. De esta forma, genera un crédito acumulable en la criptomoneda que puede ser utilizado para comprar.

La iniciativa es liderada por European Dynamics Belgium SA, la empresa que aportará los dispositivos para controlar el consumo en los hogares. Así mismo las empresas Euro Funding, 450 SAS (Compte CO2), VERBUND Solutions GmbH, GECO Global, la Universidad Técnica Nacional de Atenas y Kafkas SA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here