Actualidad General Motors interrumpe su producción por la escasez de chips

General Motors interrumpe su producción por la escasez de chips

General Motors (GE) es una de las tantas compañías fabricantes de automóviles que padece la escasez de insumos tecnológicos.

0
(Tiempo de lectura: 3 min)

General Motors Company comunicó que habrá recortes de producción en la totalidad de las fábricas de Norteamérica durante el mes de septiembre. Esto se debe a la falta de chips semiconductores. Perjudicará, principalmente, a la producción de vehículos tipo camionetas.

El mayor productor de vehículos estadounidense decidió detener la producción, a partir de la semana que comienza el 5 de septiembre, en las plantas de ensamblaje de camionetas del estado de Indiana y de México.

Puntualmente, el corte afectará a la fabricación de vehículos en 8 plantas de ensamblaje estadounidenses.

El problema está en línea con la disminución global en la producción de automóviles que impacta en la mayoría de las empresas.

Otras compañías de la industria automotriz anunciaron recortes en su producción por el mismo motivo. Ford Motor Company, por ejemplo, reducirá la fabricación de camionetas, y Toyota Motor Corporation comunicó una reducción cercana al 40 por ciento de su producción total para el mes de septiembre.

GMC, a partir de esta semana, cerrará por quince días la planta ubicada en Missouri, fábrica destinada a la producción de camionetas y vehículos de tamaño medio.

Además, la compañía decidió suspender durante quince días la producción en las plantas ubicadas en territorio canadiense y mexicano, en donde se produce el modelo de camioneta SUV Equinox.

Por otra parte, detendrá también por dos semanas la fabricación en la planta ubicada en el estado de Michigan, que produce modelos de camionetas de lujo, como la SUV Chevy Traverse y la Buick Enclave.

¿Es tiempo de invertir en acciones de General Motors?

Invertir en acciones de General Motors, Ford o Toyota por estos días es un verdadero dilema, porque si bien las expectativas son altas en relación con el cambio de tecnología hacia la impulsión eléctrica, la coyuntura no es positiva.

Todos los sectores industriales altamente tecnificados se vieron afectados por la escasez global de chips semiconductores originada en el continente asiático y que se extendió al resto del mundo.

Los grandes productores de smartphones, compañías de electrodomésticos y fabricantes de automóviles sufren la escasez de estos insumos que son fundamentales para la manufactura de estos artículos.

El motivo de esta escasez global de chips fue la pandemia, ya que durante esta crisis se promovió la virtualidad, algo que hizo que las personas necesitaran más dispositivos electrónicos para poder desempeñar sus tareas desde el hogar.

Debido a este aumento en la demanda, los microchips se agotaron. El principal problema es la poca cantidad de productores de este insumo.

Aunque ya se comenzó a incrementar la fabricación de chips, es algo que demandará mucho tiempo e inversión.

Varias fabricantes de la industria automotriz como Toyota, Nissan, GMC y Ford decidieron realizar recortes en la producción en muchas fábricas distribuidas por todo el mundo.

México y Estados Unidos: acuerdo por los automóviles

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, señaló la semana pasada que en los próximos días se concretará un acuerdo con EEUU respecto a las normas de fabricación de la industria automotriz, debido a los recientes problemas con el acuerdo de libre comercio firmado entre los dos países vecinos, además de Canadá, el llamado T-MEC o “NAFTA 2.0”.

“No pretendemos elevar esto hasta un ámbito internacional. Es una salida opcional ante un problema que surgió con el T-MEC. Estoy seguro que lograremos llegar a un acuerdo”, aseguró el mandatario mexicano en su conferencia de prensa.

El poder ejecutivo mexicano envió quejas a los EEUU considerando que no cumplen con algunos términos del acuerdo T-MEC respecto a la fabricación de automóviles.

A estas quejas se le sumó Canadá, diciendo que EEUU no cumple con el requisito de que los automóviles y camionetas están obligados a poseer un 75 por ciento de componentes locales para poder ser vendidos sin impuestos.

Optimismo

“Estamos tratando de llegar a un acuerdo, ya que el problema no solo es con México, sino también con Canadá”, informó López Obrador, asegurando que la secretaría de Asuntos Internacionales está en la búsqueda de resolver esta controversia.

Este tipo de quejas aún no suponen un conflicto, según el sistema para resolver cuestiones del T-MEC, el cual se encuentra en vigencia desde julio del año pasado.

Si los países no se ponen de acuerdo luego de 75 días, se abre la posibilidad de convocar una asamblea con el objetivo de resolver la situación conflictiva.

Desde que el tratado de libre comercio entró en vigencia, EEUU presentó algunos reclamos laborales en contra de México debido a supuestos incumplimientos de libertad sindical en el interior de las compañías, algo que está estipulado en el T-MEC.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Salir de la versión móvil