(Tiempo de lectura: 2 min)

Después de que el Eurogrupo no lo lograse ayer, la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha indicado este viernes que no cesará su trabajo hasta conseguir que se establezca una mutualización de la deuda europea, lo que se han llamado “coronabonos”.

Calviño ha dicho en una entrevista en la Cadena Ser que se debe buscar un mecanismo “en el medio plazo” con el objetivo de “poner en común los costes” para luchar contra la pandemia del coronavirus, que arrastra la peor crisis económica desde hace casi un siglo.

En el acuerdo adoptado ayer se lanzó un paquete de medidas de hasta medio billón de euros divididos en tres pilares, aunque no se mencionó la aprobación de los “coronabonos”, que fue rechazado por países como Holanda, Alemania, Finlandia y Austria, aunque a favor estaba España e Italia, dos de los países más afectados por el Covid-19.

Igualmente, Calviño se mostró satisfecha por el “buen acuerdo” rubricado ayer, pese a que hubo “mucha tensión” y que llegó incluso a retrasarse durante un día tras horas de negociaciones.

Uno de los pilares adoptados es un fondo del Banco Europeo de Inversiones (BEI) con hasta 200.000 millones en créditos para empresas y un fondo temporal contra el paro con 100.000 millones para ayudas al empleo. Este es el que Calviño dice que posiblemente se use, pero dependiendo de cómo las empresas van a acceder a los créditos.

Además de esos fondos, se adoptó también una línea de crédito del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo de rescate, con 240.000 millones de euros en préstamos.

Segundo tramo para créditos ICO

La liquidez para pymes y autónomos sigue siendo una de las prioridades del Gobierno español, los que se han visto más afectados por la crisis del coronavirus.

Este viernes el Consejo de Ministros ha aprobado un segundo tramo de la línea de avales para créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) por 20.000 millones de euros, destinados a la liquidez de las pymes y autónomos.

De este iniciativa podrán acogerse 1,3 millones de negocios, dijo este viernes la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en una rueda de prensa.

La concesión de uno de estos créditos no pueden ir ligada a la compra de otros productos financieros, avisó.

Calviño también ha querido dejar claro esto y aseveró que será el Banco de España quien lo va a supervisar.

Calviño también arguyó que el primer tramo no se ha agotado “ni de lejos”, aunque sí “algunos bancos han sido muy rápidos” en llegar a su límite. Por ese motivo, se ha movilizado esta segunda ronda.

Para los autónomos y pymes, el Estado garantizará el 80 % de los nuevos préstamos y renovaciones de financiación. Para el resto de las empresas, será de hasta un 70%, según explicó.

Además, agregó que la primera ronda de estos créditos ha podido inyectar mucha liquidez a las empresas, ya que la dotación total de este primer trama ha sido de 100.000 millones.

“Hemos sido especialmente sensibles y cuidadosos en atender a los autónomos y a las pymes”, dijo Montero, que añadió que en el contexto en el que se encuentra España en estos momentos “la liquidez supone un auténtico salvavidas para muchas empresas”.

Con esta inyección, recordó, podría permitir que el tejido productivo y del mercado tengan más medios para poder resistir al gran impacto que va a suponer esta crisis.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here