(Tiempo de lectura: 2 min)

Este lunes 15 de junio el aeropuerto de Palma recibirá a los primeros turistas en tres meses que ve España. Se trata de un plan piloto para experimentar los protocolos de seguridad de los vuelos internacionales a una semana de que también se abran las fronteras entre comunidades autónomas.

Los primeros viajeros, procedentes de Düsseldorf, Alemania, llegarán a las 10:35 de la mañana a Mallorca e inaugurarán la temporada de turismo veraniega después de haber superado el bloqueo mundial de la pandemia. El mismo día Mallorca recibirá otro vuelo de Fráncfort en la tarde

Estos son los primeros de 47 vuelos autorizados inicialmente hasta el 30 de junio en los aeropuertos de Mallorca, Ibiza y Menorca por el Ministerio de Sanidad para el plan piloto.

Esta fase retrasa la decisión del Gobierno de reabrir las fronteras al turismo el 21 de junio, ya que los otros 41 estaban programados a partir del próximo domingo.

No obstante, la presidenta de la isla balear, Francina Armengol, ha subrayado tras conocer el adelanto de la reapertura de fronteras que ella misma planteó ya hace dos semanas que se autorizara el turismo internacional al mismo tiempo que se permitía el nacional con el levantamiento del estado de alarma.

Armengol espera que luego de probar el funcionamiento de los protocolos de seguridad sanitaria se reactive el turismo, aunque sea parcialmente, esta temporada, ya que esta actividad es el principal motor económico del archipiélago.

El plan piloto estaba previsto para un máximo de 10.900 turistas procedentes de los aeropuertos alemanes de Düsseldorf, Fráncfort, Hamburgo, Hannover y Stuttgart, y ha sido negociado con los turoperadores TUI, DER Touristik y Schauinslad-Reisen.

 

Una esperanza para hotelería

El Govern balear también ha trabajado el proyecto en coordinación con las patronales hoteleras, principalmente la de Mallorca, que es la isla de preferencia de los turistas alemanes.

Los primeros turistas serán atendidos por un personal con formación específica en los hoteles de la Playa de Palma que acondicionados con medidas de seguridad y dotados de señales para promover el seguimiento de las recomendaciones sanitarias.

Los viajeros deberán rellenar en el avión un cuestionario de salud y someterse a su llegada a un control de temperatura. Además, tendrán que facilitar su teléfono y lugar de alojamiento para que personal de Balear realice un seguimiento de su estado de salud durante su estancia.

En caso de que algún visitante de positivo de coronavirus, el ejecutivo de la comunidad autonómica tiene dispuestos unos apartamentos para aislar a la persona contaminada, siempre que no requiera de cuidados hospitalarios. En caso de que sí, el turista recibirá la misma atención que cualquier residente.

También el Gobierno de Canarias apuesta por reactivar el turismo, sector del que depende el 35 % del PIB de la comunidad autónoma, pero desea que el regreso de los visitantes esté ligado a la realización de test.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, señaló el viernes que seguirá insistiendo en que la forma más segura de afrontar el retorno del turismo es hacer pruebas de COVID-19 en origen a los turistas, antes de que embarquen hacia sus vacaciones.

Un posible problema de este plan ideado por los asesores de Torres es que depende de la aprobación de los países de origen de los turistas. También explora la posibilidad de que se realice una vez el viajero llegue al aeropuerto de la isla elegida.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here