(Tiempo de lectura: 2 min)

Goldman Sachs tuvo un cuarto trimestre histórico luego de que su reporte financiero dijera que se superaron todas las previsiones de los analistas.

Los ingresos de Goldman Sachs crecieron un 17,8 por ciento respecto del año anterior gracias al auge de la entidad en las actividades relacionadas con el comercio de acciones y a que la banca de inversión logró sortear la pandemia de coronavirus.

De acuerdo con sus estados contables más recientes, Goldman Sachs ha obtenido 4.490 millones de dólares de ganancias en el tercer trimestre fiscal de 2020, lo que equivale a beneficios por acción de 12,10 dólares.

Las consultoras anticipaban que este número no superaría los 7,25 dólares.

Por otra parte, la banca de inversión con sede en los Estados Unidos y amplia presencia internacional, consiguió ingresos netos por 11.750 millones de dólares, un incremento del 17,8 por ciento. Un porcentaje fantástico por donde se lo mire.

Estos ingresos son muy superiores a los 10.110 millones que estimaba Wall Street.

La previsión de pérdida se situó en 293 millones de dólares, un monto inferior a los 335 millones que se había anticipado.

Un trimestre inolvidable para Goldman Sachs

De acuerdo con su informe contable trimestral, en el tercer periodo del año fiscal, el banco de inversión registró un récord de ingresos: 2.600 millones de dólares, algo más de un 26 por ciento más que en igual lapso del año previo.

La clave estuvo en la mayor actividad en suscripción y asesoría en finanzas.

A lo largo de todo el año fiscal, los ingresos netos de Goldman Sachs superaron los 44.550 millones de dólares. Se trata de los ingresos más elevados desde 2009.

En función de la información dada a conocer oficialmente por el gigante bancario estadounidense, los grandes resultados de Goldman se basan en los excelente números del JPMorgan Chase.

Respecto de los meses que vienen, el director ejecutivo de Goldman, David Solomon, habló de un año que traerá “estabilidad” y un “respiro de la pandemia”.

También mencionó que la compañía está “preparada para resolver cualquier escenario en la pospandemia” y que todo apuntará a “satisfacer las necesidades de los clientes”.

La notable fortaleza en el comercio de acciones fue importante para que el banco tuviera un gran resultado en el tercer trimestre.

En el apartado de los mercados globales, logró 4.250 millones de dólares, casi un 25 por ciento más que en el trimestre equivalente del año fiscal 2019.

Los ingresos relacionados con la operación de FICC, en tanto, se incrementaron en un 5,9 por ciento, hasta 1.889 millones de dólares.

Los ingresos netos en acciones crecieron un 39,9 por ciento en relación con el año previo, para anotar casi 2.4000 millones.

Segmentos de negocio

Por su parte, el segmento de negocio relacionado con la gestión de patrimonio anotó una suba de 16,8 por ciento, con un ingreso neto de 1.648 millones de dólares.

Los ingresos vinculados a la gestión patrimonial, en tanto, consolidaron en el tercer trimestre 1.309 millones de dólares, mientras que el ingreso en la banca de consumo del Goldman logró recaudar casi 350 millones, un 51,8 por ciento por arriba de lo obtenido en el mismo trimestre de 2019.

La clave estuvo en mayores saldos de depósitos y de préstamos en el negocio de las tarjetas crediticias.

En cuanto a potenciales pérdidas por tarjetas, en el último trimestre reservó 292,9 millones de dólares, un 12 por ciento por debajo del mismo lapso de 2019, aunque 4,8 por ciento arriba del segundo trimestre de 2020.

Si se hace el análisis técnico de las acciones de Goldman Sachs, lo concreto es que el escenario no puede ser más alentador.

Están en máximos históricos y subiendo como nunca antes. Hay que ver ahora si eso se sigue manteniendo o retroceden hasta una nueva zona de soporte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here