(Tiempo de lectura: 2 min)

La ciudad de Washington impuso el toque de queda en la noche del domingo, lo mismo que varias otras ciudades de los Estados Unidos.

El país soporta manifestaciones en toda su geografía por la muerte del afroamericano George Floyd mientras estaba bajo custodia policial. 

Las protestas comenzaron en Mineápolis, estado de Minesota, la semana pasada, pero la violencia fue escalando y recrudeció el fin de semana.

Tanto avanzó el problema, que este domingo el presidente Donald Trump debió apelar al búnker de la Casa Blanca por recomendación de sus fuerzas de seguridad, según informan los medios estadounidenses.

Los toques de queda que se decretaron en la mayoría de las grandes ciudades no fueron acatados por buena parte de la sociedad, por lo que siguieron en la noche del domingo 31 de mayo, desde Los Ángeles hasta Filadelfia.

En Minesota, el centro de las protestas tras la muerte de Floyd el lunes 25 de mayo, Tim Walz, el gobernador, envió a la Guardia Nacional a combatir la revuelta. Se trató del mayor despliegue armado en la historia de ese estado.

Qué pasó con George Floyd

Los disturbios estallaron después de que un video mostrara a un policía blanco arrodillado sobre el cuello de Floyd durante varios minutos.

El hombre, de 46 años, que estaba desarmado, murió poco después. Habría sido denunciado por querer pagar en un comercio con un billete de 20 dólares falso.

Su muerte recordó a muchos estadounidenses casos similares de alto perfil que involucraron a hombres y mujeres negros que mueren a manos de policías blancos.

Trump echó más leña al fuego en sus declaraciones del sábado destinado a los gobernadores. “Tenemos nuestro ejército listo, dispuesto y capaz por si alguien quiere llamarlo”, les dijo.

Trump Tower

Desde el gobierno federal acusan a “grupos de radicales” y a “agitadores externos”, según declaró William Barr, el fiscal general. Dijo que estas personas “están explotando la situación para avanzar en su propia agenda violenta”.

También dijo que “en muchos lugares se trata de una violencia planificada, organizada y dirigida por grupos extremistas anárquicos y de izquierda”.

Antes, el viernes, Trump enardeció más a los manifestantes cuando en Twitter escribió: “Comienza un saqueo, comienzan los disparos”. La publicación fue ocultada por Twitter por violar las reglas de la plataforma al incitar a la violencia.

Wall Street reacciona ante las protestas en Estados Unidos

Las expectativas están puestas en saber cómo reaccionan este lunes los mercados en Wall Street.

Es que a las violentas protestas, que en este grado de masividad no se registraban desde hace décadas en los Estados Unidos, hay que sumarle el coronavirus y la complicada relación del país de Trump con China.

Así es. Los mercados están alterados desde que el viernes se conociera que Estados Unidos volverá a endurecer su comercio bilateral con el país de Xi Jinping, una relación que se había distendido con la pandemia.

En una conferencia de prensa antes del fin de semana, Trump criticó duramente a China, lo que se espera aumente las tensiones entre Washington y Beijing.

Los dichos de Trump llegaron luego de varias menciones oficiales relacionadas con el gigante asiático.

Por un lado, Estados Unidos criticó la ley de seguridad nacional propuesta por China para Hong Kong, y luego el secretario de Estado, Mike Pompeo, declaró que Hong Kong ya no es autónomo de China. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here