(Tiempo de lectura: 3 min)

Tras la cancelación del año pasado por el impacto de la Covid-19, este año el Mobile World Congress se muestra convencido de poder celebrar una nueva edición del mayor congreso de telefonía móvil del mundo en Barcelona. Sin embargo, las limitaciones en movilidad y el impacto todavía persistente de la pandemia está produciendo bajas de varias empresas tecnológicas y de telefonía móvil. La última en anunciarlo ha sido Cisco, la multinacional norteamericana con sede en California. Según informó la compañía ayer, la empresa ha decidido no participar en el Mobile World Congress de 2021 argumentando que, debido a la situación sanitaria que se vive en todo el mundo “es la decisión correcta”.

La absencia de Cisco en el Mobile World Congress 2021 de Barcelona se suma a una lista de hasta seis grandes empresas más que ya han anunciado que tampoco participarán en la feria de este año. Entre ellas, destacan Facebook, Nokia, Sony, Ericcsson, Oracle y BT.

La baja más sonada hasta ahora ha sido la de Facebook, que anunció el pasado jueves 11 de marzo que, debido a la situación sanitaria, prefiere no poner en riesgo a sus trabajadores en un evento multitudinario como es el Mobile World Congress. También el jueves pasado anunció su baja Oracle, mientras que Ericsson, Nokia y Sony anunciaron su intención de no participar de forma física en el evento de este año a principios de marzo.

Y si bien estas siete multinacionales ya han anunciado que no participarán en el Mobile World Congress de 2021, algunas de ellas sí han mostrado su interés de tener presencia de forma virtual. De hecho, se espera que la edición de este año contemple otras formas de interacción, donde se fomente la participación en remoto.

El Mobile World Congress mantiene su cita para el 28 de junio y espera albergar a cerca de 50.000 personas

A pesar de las varias bajas anunciadas, los organizadores del Mobile World Congress mantienen su voluntad de celebrar la edición de 2021 entre el 28 de junio y el 1 de julio en Barcelona. Fuentes de la asociación GSMA (organizadora del MWC) recogidas por la Agencia EFE aseguraron la semana pasada que el congreso mantiene su intención de celebrarse a principios de verano en Barcelona y que esperan reunir entre 40.000 y 50.000 personas.

La propia GSMA admite que la baja más importante recibida hasta ahora no ha sido Facebook, sino Ericsson, que tenía previsto contar con un pabellón propio en la feria. En todo caso, los organizadores del evento ya asumen que la edición de este año será menos multitudinaria y, seguramente, con menos impacto que en ediciones pasadas, cuando el MWC llegó a reunir a más de 100.000 personas.

Por otro lado, la GSMA ha anunciado a través de otro comunicado que los organizadores ya están trabajando para cubrir los espacios dejados por los gigantes tecnológicos que han decidido a no acudir a la edición de este año. De este modo, el Mobile World Congress no contempla ni cambiar las fechas del congreso ni buscar una ubicación de menores dimensiones u otra ciudad con menor afectación del virus. “Hay muchas ganas en el sector de volver a conectar a las personas, la industria y la sociedad”, aseguraba el CEO de GSMA, John Hoffman en un comunicado la semana pasada.

El pabellón de Ericsson se convertirá en una “nube pública” durante el congreso

Una de las alternativas que ha encontrado la GSMA para reorientar la organización del Mobile World Congress de este 2021 es convertir el pabellón que deja vacío Ericsson en una “nube pública”. Este pabellón estará organizado por la compañía de telecomunicaciones TelcoDR y se creará, según los organizadores. “una exposición en torno a la tecnología de la nube pública por primera vez en la historia”. Este pabellón, de 6.000 metros cuadrados, será uno de los más grandes del Mobile World Congress de 2021.

Para poder llevar a cabo un evento multitudinario en un contexto donde todavía se prevén limitaciones en la movilidad y la interacción social, la GSMA ha llevado a cabo el plan Commited Community¸ con el objetivo de preservar la salud y la seguridad de todos los asistentes durante el congreso. De hecho, varias fuentes aseguran que la baja de varias compañías tecnológicas al Mobile World Congress de este 2021 se debe a las dudas que presenta el plan de seguridad de la GSMA. Unas dudas que no se contemplan en el veredicto de las autoridades sanitarias catalanas, que han dado el visto bueno al plan de la GSMA.

Las autoridades políticas, las más interesadas en mantener el Mobile World Congress

Las bajas anunciadas hasta ahora ponen en tela de juicio la capacidad del Mobile World Congress de poder celebrar un congreso parecido al de las ediciones anteriores. Sin embargo, varias fuentes de la GSMA apuntan a una fuerte presión por parte de las autoridades públicas de la Generalitat de Catalunya, el Gobierno de España y el Ayuntamiento de Barcelona para mantener la cita.

De hecho, la situación se asemeja a la vivida el año pasado, cuando las autoridades políticas catalanas y españolas abogaban por mantener el Mobile World Congress, que se tenía que celebrar a finales de febrero, a pesar de la situación extremadamente crítica que generó la pandemia en España unas semanas después. En ese momento, fue la propia GSMA la que apostó por anunciar a finales de enero la suspensión del congreso, visualizando la evolución de la pandemia.

En todo caso, tanto la GSMA como las autoridades aseguran que la situación de este año es completamente distinta y que el control que se tiene sobre la pandemia, junto con el avance en la vacunación de la población, hacen viable la celebración del congreso en el mes de junio.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here