(Tiempo de lectura: 2 min)

En estos momentos, cuatro aviones Eurofighter del Ala 11 del Ejército del Aire (EA), con base en Morón de la Frontera (Sevilla), y 120 militares vuelan hacia Estonia. A su arribo, las aeronaves se integrarán a la OTAN “Baltic Air Policing” que tiene como objetivo garantizar la seguridad del espacio aéreo de los países bálticos.

Los aviones de caza y ataque a superficie, Eurofighter, son los más modernos que tiene en su dotación el Ejército del Aire. Según informa el EA, las unidades estarán destacados en la base aérea de Amari, a unos 40 kilómetros del suroeste de Tallin, la capital de Estonia.

La OTAN intenta con esta misión, cubrir la carencia de aviones de combate de estos países miembros de la Alianza. Aunque hoy solo sean los cuatro Eurofighter quienes vuelan hacia la Estonia, ya hay otros desplazamientos en progreso. En el día de ayer, el grueso de personal de mantenimiento se desplazó hasta el país báltico en un Hércules del Ala 31, con base en Zaragoza.

En su vuelo hacia Estonia, los Eurofighter irán acompañados por un Boeing 707 del 47 Grupo con base en Torrejón de Ardoz (Madrid). La misión tendrá como apoyo otro grupo de integrantes del Ala 11 que viajará con ellos.

El Ejército del Aire ya había desempeñado esta misión en el año 2006. En aquella ocasión fueron Mirage F-1M del Ala 14 basados en Albacete. Estos se desplazaron, también durante cuatro meses, a la Base Aérea de Siauliai, en Lituania.

Los cuatro Eurofighter permanecerán durante el primer trimestre del próximo año en la misión de la OTAN. El envío de estos aviones forma parte de la oferta española a la Alianza.

Estonia recibe la protección de la OTAN

La Alianza Atlántica acordó mantener aviones de combate en Lituania y extender la cobertura hacia Estonia y en general a toda el aérea del Báltico. La resolución data de principios del año 2004 y tiene el fin de proteger a los estados recién incorporados a la organización. Especialmente trata de proteger a aquellos sin recursos para defenderse de ataques aéreos de grupos terroristas o terceros países. 

Con este objetivo, la  OTAN diseñó un turno rotatorio de vigilancia entre varios países y, según el calendario actual, a España le tocaba el turno en 2016. Es importante recordar que España se incorpora a esta rotación luego de la crisis de Ucrania. En esa oportunidad, España ofreció a la OTAN cubrir uno de estos turnos en el 2015. Al final esta aportación se concretó después de  la cumbre que la Alianza celebró en Cardiff (Gales) en septiembre del 2015.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here