(Tiempo de lectura: 3 min)

Estados Unidos inició hace algunas semanas un paulatino proceso de desconfinamiento para comenzar a salir de la crisis del coronavirus.

Sin embargo, los números de nuevos casos son tan alarmantes que todo indica que deberá volver algunos pasos hacia atrás, con la consecuente afectación a tu economía.

Y si la economía del país de Donald Trump se resiente, esto golpeará, inexorablemente, en las finanzas mundiales.

Algo de esto ya se podía advertir en la evaluación de la Comisión Europea de comienzos de esta semana, cuando el organismo advirtió que la recesión de este año será más profunda de los previsto.

Tal como lo adelantábamos en El País Financiero, según la CE, la eurozona se contraerá 8,7 por ciento en 2020. Y una de las principales razones es la falta de control de la enfermedad en los Estados Unidos. Esto también está pasando en América Latina, especialmente en Brasil.

FMI: la economía mundial sufrirá el peor golpe desde la Gran Depresión por el coronavirus

Más casos

Los últimos datos que llegan desde América del Norte dicen que Estados Unidos sumó 62.110 mil nuevos casos de Covid-19 el miércoles, un récord para el país que, además, es el que más infectados y más muertos tiene en el mundo.

Los más de 62 mil casos superó el récord previo de comienzos de julio, cuando se habían alcanzado los 57.500 registros en 24 horas.

El problema es que el incremento se produce luego de haberse “aplanado” la curva de incremento de Covid-19 a mediados de junio, cuando los infectólogos entendían que estaban controlando la pandemia. 

Claramente, eso no ocurrió, por lo que se está frenando el desconfinamiento paulatino que estaban llevando a cabo distintos estados del país.

Con el aumento de las infecciones, los hospitales en algunas ciudades medianas están a punto de llegar al límite de las posibilidades de atención.

Se habla de equipos de protección personal y unidades de cuidados intensivos escasas en muchas áreas afectadas. En la mayoría de los casos están llegando al límite de su capacidad.

Esto está ocurriendo en Texas, por ejemplo, donde la tasa de mortalidad es una de las más elevadas, algo que se explica por el alto promedio de edad en ese estado.

De las 62 mil nuevas infecciones, casi 10 mil (9.970) están en Texas. California, en tanto, lleva la delantera con casi 12 mil nuevos registros de Covid-19.

En total, número de casos en los Estados Unidos ya ha superado los 3 millones y el número de muertos se acerca a los 130 mil.

Anthony Fauci, el principal responsable del área de enfermedades infecciosas de los Estados Unidos, dijo en un podcast difundido este miércoles que cualquier estado que vea crecer de manera exponencial las infecciones “debería considerar seriamente cerrar nuevamente” su economía.

Esta idea de Fauci va en contra de las sugerencias de Trump, que quiere reabrir todo cuanto antes.

Según el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, la pandemia “aún se está acelerando” y dio como ejemplo que en seis semanas se duplicó el número de casos, para acariciar los 12 millones en todo el mundo.

Todo esto ocurre cuando en buena parte de los países más importantes no recomenzaron las clases, algo que podría volver a disparar los contagios. 

En Estados Unidos, Trump y otros altos funcionarios de su administración están presionando a los responsables de Educación de ese país para que retornen las clases en persona y se vaya reduciendo la variante remota que creció en tiempos de pandemia.

Los pedidos de desempleo, en tanto, aumentaron en 1,2 millones de personas la semana pasada, de acuerdo con los datos del Departamento de Trabajo estadounidense.

Los hospitales de Estados Unidos están al límite

Otro dato preocupante en la mayor potencia mundial es la cantidad de hospitalizaciones, que sigue en aumento y superó las 43 mil en un sólo día, un valor que no se alcanzaba desde mediados de mayo.

Mientras tanto, continúa la disputa política entre el gobierno y los demócratas.

No hay que olvidar que en noviembre habrá elecciones generales en ese país y nada de lo que se hace está ajeno a esto.

Donald Trump presidente de Estados Unidos
Donald Trump presidente de Estados Unidos

Trump viene diciendo que la oposición en el Congreso está intentando mantener cerrado el país para así dañar la economía y, en consecuencia, perjudicar sus posibilidades de reelección.

Por el contrario, los demócratas aseguran que no hay ninguna otra alternativa que volver a confinar el país para poder controlar el virus.

En el medio, los mercados volvieron a una volatilidad constante: un día suben, al otro bajan, al ritmo de las noticias de enfermos y muertos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here