(Tiempo de lectura: 3 min)

Impulsado por tasas de interés más bajas, el oro aumentará otro 20 por ciento, para situarse en alrededor de 2.300 dólares la onza el año que viene.

Así lo dice el Goldman Sachs, elevando su último pronóstico de fines de junio.

El banco había proyectado que el metal tocaría los 2.000 dólares por onza en los próximos 12 meses, pero ahora corrige ese cálculo, que quedó desactualizado, y que por eso lo aumentó en un 15 por ciento.

Actualmente, la onza de oro cotiza por encima de los 1.900 dólares. Incluso el lunes 28 de julio alcanzó un máximo histórico.

Si la proyección del Goldman Sachs se concreta y el metal llega a los 2.300 dólares, sería un salto del 20 por ciento desde los niveles actuales.

Comprar oro mediante ETF
El oro siempre es un buen resguardo en las crisis para los inversores más convervadores.

En paralelo, los analistas del banco de inversiones también elevaron el pronóstico a 12 meses para la plata, que aseguran que aumentará un 35 por ciento para cotizarse por encima de los 30 dólares por onza.

Invertir en oro: inflación y deuda 

¿Por qué aumenta las previsiones y el deseo de invertir en oro? Según GS, por los nuevos temores sobre el futuro a largo plazo del dólar como la moneda de reserva clave del mundo y, muy especialmente, por las expectativas de tasas de interés persistentemente bajas en los próximos años.

ARTÍCULO RELACIONADO

Invertir en oro para protegerte de la recesión: ¿Deberías comprar oro de inmediato?

Cada vez más personas se lanzan a invertir en oro ante la actual situación financiera que esta azotando el mundo. De hecho estamos viendo...

Para el banco, el oro aún tiene “mucho por recorrer”, según consigna en su reporte, donde habla las tensiones geopolíticas “que no terminarán” de la noche a la mañana, aún cuando pase la crisis del coronavirus.

También habla de “elevada incertidumbre política y social en los Estados Unidos”, con una elección presidencial en el medio que aún no tiene un ganador definido.

Donald Trump presidente de Estados Unidos

Y un problema más: el miedo a una segunda ola de Covid-19 que no pueda ser contenida por las vacunas que están en desarrollo.

El Goldman Sachs dice que una de las razones más claras es que las tasas de interés reales en los Estados Unidos no mejorarán y que el oro seguirá siendo el mejor respaldo, el más seguro.

“Reiteramos una vez más nuestra recomendación sobre el oro y la plata, algo que estamos haciendo desde marzo de 2020: ahora lo estamos elevando a 2.300 y 30 dólares, respectivamente, desde los 2.000 y 22 dólares de las proyecciones previas”, dice el GS.

En la nota, fechada este martes 28 de julio, el Goldman Sachs dice que el “nivel récord de acumulación de deuda del gobierno de Estados Unidos” hace que haya preocupación respecto de la fortaleza del dólar como moneda de reserva.

De acuerdo con la nota de uno de los bancos de inversiones más prestigiosos, los estímulos estatales y las medidas tomadas por los gobiernos de todo el mundo para combatir la recesión económica causada por la pandemia de coronavirus conducirán a un aumento significativo de las deudas de todos los países desarrollados. Esto hará que la inflación aumente, lo que hará crecer los precios de los metales preciosos.

La gran inyección de dinero en las economías para estimular el consumo hará que haya una mayor probabilidad de que en algún momento, después de que la actividad se haya normalizado, eclosionen incentivos de todo tipo para que los bancos centrales y los gobiernos permitan que la inflación suba. De esta forma, los estados lograrán reducir la carga de sus deudas. Así describen en el Goldman Sachs la situación en los próximos meses.

Además, los analistas de distintas corrientes económicas vienen advirtiendo sobre el peligro de la proliferación de las monedas digitales y su adopción por los bancos centrales de los países más importantes. 

Temen que esto pueda socavar el valor del dinero “real” y, potencialmente, permitir que las monedas pierdan valor y, por consiguiente, se eleve el precio de la onza de oro.

La plata también sube

El lunes 27 de julio el oro alcanzó los 1.940 dólares por onza, su nivel histórico más alto.

El martes 28, casi como los eslabones de una cadena, fue el turno de la plata, que aumentó un 5,7 por ciento, hasta los 26 dólares por onza.

Para los analistas del banco alemán Commerzbank, los precios récord del oro se podrían estabilizar en los valores actuales porque la demanda física mermará durante algún tiempo, especialmente la que llega desde Asia, donde China, por ejemplo, reporta una caída de casi el 40 por ciento en el consumo del primer semestre de 2020.

Por lo tanto, mucho dependerá de si los inversores en occidente siguen dispuestos a comprar grandes cantidades de oro, incluso a los precios actuales.

Para el Goldman, por el contrario, puede ser el tiempo de los mercados emergentes.

Dice que hay efectivo dispuesto a intervenir cuando los precios se estabilicen y los compradores del mercado desarrollado se queden sin resto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here