(Tiempo de lectura: 2 min)

El Departamento de Justicia de Estados Unidos y once estados presentaron una demanda antimonopolio contra Alphabet, la compañía matriz de Google. El organismo acusó a la empresa de prácticas anticompetitivas en el mercado de búsquedas y de la publicidad en Internet. 

La demanda contra Google fue presentada en un tribunal de Washington D.C y busca al menos 5.000 millones de dólares para remediar los daños a la competencia. Es el caso de antimonopolio más grande de la generación, similar a la acusación presentada contra Microsoft en 1998 y el caso de 1974 contra AT&T.

“Actualmente, millones de estadounidenses dependen de Internet y las plataformas en línea para su vida diaria. La competencia en esta industria es de vital importancia. El desafío de hoy contra Google, el guardián de Internet, por violar las leyes antimonopolio es un caso monumental tanto para el Departamento de Justicia como para el pueblo estadounidense”, dijo William Barr, fiscal general de EE.UU.

El Departamento de Justicia afirma que Google controla casi el 90% de las búsquedas en internet en EE.UU. Además, acusa a la compañía de consolidar acuerdos con fabricantes de teléfonos inteligentes que usan su sistema operativo Android. De este modo, prohíben la preinstalación de los motores de búsqueda de sus rivales.

También el organismo gubernamental asegura que la empresa, para preservar su posición privilegiada, tiene contratos comerciales exclusivos y acuerdos que bloquean a sus competidores. Un ejemplo de ello es el pago a Apple, calculado en miles de millones de dólares, para que los iPhones tengan a Google como buscador predeterminado. 

Los fiscales generales de los estados de Arkansas, Florida, Georgia, Indiana, Kentucky, Louisiana, Mississippi, Missouri, Montana, Carolina del Sur y Texas se sumaron a la demanda. Todos ellos pertenecen al partido republicano. 

En cambio, los fiscales generales de Colorado, Iowa, Nebraska, Norte Carolina, Tennessee y Utah indicaron en un comunicado conjunto que continúan investigando a la compañía.

Los antecedentes de Google

La demanda llega un año después de que el Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comercio abrieran investigaciones antimonopolio contra Amazon.com Inc., Apple Inc., Facebook Inc. y Google. Al final, los CEO de los cuatro gigantes tecnológicos tuvieron que declarar ante el Congreso de los Estados Unidos para defender sus prácticas de negocio.

En aquel entonces, Sundar Pichai, CEO de Alphabet, argumentó que las personas optan por buscar información en Twitter, Whatsapp, Snapchat, entre otras. En cambio, para buscar productos en internet, recurren a Amazon, eBay o Walmart. A su juicio, esa es la razón por la que Google opera como lo hace.

“El panorama competitivo de hoy no se parece en nada a hace cinco años, y muchos menos a hace 21 cuando Google lanzó su primer producto, Google Search. La gente tiene más formas de buscar información que nunca”, resaltó.

Fuera del territorio norteamericano, Google ha recibido multas por las autoridades de Competencia de la Unión Europea. En marzo de 2009 recibió una reprimenda por abuso de posición dominante. El monto de la sanción fue de 8.250 millones de euros.

En junio de 2017, Bruselas impuso otra sanción sobre Google por 2.424 millones de euros, también por abuso de posición de parte del sistema de compra online de Alphabet. Igualmente, el año pasado recibió una multa de 1.490 millones de euros por imponer cláusulas restrictivas en contratos con sitios webs de terceros. Las mismas restringían los anuncios de la competencia.

Jeffrey Rosen, fiscal general adjunto del Departamento de Justicia, aseguró que la demanda representa un hito y no un punto final. El organismo continuará investigando el comportamiento de las plataformas en internet para detectar posibles abusos.

Sin embargo, la demanda presenta ciertas fallas. Los consumidores utilizan Google por voluntad propia y no porque se vean obligados a ello o no cuenten con las suficientes alternativas. Por los momentos, Google no ha dado declaraciones al respecto.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here