(Tiempo de lectura: 2 min)

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha anunciado este sábado la paralización de todas las actividades no esenciales desde el lunes 30 de marzo y hasta el jueves 9 de abril y ha insistido nuevamente en una posición europea que ayude a combatir el coronavirus.

En una comparecencia desde La Moncloa, Sánchez ha dicho que esta “medida excepcional” que se aprobará mañana en un Consejo de Ministros extraordinario supondrá que todos los trabajadores de actividades no esenciales “deberán quedarse en casa”. A partir de este lunes los trabajadores tendrán un permiso durante todo el tiempo y recibirán su salario “con normalidad”.

Los profesionales de la salud, agricultores, productores y comerciantes de productos alimentarios y sanitarios seguirán trabajando como lo han hecho hasta el momento.

Después del período de cese de la actividad, los trabajadores deberán recuperar las horas no trabajadas “de manera paulatina”. El presidente ha advertido que se trata de “días muy duros” por la pandemia del coronavirus y es necesario “intensificar la lucha”.

De hecho, la nueva medida se suma a los decretos previamente establecidos por el estado para combatir la pandemia, al tiempo que intenta sobrellevar la economía española. Una de las inversiones más importantes de España en la actualidad es el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que da una respuesta a las empresas que no se dan abasto para pagar la nómina en estos meses.

La UE “no debe fallar”

En su alocución Sánchez ha reclamado a la Unión Europea que ofrezca una respuesta económica y social unificada frente a la pandemia de coronavirus, ya que es una “catástrofe que nos afecta a todos”, como una especie de Plan Marshall.

El jefe del Ejecutivo ha recalcado que a Europa le toca ahora proteger a los ciudadanos más débiles y a los países que sufren las mayores consecuencias negativas provocadas por la pandemia.

“Europa se la juega”, ha insistido el socialista Sánchez en un mensaje en el que ha pedido a la UE que no falle. Solo han pasado dos días después de la última reunión del Consejo Europeo en la que no se alcanzó un consenso frente a la epidemia.

Tras recordar que ahora mismo el epicentro de la pandemia está en territorio europeo, Sánchez ha insistido en que la UE debe estar a la altura de las circunstancias y “no puede defraudar” a sus ciudadanos.

“No puede fallar, no debe fallar”, según el jefe del Ejecutivo, que ha subrayado que “necesitamos contundencia y solidaridad”.

También ha destacado que los europeos deben asumir el reto con voluntad para acelerar la “lentitud” de los mecanismos de la Unión Europea

En opinión de Sánchez, Europa debe poner en pie “una suerte de economía de guerra y promover la resistencia”, movilizando gran cantidad de recursos a través de un plan que ha comparado con el Plan Marshall.

“Es la hora de la UE” ante una crisis que está poniendo a prueba a toda la humanidad, ha dicho.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here