(Tiempo de lectura: 3 min)

Las previsiones del Fondo Monetario Internacional para América Latina mejoraron sustancialmente desde el año pasado. En una nueva actualización, el organismo de crédito multilateral dijo que las economías latinoamericanas crecerán levemente este año.

El FMI atribuye estas expectativas de crecimiento a un rebote de la actividad exportadora de materias primas en algunos países. El problema es que tal recuperación será desigual, insiste el organismo.

El acceso al crédito, los bajos ingresos de la población, los efectos económicos del covid-19 y la carencia de vacunas suficientes en varias naciones latinoamericanas, siguen siendo un verdadero lastre para el avance de la región.

La recuperación económica global ayudará

En su informe regular Perspectivas de la Economía Mundial, el Fondo Monetario Internacional estima que América Latina y el Caribe tendrán una expansión de 4,6%.

Esta cifra representa una mejoría de medio punto porcentual (0,55) con respecto a la anterior estimación de enero. En 2020 la región sufrió un contracción del 7%. Para 2022 en cambio, se espera que la región crezca un poco menos (3,1%), cuando las economías tiendan a ajustarse.

En comparación con el reporte emitido en octubre del año pasado, el incremento de las previsiones del FMI es de 1 punto porcentual. Según el organismo, el crecimiento del PIB latinoamericano será impulsado por varios factores en pleno desarrollo.

La recuperación global de la actividad económica en general y una mayor apertura de las economías después de la pandemia. Además de los estímulos en Estados Unidos y Europa y los programas masivos de vacunación que se pusieron en marcha desde finales del año pasado.

Brasil y México crecerán a pesar del covid-19

De acuerdo con el informe del FMI, Brasil crecerá un 3,7% en 2021 a pesar del difícil escenario pandémico por el que atraviesa. El ajuste positivo de la principal economía de la región es de solo 0,1% en relación con el informe anterior.

El PIB brasileño que el año pasado cayó 4,1% tendría un crecimiento del 2,6% en 2022, debido a los daños causados por el virus de origen chino.

El informe oficial también ajustó la proyección de expansión de la economía mexicana. Las previsiones son de un alza de 5% de la actividad este año y de 3% el año que viene. La recuperación de México viene apalancada por la expansión de la economía de los estados Unidos.

Además de los fuertes vínculos con los EE.UU, México además posee una importante capacidad de exportación agrícola e industrial. La recuperación y el crecimiento del PIB estadounidense récord previsto para este año, ayudará a México a reflotar su economía.

Crecimiento desigual

El informe del FMI destaca que después del “drástico descenso del 2020”, se prevé “una recuperación moderada” en Latinoamérica y el Caribe. Sin embargo, esta recuperación será a un ritmo muy desigual entre los países de la región.

No todos los países tienen la misma capacidad de recuperación debido al estado actual de sus economías y la pobreza. Tampoco ayuda en muchos casos la visión atrasada de sus gobiernos y sus sistemas de producción (como es el caso de Venezuela y Cuba).

En la actualidad, los países más avanzados de América Latina están enfrentando nuevos y peligrosos rebrotes del covid-19. Tal es el caso de Brasil, México, Argentina, Chile, Perú, Colombia, Ecuador. Esto dificulta los esfuerzos de expansión económica que procuran sus gobiernos.

Insuficiencia de vacunas agrava los desequilibrios

El aumento de los casos de coronavirus y las muertes en Sudamérica están en un nivel peor que el del año pasado. Todos estos países, a diferencia de otros con economías más pequeñas, han logrado negociar lotes importantes de vacunas con los distintos laboratorios.

Desde esta perspectiva, se estima que a pesar de los datos pandémicos actuales lograrán salir más rápido de la pandemia que otros con menor capacidad financiera para adquirir la vacuna contra el covid-19.

Sin mencionar aquellos como Venezuela, cuyo régimen se ha dado el tupé de rechazar la vacuna de Astrazéneca aprobada a través del mecanismo de Covax, a pesar del aumento de casos y muertes en la región central del país.

“Con algunas excepciones, por ejemplo Chile, Costa Rica y México, la mayoría de los países no han asegurado suficientes vacunas para la totalidad de sus poblaciones”, destacó el organismo en su último reporte.

Ante tal panorama, el FMI pidió reforzar los aportes de los países más ricos para elevar la distribución de vacunas entre las naciones más pobres, mediante el esquema Covax.

Países exportadores de materias primas se beneficiarán

Las previsiones positivas del organismo financiero con sede en Washington, se derivan de un esperado aumento de la demanda de materias primas este año en todo el mundo y de la consiguiente recuperación de los precios del petróleo, el cobre y otros productos básicos.

Esta circunstancia beneficiará a países como México, Chile, Perú y Argentina. En este último país, se prevé una expansión este año del 5,8% y de 2,5% en 2022, según el reporte del FMI.

El informe también acentuó el aumento de los desequilibrios entre los distintos países de la región debido al coronavirus. El FMI estima que el año pasado cerca de 95 millones de latinoamericanos cayeron en la pobreza extrema por la crisis pandémica generada por China.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here