(Tiempo de lectura: 2 min)

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español, anunció que sí habrá temporada turística este verano. Por ello, pidió que tanto españoles como turistas extranjeros planeen sus vacaciones. El objetivo es reactivar el sector turístico, uno de los más golpeados por la pandemia de COVID-19. 

A partir del mes de julio, el Gobierno español permitirá la entrada de turistas extranjeros en el país bajo “condiciones de seguridad”. “España necesita turismo y seguridad en origen y destino, por lo que garantizaremos que los turistas no corran ningún riesgo ni lo traigan a nuestro país”, declaró el presidente español.

Todos los destinos turísticos del país (bares, restaurantes, establecimientos, etc.) podrán retomar sus actividades “en los próximos días” para acoger a aquellos ciudadanos que quieran disfrutar de sus vacaciones.

Buena parte de la economía española se sustenta en el sector turístico. Este contribuye a la generación de puestos de trabajo, además de poseer un prestigio nacional e internacional invaluable.

Es por ello que Sánchez animó a la población a que visiten los monumentos históricos, las playas o la montaña, entre otras actividades. “Hay que aprovechar las grandes ventajas que tiene el país en turismo, siendo este un buen año para conocer nuestro gran país”, dijo.

La situación del sector turístico en España, según el Gobierno

Sánchez destacó que el sector turístico ha sido el más beneficiado por las políticas de ayuda que ha implementado el Gobierno. Hasta los momentos, 82.324 operaciones en líneas de avales del Instituto Oficial de Crédito (ICO) fueron formalizadas.

Alrededor de 69.000 empresas del sector han recurrido a este plan y recibido casi 6.500 millones de euros. Además, 259.000 autónomos se han visto beneficiados y cerca de un millón de trabajadores han recurrido a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Casi el 82% de los españoles prefiere el turismo nacional

El 81,7% de los ciudadanos españoles desea hacer turismo una vez que termine el confinamiento. En las búsquedas de lugares y opciones para vacacionar, la seguridad sanitaria pasó a ser el principal factor, incluso por encima del precio. Además, los viajeros prefieren utilizar su propio coche e ir con personas de su círculo más cercano, según una encuesta de la consultora DNA, especializada en el sector.

Más de un 84% prefiere hacer la organización del viaje de manera independiente, recolectando información en páginas web y redes sociales. Los más de 1.000 encuestados rechazan los viajes organizados tipo tour por el miedo a juntarse con personas desconocidas. 

Igualmente, consideran que en este tipo de viajes grupales es casi imposible mantener la distancia de seguridad. 

En lo que se refiere a medios de transporte, el 61,6% dicen que usarán mayoritariamente vehículo particular. El 30,6% prefiere los vuelos en avión.

España es el destino favorito de los encuestados, con un 77,5 % de aprobación y con referencias tradicionales del sol y playa como Andalucía, Baleares y Comunidad Valenciana en el centro de las preferencias (un 52,2 %). Un 20,2 % seguirá optando por destinos internacionales en caso de que se abran las fronteras.

En cuanto al alojamiento, el hotel sigue siendo la favorita (31,9 %) por delante de viviendas vacacionales como apartamentos turísticos (20,9 %), segundas residencias (18,8 %) y casas rurales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here