(Tiempo de lectura: 5 min)

La economía de España emitió en 2019 un total de 323,2 millones de toneladas de gases de efecto invernadero. La cifra supone una reducción del 5,7% respecto al 2018, cuando se emitieron un total de 342,8 millones de toneladas. Así lo asegura la estadística de Cuentas medioambientales y de Emisiones a la Atmósfera publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La estadística del INE analiza los gases de dióxido de carbono, metano, óxido nitros y otros gases emitidos a la atmósfera durante un año. Y a pesar de que los datos de 2019 son todavía provisionales, el organismo estadístico identifica la mayor reducción de gases de efecto invernadero en España de la última década. El decrecimiento de las emisiones vendría fomentada principalmente por la caída de las emisiones de Dióxido de carbono. Según el INE, las emisiones de dióxido de carbono retrocedieron un 6,7% en 2019. La caída fue menos pronunciada en el caso del óxido nitroso (-3%), mientras que las emisiones de metano se incrementaron levemente (+0,2%).

Sin embargo, el Dióxido de carbono sigue siendo el principal gas de efecto invernadero emitido en España. Según los datos del INE, en 2019 se emitieron 259.988 toneladas de Dióxido de carbono en la atmósfera desde España. La cifra supone el 80,4%. Por su parte, el Metano es el segundo gas más emitido en España y representa el 12,3% de los gases emitidos. En cambio, el óxido nitroso retrocede su presencia y actualmente supone el 5,4% de los gases.

Las energías renovables, principales responsables de la reducción de emisiones de efecto invernadero en España

La estadística del INE también analiza las emisiones de gases contaminantes en España según las ramas de actividades y los hogares. Así, la industria manufacturera sigue siendo el sector del país que más contamina, con un total de 80,7 millones de toneladas, seguida de los hogares (68,4  millones), el suministro de energía eléctrica, gas, vapor aire acondicionado y agua (45,4 millones), la agricultura y ganadería (50,9 millones) y el transporte y almacenamiento (45,2 millones).

Pero el informe identifica el suministro de energía eléctrica, gas, vapor, aire acondicionado y agua como el sector que más ha conseguido reducir sus emisiones. Concretamente, según los datos preliminares, en 2019 el sector redujo un -19,4% sus emisiones. Esta cifra se genera principalmente por el auge de las fuentes de energía renovables en España en los últimos años. El informe considera que todos los sectores han reducido sus emisiones en 2019. También lo han hecho los hogares, aunque de una forma más tímida, con una reducción del 0,2% de la emisión de gases.

El informe también asegura que el Dióxido de Carbono fue emitido, principalmente por la Industria manufacturera y los hogares. En cambio, la agricultura, silvicultura, ganadería y pesa fue la principal responsable de la emisión de Metano y Óxido Nitroso.

Segundo año consecutivo de reducción de emisiones

Los datos, a pesar de ser discretos, dibujan una tendencia a la baja en la generación de gases de efecto invernadero en España. Una tendencia que se inició en 2018 tras rebajar en 5 millones de toneladas de gases de efecto invernadero. La tendencia, sin embargo es todavía débil como para hacer prever una descarbonización de la economía de España. Las cifras son algo más abultadas si se compara con el nivel de emisión de gases en 2008. Ese año llegaron a los 420,8 millones de toneladas de gases de efecto invernadero. A partir de ese año las emisiones se redujeron de forma ininterrumpida hasta 2013. Sin embargo, dichas reducciones se atribuyen al decrecimiento de la economía de España durante la crisis económica y financiera de esos años, y no a políticas efectivas contra la emisión de gases.

2020, año récord para la energía renovable en España

La reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en España en 2019 se ha producido, en parte, gracias al auge de las energías renovables. Y en este sentido, en 2020 la reducción de emisión de gases contaminantes por parte de la industria eléctrica podría ser todavía mayor. Hasta el mes de agosto, las energías renovables en España habían producido un total de 69.149 GWh. La cifra suponía un incremento del 15% interanual. El incremento del uso de energía renovable va directamente relacionado al auge de la producción de la misma. Y en este sentido, la eólica es la que más energía ha producido en la economía de España, seguida de la hidráulica y la fotovoltaica.

Y, de hecho, entre el mes de enero y el mes de octubre de este año la energía renovable ha generado un 43,5% del total de energía consumida. Un porcentaje que ha ido incrementando mes a mes y que en octubre ha supuesto el 69,4% del total.

La demanda de energía caerá un 5% en 2020

Y el impacto de la Covid-19 en las economías mundiales también podría suponer una reducción de emisiones en 2020, aunque solamente de carácter coyuntural.  Así, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) calcula que la demanda de energía en 2020 caerá un 5%. La previsión es algo más moderada de la pronosticada en un primer momento, cuando se estimaba una caída del 7%. Y entre las fuentes de energía que más caerán se encuentra el petróleo (-8%), el carbón (-7%) y el gas natural (-3%). Esta caída podría generar, según la AIE una rebaja de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera de 2,4 gigatoneladas en todo el mundo. Esto haría, según la AIE, volver al nivel de emisión de gases de efecto invernadero que había hace una década.

Sin embargo, dicha caída podría ser únicamente coyuntural y no suponer un cambio de tendencia en la emisión de gases de efecto invernadero. De hecho, la AIE calcula que en 2021 se recuperará el nivel de demanda de energía previo a la llegada de la Covid-19, y en 2023 se podría registrar un crecimiento de la demanda del 4%. Por eso, la propia  AIE hace un llamamiento al sector y a los agentes políticos a reconvertir las fuentes de producción de energía y prescindir de los combustibles fósiles en los próximos años.

La economía de España emitió en 2019 un total de 323,2 millones de toneladas de gases de efecto invernadero. La cifra supone una reducción del 5,7% respecto al 2018, cuando se emitieron un total de 342,8 millones de toneladas. Así lo asegura la estadística de Cuentas medioambientales y de Emisiones a la Atmósfera publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística.

La estadística del INE analiza los gases de dióxido de carbono, metano, óxido nitros y otros gases emitidos a la atmósfera durante un año. Y a pesar de que los datos de 2019 son todavía provisionales, el organismo estadístico identifica la mayor reducción de gases de efecto invernadero en España de la última década. El decrecimiento de las emisiones vendría fomentada principalmente por la caída de las emisiones de Dióxido de carbono. Según el INE, las emisiones de dióxido de carbono retrocedieron un 6,7% en 2019. La caída fue menos pronunciada en el caso del óxido nitroso (-3%), mientras que las emisiones de metano se incrementaron levemente (+0,2%).

Sin embargo, el Dióxido de carbono sigue siendo el principal gas de efecto invernadero emitido en España. Según los datos del INE, en 2019 se emitieron 259.988 toneladas de Dióxido de carbono en la atmósfera desde España. La cifra supone el 80,4%. Por su parte, el Metano es el segundo gas más emitido en España y representa el 12,3% de los gases emitidos. En cambio, el óxido nitroso retrocede su presencia y actualmente supone el 5,4% de los gases.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here