(Tiempo de lectura: 4 min)

El gobierno de los Estados Unidos se ha mostrado este miércoles partidario de suspender temporalmente las patentes de las vacunas contra la Covid-19. La Casa Blanca apoyará la propuesta que varios países han presentado en esta línea ante la Organización Mundial del Comercio (OMC). Con esta decisión, la administración Biden tiene el objetivo de facilitar la aceleración de la producción y la distribución de las vacunas en todo el mundo.

El giro del posicionamiento de la administración central de Estados Unidos lo anunció ayer la representante estadounidense de Comercio Exterior, Katherine Tai. Tai defendió, en un comunicado, que la crisis económica y sanitaria generada por la Covid-19 supone “una crisis sanitaria mundial y las circunstancias extraordinarias de la pandemia reclaman medidas extraordinarias”.

Tai explicó ayer que la administración “cree firmemente en las protecciones de la propiedad intelectual”, pero defiende la liberación de las patentes para acabar con la pandemia. En este sentido, la representante estadounidense afirmó que Washington participará “activamente” en las negociaciones en el marco de la organización Mundial del Comercio para permitir la suspensión de estas patentes. La decisión de la administración Biden llega después de días de debate dentro del gobierno, que ha recibido la presión de algunos grupos empresariales y gigantes farmacéuticos estadounidenses.

Los países emergentes celebran la decisión y piden celeridad en la liberalización de las patentes

El anuncio de ayer de la administración de Biden fue aplaudida por varios países en vías de desarrollo que reclaman a la Organización Mundial del Comercio la liberalización de las patentes desde hace seis meses. De hecho, decenas de países emergentes, lideradas por la India y Suráfrica ya pidieron en octubre a la OMC la suspensión de las patentes de las vacunas, los tests y los fármacos relacionados con la Covid-19. Una petición que hasta la fecha no se ha trasladado en ninguna decisión internacional y que permitiría a los países con menos recursos hacer frente al enorme gasto sanitario que está suponiendo la pandemia.

Hasta el anuncio de ayer de Estados Unidos, tanto el país norteamericano como la Unión Europea, Reino Unido y Suiza, se habían opuesto frontalmente a la liberalización de las patentes. A finales de 2020, la Unión Europea alegó que la propiedad intelectual supone un “incentivo” al desarrollo de vacunas y otros fármacos, por lo que la suspensión de las patentes no generaría necesariamente un incremento de la producción.

Los mismos motivos fueron utilizados por la Federación Internacional de Fabricantes y Asociaciones Farmacéuticas (IFPMA). La IFPMA reaccionó ayer al comunicado de Estados Unidos, que catalogaron de “decepcionante”. De hecho, las farmacéuticas consideran que la suspensión de las patentes no aumentará la producción de dosis. “Muy al contrario, puede llevar a la desorganización”, aseguraba el comunicado de la federación de fabricantes farmacéuticas de ayer. Por el contrario, la farmacéuticas abogan por solucionar otras limitaciones de producción, “como la eliminación de barreras comerciales o de cuellos de botella en el suministro de materias primas y oros ingredientes”. En este sentido, las farmacéuticas avisan que se necesitan conocimientos técnicas y médicos “específicos” para la producción de las vacunas.

La Unión Europea dice ahora que está “dispuesta a hablar” de la suspensión de las patentes de las vacunas

El anuncio de Estados Unidos ha tenido también una reacción inmediata de la Comisión Europea. Después de que la semana pasada 400 parlamentarios europeos firmaran una carta reclamando a la Unión Europea que se liberen las patentes, hoy la presidenta de la Comisión Europea ha asegurado que “La UE está dispuesta a discutir cualquier propuesta que aborde la crisis de la Covid-19 de manera efectiva y pragmática”. En este sentido, Von der Leyen ha asegurado que la UE se muestra “dispuesta” a negociar la propuesta de Estados Unidos sobre las vacunas, junto con la OMC.

Pero la propuesta clara que se encuentra hoy en día sobre la mesa es la realizada por la India y Suráfrica. Una propuesta que, si bien no se conocen los detalles, propone incluir límites temporales estrictos a la liberación e las patentes. La OMC asegura que la propuesta se estudiará, pero de momento no se conocen más detalles sobre las posibilidades de prosperar.

Y ante una campaña de vacunación muy desigual entre los países del norte y del sur, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) también apuesta por liberalizar las patentes de la vacuna. En concreto, el jefe de la ONU, Antonio Guterres, apostó ayer por permitir a otras compañías del mundo producir vacunas a escala mundial. Sin embargo, la decisión de la OMC acabará recayendo en el consenso de los 164 estados miembro que conforman la organización.

En todo caso, tanto en la ONU como en la OMC hay todavía pocas esperanzas a que se pueda aumentar la producción a corto y medio plazo y hacer llegar las vacunas a los países más empobrecidos.

La UE ve factible alcanzar el 70% de la población adulta vacunada en julio

El debate sobre la liberalización de las patentes se produce en un momento en que Europa ha incrementado su capacidad de incoulación de vacunas. Todavía lejos de los datos de vacunas de Estados Unidos, Israel y Reino Unido, la UE prevé que en el mes de julio el 70% de la población adulta del viejo continente pueda contar ya con la pauta de vacunación completa. Este hito supondría avanzar dos meses las previsiones iniciales, que preveían conseguir la inmunidad de grupo en el mes de septiembre.

En este sentido, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, reivindicó la capacidad de Europa para vacunar de forma homogénea en todos los Estados miembro. La presidenta del ejecutivo europeo aseguró que con laos 150 millones de vacunas entregadas, la UE se sitúa ya como la tercera potencia con más vacunas, solo por detrás de Estados Unidos. y China. De hecho, la UE fía el plan de vacunación a Pfizer y Biontech, con quien ha firmado un nuevo convenio y no descarta llegar a otro acuerdo para conseguir todas las dosis necesarias para la vacunación de 2022.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here