(Tiempo de lectura: 4 min)

El riesgo de contagio de la Covid-19 entre los trabajadores de España sería el más alto entre los países de la OCDE. Así lo asegura el informe anual ‘Employment Outlook 2020’ de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). El informe de la OCDE señala España como el país con mayor número de trabajadores en puestos considerados “en riesgo” de contraer la enfermedad de la Covid-19. Los datos del informe concluyen que el 56% de los trabajadores españoles desempeña un trabajo que conlleva riesgos de contagios del virus. Se trata de la cifra más alta entre los 24 países que el informe de la OCDE ha analizado. Sin embargo, el riesgo de contagio en el total de puestos de trabajo de los países analizados también es alto: el 48% del total.

De esta forma, España se encuentra en la primera posición en riesgo de contagio de la Covid-19 entre trabajadores. De los otros 24 países de la OCDE analizados por el informe, también destacan Eslovaquia (53%), e Irlanda (52%). Por el contrario, el porcentaje de trabajadores en riesgo de contraer la Covid-19 es substancialmente inferior en Luxemburgo (39%), República Checa (44%) y Estonia (44%). Según el informe, las métricas para concluir el grado de riesgo de contagio de la Covid-19 entre trabajadores se han elaborado teniendo en cuenta el grado de distanciamiento entre compañeros de trabajo, las interacciones físicas y el trato con el público.

El informe no desglosa el nivel de riesgo de trabajos por sectores económicos, pero sí concluye que las clases bajas y las mujeres pueden tener mayor riesgo de contagio. Según el informe, las mujeres suponen un porcentaje mayor que el de los hombres entre el grueso de trabajadores expuesto a la Covid-19.

La tasa de paro se dispara en los países de la OCDE y el empleo no se recuperará hasta 2021

El informe ‘Employment Outlook 2020’ considera que el impacto de la pandemia en el mercado laboral ha sido devastador en la mayoría de economías occidentales. Y una de las principales consecuencias de la destrucción de empleo es el auge de la contratación temporal. Según el informe, el empleo inestable supone más del 10% del total en países como Finlandia, Grecia y España. El informe concluye que el impacto de la Covid-19 ha sido, en proporción, 10 veces mayor que el producido en la crisis financiera y económica de 2008. De hecho, en tan solo dos meses, la Covid-19 ha sido capaz de cargarse el 16% del número de horas trabajadas entre los países de la OCDE.

En el mismo período de la crisis de 2008, el porcentaje de horas de trabajo perdidas fue de poco más del 1%. Sin embargo, según el informe de la OCDE, el número de horas trabajadas se ha empezado a recuperar a partir del tercer trimestre de pandemia. Por el contrario, el impacto de la crisis de 2008 fue sostenido durante prácticamente dos años.

 

ocde

Pero aunque el impacto de la Covid-19 pueda ser algo más coyuntural que la crisis económica y financiera de 2008, la OCDE alerta que el empleo no se recuperará, por lo menos, hasta 2021. Los cálculos del informe colocan el porcentaje de desempleo en el 10% entre los países de la OCDE a finales de 2020. Este dato duplicaría el porcentaje de paro medio de los países de la OCDE a finales de 2019, que se situaba en el 5,3%. Sin embargo, el porcentaje podría subir hasta el 12% si se produjera una segunda ola importante de contagios.

El riesgo de pobreza podría llegar al 20% en España

Y este desempleo será devastador para los jóvenes, las mujeres y las clases trabajadoras. El informe calcula que la tasa de pobreza podría rondar el 20% en España a finales de año. El aumento de la pobreza se debe, principalmente, a la falta de empleo y a la precariedad laboral del país. Según la OCDE, en países como España, Austria, Estonia, Finlandia o Grecia, se producirá un auge considerable de empleo inestable. Un empleo inestable que será demoledor entre los trabajadores menores de 29 años. Además, el informe alerta que los trabajadores temporales tienen menor acceso al sistema de prestaciones, por lo que su riesgo a la pobreza es mucho mayor que en el caso de países con mercados laborales más estables.

Y si bien el auge del paro y la pobreza no se produce solo en España, el informe alerta de variaciones significativas entre los Estados miembro de la OCDE. De esta forma,  la OCDE hace un llamamiento a los gobiernos a tomar medidas para tratar de salvar el mayor número de trabajos posible. Por otro lado, el informe también aboga por mayor número de programas de empleo. Según los datos del informe, Nueva Zelanda, Francia, Suiza e Italia encabezan el número de programas para la retención de empleos. Por el contrario, el número de programas para salvar empleos es prácticamente inexistente den Estados Unidos y Canadá. En el caso de España, se han aprobado programas que suponen el 20% del número total de trabajadores del país. Un porcentaje que es inferior a la media de la OCDE y de la mayoría de países de la Unión Europea.

Los jóvenes y las mujeres, los más afectados por la Covid-19

El porcentaje de empleos destruidos por la Covid-19 también presenta diferencias según la edad y el género. De este modo, la OCDE alerta que el imapcto de la Covid-19 está siendo mayor en el empleo entre mujeres y jóvenes. Los datos de la OCDE concluyen que la tasa de desempleo de los jóvenes entre los países de la OCDE se situaba en mayo en el 17,64%. En febrero el porcentaje era del 11,24%. En cambio, el porcentaje de personas mayores desempleadas ha incrementado menos por la Covid-19. En concreto, la OCDE calcula que el porcentaje de desempleo entre mayores de 25 años es del 7,26%. En febrero era del 4,44%.

Por género, el desempleo entre las mujeres de los países de la OCDE se situaba en mayo en el 9,02%. En febrero era del 5,39%. Entre los hombres, la tasa de desempleo en mayo era menor (7,83%). En febrero el número de hombres parados también era inferior al de las mujeres (5,05%). Sin embargo, se visualiza una clara brecha de más de un punto debido a la Covid-19.

En el caso de España, los datos difundidos por la OCDE registran una brecha de género todavía más considerable. En mayo, la tasa de paro entre mujeres españolas era del 16,5%, mientras que entre  los hombres era del 12,7%. Pero donde tiene realmente el problema España es en el empleo juvenil. El 32,9% de los jóvenes Españoles se encuentran en situación de desempleo. Una cifra que es más el doble de la media de desempleo de todo el país.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here