(Tiempo de lectura: 2 min)

Desde que la crisis del coronavirus comenzó a impactar en Europa se pudo vislumbrar que nadie estaba dimensionando la magnitud del desastre.

Día a día, distintas investigaciones de organizaciones no gubernamentales, consultoras económicas y los propios estados advertían sobre una fuerte caída en la economía mundial. Primero la compararon con la crisis de las hipotecas subprime, después con el golpe de la Segunda Guerra Mundial y, ahora, con la Gran Depresión.

Según lo asegura el último informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), la crisis del coronavirus dejará cicatrices en la economía de todo el planeta por un largo tiempo.

El pronóstico dice que en 2020 se producirá la peor contracción desde la década de 1930 y que será por lo menos cuatro veces más grave que la crisis financiera de 2009.

De acuerdo con el estudio del FMI, si bien se proyecta “una recuperación parcial para 2021, con tasas de crecimiento superiores a la tendencia”, lo cierto es que el nivel del producto interno bruto (PIB) de toda la economía mundial se mantendrá por debajo de los valores anteriores a la llegada del Covid-19.

El organismo que lidera Kristalina Georgieva vaticina que la economía global destruirá un 3 por ciento de su PIB, lo que representa más de seis puntos porcentuales menos que sus mismos cálculos, publicados a principios de 2020. En 2021 rebotaría un 5,8 por ciento.

El informe completo.

En 2009, la economía mundial se retrajo un 1,7 por ciento.

El Fondo espera contracciones promedio en las economías desarrolladas del orden del 6,1 por ciento; y de las emergentes, del 1 por ciento. Aunque en este caso, traccionadas hacia arriba por China e India, que tendrían un crecimiento positivo mínimo.

Las estimaciones del FMI hablan de un impacto mayor si es que el virus se extiende mucho más allá del segundo trimestre de este año y si el brote regresa en 2021.

Para tener un punto de comparación, se puede decir que el FMI calcula que la producción mundial caerá un 3 por ciento en 2020, frente al 0,1 por ciento que cayó en la crisis financiera de 2009.

FMI coronavirus
Los últimos pronósticos del FMI.

Con el retroceso en la producción, el impacto en el empleo es imposible de evitar. El Fondo espera que los ingresos por persona caigan en nueve de cada 10 de los 189 países miembros del organismo. Habrá quiebras y despidos masivos, según publica el Financial Times.

En los Estados Unidos, por ejemplo, se espera que el desempleo aumente del 3,7 por ciento en 2019 al 10,4 por ciento en 2020; y que descienda a 9,1 por ciento en 2021.

En la eurozona, el paro pasaría del 7,6 por ciento en 2019 a 10,4 este año, para luego bajar a 8,9 por ciento el año próximo.

Para España, el Fondo pronostica una merma del 8 por ciento del PIB en 2020, sería la caída más importante desde la Guerra Civil. Para Italia espera una baja del 9,1; y para Alemania, de un 7 por ciento.

El FMI califica como “sombrío” el escenario económico que se viene, con retrocesos en el comercio de un 11 por ciento este año (sólo la venta de petróleo caerá la friolera de 42 por ciento).

Goldman Sachs también dio sus pronósticos por la crisis del coronavirus esta semana y dijo que la contracción de las economías más desarrolladas será de aproximadamente un 35 por ciento en el segundo trimestre de 2020 respecto de los tres primeros meses del año.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here