Francia sanciona a Google por violación a los derechos de autor

0
Google Francia
(Tiempo de lectura: 3 min)

La Autoridad de la Competencia de Francia le impuso una multa de 500 millones de euros a la compañía Google. El organismo acusa a la multinacional estadounidense de no haber negociado con los medios de comunicación franceses una compensación por el uso de sus contenidos noticiosos. 

La entidad francesa exigió que Google presentase una oferta de remuneración para la utilización actual de sus contenidos protegidos a los editores y agencias de prensa. De no cumplir, deberá pagar 900.000 euros, equivalentes a 1.06 millones de dólares euros por cada día de retraso.

“Estamos muy decepcionados con esta resolución, hemos actuado de buena fe durante todo el proceso. La sanción no tiene en cuenta ni nuestros esfuerzos por alcanzar un acuerdo, ni la realidad de cómo funcionan las noticias en nuestras plataformas. Hasta la fecha, Google es la única empresa que ha anunciado acuerdos sobre derechos afines ”, dijo un portavoz de la multinacional mediante un comunicado. 

No es el primer percance entre la multinacional y las autoridades francesas. En diciembre del 2020, la Comisión Nacional de la Informática y las Libertades (CNIL) de Francia sancionó con 100 millones de euros a la compañía. 

Asimismo, en junio de este año, la propia Autoridad de la Competencia multó a Google con 220 millones. Según la entidad, la compañía estadounidense abusa de su posición dominante en el mercado de servidores publicitarios para editores web y aplicaciones móviles.

“La sanción de 500 millones de euros se explica por la excepcional gravedad de los incumplimientos constatados. El comportamiento de Google ha conseguido diferir aún más la buena aplicación de la ley de derechos afines”, declaró la presidenta del organismo, Isabelle de Silva.

Tensiones entre Francia y Google

En teoría, Google debe pagar por los fragmentos de artículos, fotos, vídeos, infografías, entre otras piezas noticiosas, que aparecen en las páginas de resultados cuando algún usuario hace una búsqueda.  La compañía estadounidense rechazó la idea, pues consideraba que los editores ya cobraban lo suficiente por el tráfico que generaba hacia sus portales. 

Entonces, los editores de prensa y las agencias de noticias acudieron a la Autoridad de la Competencia de Francia a finales del 2019 por “abuso de posición dominante”. Un año después, le fueron impuestas “medidas de urgencia” a Google. Es decir, la empresa fue obligada a negociar “de buena fe” una retribución. A juicio del organismo regulador, Google “era susceptible de haber abusado de su posición dominante”, pues controla el 90% del mercado de los buscadores en Francia.

Por su parte, el Gobierno de Francia apoyó la decisión de la Autoridad de la Competencia. “Es una etapa muy importante para nuestra economía y también para nuestra democracia. Ninguna empresa, por muy innovadora que sea, está por encima de las leyes”, dijo el secretario de Estado para la Transición digital, Cédric O. 

La transición hacia el entorno digital no ha sido sencilla en Francia. Los ingresos de los medios tradicionales decayeron en cuanto los lectores migraron a internet. Además, gigantes tecnológicos como Google o Facebook acaparaban los contenidos publicitarios y también sacaban ganancias con los contenidos de los medios.

Google asegura que ha respetado las leyes

Francia fue el primer país de la eurozona que traspuso a su legislación la nueva directiva europea sobre los denominados derechos conexos. Dichos derechos fueron propuestos en 2019 y son similares a los derechos de autor. La directiva establece que los editores de prensa pueden exigir acuerdos y pagos a webs y agregadores de noticias como Google News por utilizar sus contenidos.

“El comportamiento de Google ha conducido a aplazar la buena aplicación de la ley sobre los derechos conexos. La ley busca tomar en cuenta mejor los contenidos de los editores y las agencias de prensa que aparecen en las plataformas”, señaló Isabelle de Silva. 

Sin embargo, la multinacional estadounidense argumentó que sí ha colaborado con la prensa francesa. De hecho, en enero de este año, Google pactó un acuerdo con la Alianza de la Prensa de la Información General (APIG), la principal organización de los medios en Francia, sobre el uso de los contenidos informativos.

Pero la Autoridad de la Competencia sostiene que la firma de los citados acuerdos no resta valor a la consideración de que Google actuó de mala fe y que los medios negociaban en posición de desventaja.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here