(Tiempo de lectura: 3 min)

Uno de los tres más importantes exchanges de criptomonedas del mundo, Binance, es objeto de investigación en los Estados Unidos.

Lo investigan el Departamento de Justicia y el Servicio de Impuestos Internos (IRS), uno busca inconvenientes relacionados con el lavado de dinero y, el otro, información respecto de posible evasión tributaria.

La noticia no fue una buena señal para el universo cripto. Esto, sumado a las publicaciones de Elon Musk respecto de que Tesla ya no recibirá bitcoin para la compra de sus automóviles, causaron una fuerte caída en la cotización de la mayoría de los activos digitales.

Según distintas publicaciones de medios estadounidenses, los organismos federales del país que gobierna Joe Biden están investigando posibles vinculaciones con el lavado de dinero y los delitos fiscales.

El fundador y CEO de Binance, Changpeng Zhao, el carismático ejecutivo tecnológico, negó que hubiera una relación con el lavado de dinero y dijo que cumplen con todos los requeremintos impositivos.

Binance nació en China en 2017, pero luego debió trasladar su sede a Tokio porque el gigante de Asia prohibió la actividad criptográfica en ese país. 

El gigante del intercambio de criptomonedas funciona de manera limitada en los Estados Unidos a través de Binance US.

En ese país, por ejemplo, no se pueden comprar a través de Binance con tarjeta de crédito criptomonedas, sino sólo por medio de transferencias bancarias debidamente autorizadas.

Desde que se creó, Binance ha superado a rivales mucho más antiguos en la industria, como Coinbase o Kraken, por ejemplo.

La compañía de Changpeng Zhao, al igual que buena parte de la industria cripto, ha crecido exponencialmente en los últimos dos años, en buena medida, gracias a las bajas regulaciones que encuentran en la mayoría de los mercados.

Binance también tiene sedes en las Islas Caimán y tiene oficinas en Singapur.

Binance: Nos tomamos muy en serio las leyes

Desde Binance emitieron un comunicado diciendo que se toman “muy en serio” las obligaciones legales en todos los países y que se relacionan con los reguladores de forma colaborativa y “sin esconder nada”.

También dijeron que desde hace tiempo trabajan en el “cumplimiento sólido” del pago de obligaciones y que han incorporado “principios y herramientas para evitar el lavado de dinero” dentro de la plataforma.

Esas herramientas, dice Binance, son las mismas que utilizan las instituciones financieras más prestigiosas del mundo para detectar actividades sospechosas.

La preocupación de Estados Unidos por Binance

El gobierno de los Estados Unidos está preocupado porque las criptomonedas se estén utilizando para ocultar transacciones ilegales, incluidos robos de datos, pagos por trata de personas y transacciones relacionadas con el tráfico de drogas.

También tienen la sospecha de que miles de estadounidenses han obtenido ganancias inesperadas “apostando” por el meteórico aumento del mercado cripto, pero evadiendo impuestos.

Esas preocupaciones son el único obstáculo que parece tener el avance de las monedas digitales en su conjunto, y del bitcoin en particular. 

Igualmente, no es un gran problema aún porque la industria no para de crecer y hasta Wall Street está adoptando cada vez más el uso de bitcoin y de otros tokens en medio del “boom” de la inversión global.

Investigaciones

Si bien tanto el Departamento de Justicia y el IRS están avanzando en sus investigaciones, según los mismos medios, hasta ahora, no se han hallado pruebas que digan que se están incumpliendo normas por parte de Binance. 

Igualmente, los estudios contables avanzan, lo mismo que el cruce de información con otras bases de datos del gobierno estadounidense.

Entre los funcionarios involucrados en la investigación hay fiscales del Departamento de Justicia expertos en actividad bancaria que conocen en detalle el complejo entramado de los delitos financieros.

Ambas investigaciones no son nuevas, sino que comenzaron hace meses, aunque no se hicieron públicas.

Entre otros aspectos, la investigación incluye a los empleados de Binance en los Estados Unidos.

Comercio de futuros en Binance

En paralelo, también tiene abierta una investigación sobre Binance la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos de Estados Unidos. El objetivo es averiguar si permitió a los estadounidenses realizar transacciones ilegales.

En ese caso puntual, lo que se busca es saber si Binance ha permitido que algunos inversionistas compren derivados vinculados a tokens digitales.

Hay que recordar que los residentes en los Estados Unidos tienen prohibido comprar esos productos a menos que las empresas que los ofrezcan estén registradas en la CFTC.

Zhao, por su parte, ha expresado que Binance analiza en detalle lo que hacen los estadounidenses en sus plataformas para que se complan las reglas dispuestas por el gobierno de ese país.

Cuando es necesario, se bloquea a los estadounidenses cuando se detecta, con tecnología avanzada para analizar transacciones, que pudiera haber signos de lavado de dinero u otras actividades no lícitas, dijo Zhao.

En 2020, Binance llegó a advertirle a los estadounidenses residentes en ese país que les congelarían sus cuentas si eran descubiertos comerciando con criptomonedas de forma ilegal.

Informe de Chainalysis 

Un informe realizado por Chainalysis relacionado con transacciones fuera de la ley y que involucran a tokens digitales dice que se rastrearon Bitcoin por un valor de 2.790 millones que se sospecha estaban vinculados con delitos. 

Chainalysis dice que aproximadamente el 26 por ciento, es decir, unos 750 millones de esos dólares, fueron a cuentas en Binance.

Binance respondió diciendo que cumple con todas las regulaciones contra el lavado de dinero en las jurisdicciones en las que opera y que trabaja con socios como Chainalysis para mejorar sus sistemas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here