(Tiempo de lectura: 2 min)

Las familias españolas que no habían aplicado para la moratoria hipotecaria ahora pueden hacerlo. El Gobierno ha aprobado este martes 7 de junio una prórroga que permitirá a las familias más afectadas por la crisis solicitar hasta finales de septiembre una moratoria de tres meses que les librará del pago de su hipoteca sin intereses. Así mismo serán temporalmente exonerados de un crédito de consumo.

Según el socialista Pablo Iglesias más de 200.000 personas se han beneficiado al día de hoy de esta medida impulsada por el Ejecutivo y aprobada en consenso entre las fuerzas políticas.

Desde la puesta en marcha el 17 de marzo, la iniciativa estadal evita a las familias con vulnerabilidad económica tener que pagar el grueso de la cuota hipotecaria durante al menos tres meses, según ha dicho Iglesias en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros el vicepresidente del Gobierno.

Al menos el 83 % de las solicitudes de esta moratoria hipotecaria se han aprobado, así como se ha concedido el 85% de las solicitudes de moratorias de consumo siguiendo los criterios fijados por el Gobierno (más de 364.000 solicitudes).

Con la prórroga aprobada por el Consejo de Ministros más familias podrán solicitar desde ahora y hasta el 29 de septiembre ser incluidas en la medida.

 

¿Quiénes son beneficiarios?

La moratoria hipotecaria ha sido diseñada tanto para los deudores de una primera vivienda como para los locales en los que trabajan los autónomos y la moratoria para créditos al consumo, para que los más afectados por la crisis vean aliviada su carga financiera.

Se pueden acoger al llamado “escudo social” quienes han perdido sus puestos de trabajo como consecuencia de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) o han visto caer drásticamente sus ingresos.

Esto significa que el esfuerzo que represente la carga hipotecaria sobre la renta familiar se haya multiplicado por al menos 1,3 o que se haya producido una caída sustancial de las ventas (al menos del 40%).

Esta medida aplicará no sólo a los deudores hipotecarios, sino también a los fiadores y avalistas del deudor hipotecario, respecto de su vivienda habitual y con las mismas condiciones que las establecidas para el deudor. Si la actividad económica se ha visto afectada, también podrán cualificar para la moratoria los locales comerciales y las oficinas.

Desde el pasado 17 de marzo el Gobierno ha anunciado que movilizaría 200.000 millones de euros para hacer frente a la crisis del coronavirus como parte de una segunda tanda de ayudas económicas.

El Gobierno ha prohibido a los bancos que cobren intereses de los montos que entren en los plazos de la moratoria trimestral.

 

Los préstamos para alquiler

Por otro lado, los microcréditos con aval del Estado que la banca ha ofrecido desde hace un mes para que los clientes más afectados por la crisis puedan hacer frente al pago de su alquiler han tenido una demanda “muy residual”.

La financiación ha sido “simbólica”, de acuerdo con tres de los principales bancos del país ya que hay entidades que ni siquiera han suscrito al acuerdo por la falta de interés de sus clientes.

Hasta el 30 de septiembre los inquilinos podrán solicitar los microcréditos a sus entidades si se han sumado a la iniciativa que está avalada por el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here