(Tiempo de lectura: 2 min)

Galicia se ha sumado a la nueva normalidad tomando la delantera una semana. Desde las cero horas de este lunes 15 de junio por primera vez una comunidad autónoma ha superado el plan de desescalada por fases después de tres meses de haberse decretado el estado de alarma.

La autonomía gallega ha logrado ser la primera en abandonar el régimen de excepcionalidad impuesto por la pandemia del coronavirus gracias a sus óptimos resultados epidemiológicos. Mientras que en España el porcentaje de transmisión del virus se sitúa por encima del 4, el índice de Galicia gira en torno al 0,4 por cada 100.000 habitantes, siendo uno de los inferiores.

De esta forma, una semana antes de que lo hagan el resto de comunidades autónomas, Galicia ha dicho adiós al plan de desescalada. No obstante, habrá una serie de costumbres y hábitos que no se podrán relajar y que habrá que mantener mientras se acercan paulatinamente a la normalización.

Los gallegos deberán seguir prestando atención a las medidas de higiene como el lavado de manos y el uso de mascarillas.

Según El Diario Oficial de Galicia la normativa por la que los ciudadanos de esa comunidad tendrán que regirse fija las pautas para los lugares y actos que congregan a un gran número de personas, como bodas, velatorios o reuniones de negocios, así como para un gran número de actividades.

De esta manera, la comunidad garantizará evitar “comportamientos que generen riesgos de propagación de la enfermedad”, según Alberto Núñez Feijóo, presidente de la junta de gobierno. A la vez, permitirá que las actividades más riesgosas se realicen “en unas condiciones que permitan en todo momento prevenir los riesgos de contagio”.

 

Atención a la higiene

Aún con limitaciones, los cambios han llegado a Galicia y ello mejorará la vida de los ciudadanos. Por ejemplo, se amplía el aforo de playas, parques, auditorios y zonas deportivas al aire libre, pero con algunas restricciones.

Los locales comerciales, mercadillos, piscinas, teatros, auditorios y todos los lugares en los cuales se conglomeren las personas no podrán superar la regla básica del 75% de aforo. Aunque las terrazas sí pueden llegar hasta un 80%.

Así mismo, el mandatario gallego es el primero en reclamar cautela y la responsabilidad, no solo a sus conciudadanos, sino a los españoles en general.

Ha vuelto por tanto nuevamente a plantear al Gobierno la necesidad de establecer criterios y de proveerse de un plan en caso de que se produzca un rebrote de la COVID-19. Por otra parte considera se debe adaptar la legislación sanitaria para regular la movilidad entre comunidades autónomas.

“No temo a lo que pase en los próximos seis días (en Galicia) pero sí a lo que pase a partir del 21 de junio (en el conjunto de España)”, ha dicho Núñez.

Este éxito de la comunidad autónoma se ve reflejado en las 348 personas que han mejorado de domingo para lunes, tras un ligero repunte que se registró el pasado sábado. Esto es más que los 340 contagiados que se resguardan a domicilio. Las unidades de cuidados intensivos ya están vacías.

Hasta la fecha en Galicia han fallecido 619 personas infectadas de coronavirus mientras que unas 10.489 personas ya están sanas y salvas.

 

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here