(Tiempo de lectura: 3 min)

Los gigantes petroleros estadounidenses ExxonMobil y Chevron registraron ganancias extraordinarias para el tercer trimestre, debido a un aumento sustancial de la demanda global y de los precios del crudo y la optimización de las operaciones.

El viernes Exxon informó que sus ganancias para el período eran más altas en comparación con años anteriores. La ganancia por acción fue de 1,58 dólares sobre una base ajustada, más de los US $1,56 que pronosticaron los analistas encuestados por Refinitiv.

Sin embargo, los ingresos totales de la compañía en el tercer trimestre fueron de 73,79 mil millones de dólares, menos de los US $76,34 mil millones que esperaba el mercado.

El presidente y director ejecutivo de Exxon, Darren Woods, dijo en un comunicado. que los “tres negocios principales (de la compañía) generaron ganancias positivas durante el trimestre, con operaciones sólidas y control de costos, así como una mayor realización y una mejor demanda de combustibles”.

La ganancia trimestral ajustada por acción (EPS) de US $1.58 es mayor registrada por Exxon desde 2014, según indicó FactSet. El flujo de efectivo de la compañía para actividades operativas fue de US $12.1 mil millones, que sirvieron para financiar inversiones de capital, reducir deuda de la empresa y repartir dividendos. 

Recuperación satisfactoria de la crisis pandémica

La empresa había anunciado a principios de semana el primer aumento dividido en más de dos años. A partir del año entrante, la compañía planea iniciar un programa de recompra de acciones por un monto de hasta US $10,000 millones en los próximos 12 o 24 meses.

Luego de la recuperación financiera de la compañía y del sector energético en general, los accionistas, están exigiendo una mayor disciplina fiscal. Por ello, Exxon implementó drásticas medidas de reducción de costos. La empresa espera que su programa de capital para este año se acerque al límite inferior del rango de $16,000 millones a $19,000 millones.

Los números que arrojan los resultados del tercer trimestre indican que la compañía ha logrado recuperarse satisfactoriamente de la crisis pandémica. En el trimestre anterior, Exxon obtuvo una ganancia de US $1,10 por acción sobre unos ingresos totales de US $67,74 mil millones.

Los ingresos del gigante petrolero subieron alrededor de un 60% año con año. En el mismo período de 2020, la compañía petrolera tuvo una pérdida de 18 centavos por acción sobre una base ajustada con unos ingresos de US $46,2 mil millones.

En el último trimestre, el gasto de capital y actividades de exploración de la empresa fue de US $3.9 mil millones. La compañía produjo 3.7 millones de barriles de petróleo crudo por día en promedio.

Temprano el viernes, las acciones de la empresa subieron un 1%. Durante lo que va de este año, la acción de Exxon ha tenido un incremento de un 56%, igualando por poco el rendimiento del 53% del promedio del sector energético de S & P.

Chevron supera las expectativas de los analistas

Por otro lado, Chevron informó un flujo de efectivo más alto que el de años anteriores también, como consecuencia del rebote del mercado petrolero. Al igual que a Exxon, a la también compañía estadounidense le favoreció la subida drástica de los precios de las materias primas y el recorte de los costos operativos.

Las previsiones de ingresos y ganancias para el tercer trimestre, fueron ampliamente superadas por la empresa. Chevron ganó US $2,96 por acción sobre una base ajustada. En tanto que los ingresos vieron un aumento superior al 80% año con año hasta US $44,71 mil millones.

El rendimiento de la compañía que esperaba Wall Street era de US $2,21 dólares por acción sobre un estimado de ventas de US $40,52 mil millones, de acuerdo con las previsiones de Refinitiv.

En un comunicado, el presidente y director ejecutivo de Chevron, Mike Wirth, dijo que “las ganancias del tercer trimestre fueron las más altas desde el primer trimestre de 2013, en gran parte debido a las mejores condiciones del mercado, un sólido desempeño operativo y una estructura de costos más baja”.

El pago de dividendos de Chevron durante el período fue de US $2.6 mil millones. También puso en marcha su programa de recompra de acciones por US $625 millones y produjo una reducción de su deuda en US $5.6 mil millones.

Algo cambió con la pandemia

Estos resultados en general de las empresas de energía, indican que está en marcha un cambio estimulado por la pandemia, junto con la caída del consumo y los precios del crudo y sus derivados en el segundo trimestre de 2020. 

En el trimestre anterior, Chevron informó ganancias de US $1.71 por acción sobre una base ajustada e ingresos de US $37.6 mil millones. La empresa también reportó una pérdida de US$207 millones en el tercer trimestre del año pasado, registrando ventas por US $24,45 mil millones.

Este año, Chevron ha continuado reduciendo costos y maximizando las inversiones. El gasto correspondiente a este año disminuyó un 22% año con año.

Respecto a las operaciones upstream, la empresa generó US $5,135 mil millones en el trimestre, conforme los precios del crudo y el gas se fueron recuperando de sus mínimos el año pasado.

En el tercer trimestre de 2020, la compañía apenas logró una recaudación de US $235 millones. Mientras que la producción neta de crudo equivalente de la compañía subió un 7% año con año a 3,03 millones de barriles diarios.

Durante la sesión del mercado previo del viernes, las acciones de Chevron aumentaron un 2%. Durante el año, la acción de la mega empresa petrolera ha escalado un 34%, en comparación con la ganancia del 53% para el sector energético del índice S & P 500.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here