(Tiempo de lectura: 3 min)

La aparición de una vacuna (o de varias vacunas) es, por ahora, la esperanza para terminar con este martirio del coronavirus.

Al menos 20 laboratorios y farmacéuticas del mundo están en distintas fases de desarrollo de un remedio para esta pandemia. Entre ellas, unas seis ya están muy avanzadas, lo que permite pensar que a fin de 2020 o a comienzos de 2021 podrían empezar a distribuirse.

Sin embargo, analizando la situación desde el frío punto de vista de los mercados de valores internacionales, hay que ser muy cuidadosos.

Eso es lo que dice el Goldman Sachs, que les advierte a los inversores que sean cuidadosos a la hora de tomar decisiones respecto de los destinos de su dinero.

Según el banco de inversiones, hay que considerar con “mucho cuidado el riesgo de una vacuna exitosa contra el coronavirus” porque esto podría “perturbar los mercados” al provocar una venta masiva de bonos y la rotación hacia acciones.

Habla de “posibilidades de convulsión” en relación con el surgimiento de una vacuna exitosa y de “temores” a que su eficacia sea sobrevalorada.

Vacuna y elecciones en la mayor potencia mundial

En una nota dada a conocer este miércoles, el Goldman también dice que el incremento de las probabilidades de una vacuna exitosa para fines de noviembre está siendo subestimado por los mercados de valores y que en los próximos meses es factible que las elecciones estadounidenses y la evolución del virus, en parte a medida que se vuelvan a abrir las escuelas, también sean impulsores clave de Wall Street.

Para el Goldman, si hay una vacuna a fines de 2020 y, a la vez, un cambio en la presidencia de los Estados Unidos (un triunfo de Joe Biden sobre Donald Trump), las acciones de los mercados emergentes podrían beneficiarse al disminuir los riesgos de una política comercial agresiva, pero con mayores temores fiscales.

En efecto, en el Goldman Sachs ven un aumento en el valor de las acciones de los mercados emergentes en el caso de que pierda Trump.

Aunque los analistas no ven un cambio de tendencia en el “lento desacoplamiento” entre los Estados Unidos y China, algo que entienden continuará independientemente de quién gane, lo concreto es que una administración de Biden probablemente usará diferentes tácticas, como una mayor cooperación con los aliados occidentales tradicionales (y Japón) y un uso menos agresivo de los aranceles (la llamada “guerra comercial”). 

Si bien los estrategas del banco sugieren que puede ser “demasiado temprano” para que los inversores se posicionen agresivamente en ese sentido, recomiendan comenzar a analizar la opción.

Respecto del dólar, el banco de inversiones ve todavía un sendero en baja de la divisa estadounidense.

Posibilidades: 40 por ciento

Retornando a la vacuna, los pronósticos que cita el Goldman hablan de una probabilidad de casi 40 por ciento de que una vacuna esté disponible para el primer trimestre de 2021 y de que al menos un producto será aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos.

Hay que destacar que el fuerte aumento en las probabilidades de la aparición de una vacuna exitosa es una razón clave por la que el mercado de valores ha logrado alcanzar nuevos máximos, incluso sin una mejora sanitaria significativa en la mayoría de los países donde la pandemia sigue presente.

El S&P 500 SPX, por ejemplo, subió 48 por ciento desde sus mínimos de marzo, y el Nasdaq, liderado por las tecnológicas, también creció notablemente.

Igualmente, el Goldman advierte que hay que tener cuidado con las matemáticas: también hay un 60 por ciento de posibilidades de que no haya una vacuna este año.

La carrera por la vacuna

Al mismo tiempo de que se comenzó a expandir el brote de Covid-19 por todo el mundo, empezó la competencia de los grandes laboratorios y farmacéuticas por hallar una vacuna.

Hay numerosos competidores en carrera, por ejemplo, la estadounidense Novavax publicó esta semana resultados de un estudio que demostrarían que su producto, que está en fase 2, es segura y exitosa porque genera anticuerpos neutralizantes que terminan con el virus.

Moderna, también de los Estados Unidos, ya avanzó a fase 3 (prueba en más de 20.000 personas) y se especula que podría tener todo listo en noviembre.

En Europa, la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca tienen una versión que dicen que es “segura e induce una respuesta inmune”. Está también en la etapa 3 de desarrollo.

Hay otra vacuna, en este caso de la farmacéutica Pfizer y la compañía alemana BioNTech, lo mismo que una desarrollada en China y una sexta en Rusia, todas con altas posibilidades de terminar con el virus.

La pregunta está abierta, la respuesta se conocerá en algunos meses. Con suerte.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here