(Tiempo de lectura: 5 min)

La economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gita Gopinath, citó previsiones preliminares del organismo de crédito según las cuales el Plan de estímulo económico por 1,9 billones de dólares propuesto por el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden podría generar un crecimiento de la economía de 5% en los próximos tres años.

Gita Gopinath, economista jefe del FMI.

Gopinath señaló que las medidas contempladas en el paquete económico del nuevo gobierno podrían sumar alrededor de un 1,25% a Producto Interno Bruto de EE.UU. este año. El FMI ha proyectado para 2021 una expansión de 5,1% en la economía del país, luego de sufrir el año pasado una contracción del 3,4%.

Según las estimaciones del organismo, para 2022 habría un crecimiento económico del 2,5%. En sus previsiones anteriores, el FMI no calculó el impacto que tendría el plan de ayuda propuesto por el gobierno de Biden y prefirió esperar lo que aprobaría el Congreso de EE.UU.

Gopinathn dijo que entre las primeras estimaciones del FMI sería el impacto que causaría el paquete económico de $1,9 billones. “Es un aumento acumulativo del 5% en tres años para Estados Unidos”, señaló el representante del organismo luego de publicarse sus previsiones actualizadas.

El desarrollo de las vacunas es vital

Indicó que el mundo todavía está en una situación de emergencia por la crisis sanitaria generada por el coronavirus. Dijo también que es necesario absolutamente acelerar el desarrollo de muchas vacunas y la aplicación de pruebas del covid-19 dentro de los EE.UU. Enfatizó que “se debe brindar apoyo específico a los hogares y empresas en dificultades”.

Después de los devastadores efectos provocados por el virus de origen chino, Biden ha incorporado el combate del virus entre sus principales puntos de agenda. Desde que asumió el cargo el 20 de enero, ha insistido en acelerar las medidas sanitarias y económicas para contrarrestar los efectos de la pandemia.

Solo en los Estados Unidos el virus ha cobrado la vida de más de 420.000 personas. Mientras el número de contagios crece a un ritmo de 173,000 personas cada día. Varios millones de trabajadores han quedado desempleados debido al cierre de miles de empresas pequeñas y medianas y las grandes empresas han reducido al máximo sus nóminas.

Además del nuevo plan de estímulo por $ 1,9 billones, ya habían sido aprobados durante la administración de Donald Trump otros 4 billones de dólares para impulsar la economía. El programa de gastos contempla ayudas directas a las familias, tal como se venía haciendo  y ayudar a las familias en apuros.

El aumento del salario mínimo propuesto por Biden

Sin embargo, no todo fueron halagos para el plan económico de Biden. Gopinath dijo que era necesario actuar con cautela al referirse al aumento del salario mínimo federal. El presidente demócrata quiere elevar el salario a $ 15 por hora. Es decir, casi el doble del actual de $ 7,25 establecido en 2009.

La mayoría de analistas independientes y los inversores coinciden en que esto provocará una elevación gigantesca del déficit. Además, se preguntan cómo Biden financiará este gasto y el nuevo programa de estímulo. La respuesta está clara: mediante una elevación de los impuestos.

El plan ya ha comenzado a recibir críticas desde el bando republicano en el Congreso y desde los sectores relacionados con la industria. Los costos de producción en EE.UU aumentarán considerablemente aunque el fin sea recuperar la capacidad de compra de la gente. Inevitablemente, el aumento del 100% del salario mínimo presionará también la inflación.

La ejecutiva del FMI considera que un aumento del salario mínimo es impostergable para reducir la pobreza y mitigar la desigualdad social. La elevación del salario a $ 15 la hora no puede ser contrastada con otros aumentos salariales que se están registrando en otros lugares. De allí que sea más difícil evaluar sus impacto real.

Los demócratas apoyarán en plan de Biden incluso solos

Según Gopinath “hay un argumento para introducir esto lentamente para ver cuáles serán los efectos… sobre el empleo, los salarios y los empleos”.  A los planes de Biden no les faltará oposición en un momento político por demás crítico en el que los demócratas han invocado por segunda vez el impeachment contra Trump.

Pero los republicanos están dispuestos a utilizar su mayoría en el Congreso para apoyar al gobierno entrante. El líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, anunció que él y sus compañeros del partido Demócrata actuarán solos de ser necesario.

Los demócratas no están dispuestos a ceder para aprobar todas las medidas de estímulo que el gobierno de Biden considere sean necesarias, si los republicanos no apoyan estos planes.

Las palabras de Schumer se produjeron después de que senador republicano, Mitch McConnell, quien hasta hace unas semanas fue el líder de la mayoría del Senado, cediera en su posición y accediera negociar con los demócratas un acuerdo para repartir el poder en el Senado. Actualmente, cada uno de los dos partidos controla 50 escaños.

Mercados esperan un plan de estímulo más pequeño

Sin embargo, el control del Senado pasó a manos de los demócratas. La vicepresidenta Kamala Harris quien hace parte de la cámara, es el voto que inclina la balanza.

A pesar de los anuncios de Biden y los demócratas, los mercados financieros esperan que el plan de estímulo sea más pequeño. La apuesta es que finalmente no se aprueben los $ 1,9 billones propuestos por el gobierno sino una suma menor negociada.

En otras declaraciones, Gopinath, expresó que la recuperación de la economía mundial proyectada ha variado. Indicó que en muchos países las previsiones de recuperación serán mucho más rápidas. Particularmente en las economías avanzadas, porque están contando con mayor apoyo político y tendrán un acceso privilegiado a las vacunas.

Los países menos desarrollados verán una recuperación más lenta. Porque el número de dosis disponible de las vacunas más efectivas será insuficiente. El ritmo de producción de las vacunas de Pfizer, AstraZéneca y otras es lento y no alcanza a atender a todos los países que han adquirido estas vacunas.

La directiva del FMI advirtió que podrían venir nuevas oleadas de contagios del virus. Mencionó que los problemas relacionados con las vacunas aún siguen planteando grandes riesgos y desafíos para el mundo.

Recuperación “desigual” e “incompleta”

El Fondo Monetario Internacional es optimista sobre la recuperación global y sitúa en 5,5% el crecimiento económico mundial para 2021. Sin embargo, el organismo advirtió sobre una “excepcional incertidumbre” relativa a estas previsiones.

Gopinath llamó a los gobiernos a seguir apoyando a sus respectivas economías para alcanzar los objetivos de crecimiento. El FMI estima que la caída de la economía mundial será de unos 22 billones de dólares en los próximos cinco años.

El organismo multilateral publicó una actualización de su informe “Perspectivas Económicas Mundiales” donde mejora sus previsiones para el mundo en 0,3 puntos porcentuales. Destacó que sus estimaciones de crecimiento para 2022 se mantienen en 4,2%.

Pero de nuevo advierte que la recuperación global será “desigual” e “incompleta”. Además de los EE.UU resalta el papel de los estímulos fiscales en países como Japón.

La mejora de las perspectivas del FMI respecto a la economía mundial se centra en un crecimiento del comercio global. Para este año, las estimaciones del organismo establecen un crecimiento del comercio en un 8% y otro 6% en 2022.

Los economistas del FMI estimaron que el año pasado la caída de la economía mundial sería finalmente de 3,5%. Una caía muchísimo menor de la estima inicialmente a mediados de 2020, cuando el organismo predijo que la caída del PIB sería de 5,2%.

Italia y España con los peores pronósticos

Los países más golpeados por la crisis siguen siendo Italia y España. El primero con -2,2 puntos porcentuales para un total de 3% y el segundo con una caída en las previsiones de 1,3 puntos para llegar a 5,9%.

Para las economías de la zona euro, el FMI recortó sus perspectivas de crecimiento para este año en 1,0 punto porcentual, quedando finalmente en 4,2%. La nueva ola de contagios en todo el continente europeo ha desmejorado las previsiones.

En cambio para Latinoamérica, las previsiones para 2021 son más alentadoras. Inicialmente el organismo había previsto un crecimiento de 3,6%, pero ha elevado su pronóstico en 0,5% hasta 4,1%.

Estas revisiones al alza vienen apuntaladas por un crecimiento extra de Brasil y México de 0,8%. Las dos mayores economías de América Latina crecerían 3,6% y 4,3% respectivamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here