(Tiempo de lectura: 2 min)

Debido a la pandemia de COVID-19, el Gobierno español prevé que el déficit público llegue a 10,34% al finalizar el 2020, en comparación al 2,82% del año pasado. Esto supone el mayor déficit desde 2012, cuando alcanzó el 10,7%.

El gasto público subirá unos 57.765 millones de euros, alcanzando así el 10,5%. Por otro lado, los ingresos van a descender un 5,3%, 25.771 millones menos en comparación al 2019, hasta los 461.043 millones de euros, lo que equivale al 41,2% del PIB.

Los cálculos están incluidos en el Plan de Estabilidad 2020-2021, el cual fue enviado a Bruselas junto con el Plan Nacional de Reformas del Gobierno español. Nadia Calviño, vicepresidenta tercera de Asuntos Económicos y Transformación Digital, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, presentaron el plan en el Palacio de la Moncloa durante una rueda de prensa.

Montero explicó la magnitud del impacto que ha tenido el coronavirus en la economía mundial. Además, resaltó el efecto en la economía española, ya que la emergencia sanitaria afectan de lleno el desarrollo de las cuentas públicas. Por dicho motivo, aunque calificó las provisiones de “prudentes”, señaló que no “ocultan la difícil situación”.

Como el COVID-19 trastornó por completo los escenarios previstos, el Gobierno se ha visto en la obligación de emplear medidas para darle fuerza al sistema de salud. Asimismo, ha tomado diversas decisiones para brindarle protección a las familias y dotar de liquidez a empresas y autónomos.

Es por ello que la previsión de déficit público y de la deuda pública para el ejercicio actual se ha elevado progresivamente. Además, el Gobierno estima que el PIB caerá un 9,2% este año.

Medidas del Gobierno para luchar contra el virus

Aunado al aumento del déficit y la deuda pública, Montero señaló que habrá un incremento “temporal, importante y necesario” del gasto público. Este alcanzará el 10,5%. Unos 54.765 millones de euros más que el año pasado, llegando a los 576.714 millones de euros, lo que implica un 51,5% del PIB, unos 9,6 puntos porcentuales más que el año pasado.

Entonces, para hacerle frente al impacto del virus, se calculan unos 138.923 millones de euros, derivado de los 104.400 millones de las medidas de liquidez, los 28.403 millones de las medidas de gasto y 6.120 millones por minoración de ingresos.

Por otra parte, el Gobierno estima un descenso de la recaudación del 2,4% en el IRPF; una caída del 8,7% en Sociedades, la mayor baja entre las grandes figuras tributarias; una reducción del 5,2% en el IVA; del 6,7% en Impuestos Especiales; del 37,9% en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y del 5,75% en los ingresos por cotizaciones sociales.

A pesar de estas proyecciones, el Gobierno ha demostrado su compromiso con la sostenibilidad de las cuentas públicas. España cerró el año pasado con un déficit del 2,8%, cumpliendo así por segundo año consecutivo con el Pacto de Estabilidad de la UE.

El presupuesto para la reconstrucción económica

Una vez pasada la crisis, el Gobierno español aprobará un fondo de reconstrucción de 16.000 millones de euros para ayudar a las comunidades autónomas a hacer frente a los daños sociales y económicos causados por el coronavirus. Este monto equivale a 17.570 millones de dólares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here