(Tiempo de lectura: 3 min)

El índice de Precios de Consumo (IPC) se redujo un 0,7% en abril, con respecto a 2019. La caída de los precios en España hace entrar al país en una situación de deflación. Una situación que no se daba desde agosto de 2016. Así lo aseguran los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), encargado de elaborar el indicador que mide la evolución de los precios en España.   Con los datos del mes de abril la economía española acumula tres meses consecutivos de reducción de precios. Desde enero de 2020 los precios no han parado de bajar, y lo han hecho con especial velocidad a partir del mes de marzo, con la aplicación del estado de alarma con motivo de la pandemia provocada por la Covid-19.

De hecho, el propio organismo estadístico público español atribuye la variación negativa de la tasa interanual del IPC a los efectos generados por la Covid-19, como el abaratamiento de los combustibles. El INE también argumenta la entrada en deflación española por la situación “inédita” que supone el estado de alarma. “es la primera vez que una parte considerable de los bienes y servicios de consumo no están disponibles para su adquisición”, subraya el INE en la nota informativa referente a los datos del IPC del mes de abril de 2020. De hecho, según datos del INE los precios en el mes de abril repuntaron un 0,3% con respecto al mes de marzo. Sin embargo, la variación interanual marca un desplome del 0,7% con respecto al mes de abril de 2019.

Grupos de productos y servicios especiales para la Covid-19

En esta nueva estimación del INE del Índice de Precios del Consumo se analiza el índice de precios de los productos incluidos en el “Grupo especial Bienes Covid-19”. Se tratan de esos productos que se han seguido consumiendo a pesar del estado de alarma. Y en relación a este grupo de productos, el INE constata que los precios subieron un 1,1% respecto al mes de marzo. Sin embargo, los “Servicios Covid-19” (aquellos servicios que han seguido activos) han bajado un 1,5% respecto al mes de marzo.

El repunte de los precios de los alimentos amortigua el desplome de precios

La entrada en deflación de España en el mes de abril por primera vez en cuatro años se produce debido al desplome de algunos grupos de productos y servicios. Entre ellos destacan los productos y servicios relacionados con el transporte, que retroceden un 6,8% en el mes de abril. También es considerable la evolución  negativa de los precios en la vivienda (-6,6%) y, en menor medida, en el vestido y calzado y los servicios de hostelería y restauración.

Por el contrario, el uno grupo de productos que mantiene una tendencia positiva en relación a los precios son los alimentos y bebidas no alcohólicas. En concreto, estos productos subieron un 4% su precio en el mes de abril, con respecto al mismo mes de 2019. Los demás productos y servicios, como las bebidas alcohólicas y el tabaco, el menaje, la medicina, las comunicaciones, el ocio y la cultura o la enseñanza mantienen unos precios similares a los de hace un año, según los datos del INE.

En concreto, el INE considera que el contexto de deflación en la que entra España con la peor evolución de precios desde 2016 se debe, principalmente, al desplome de transportes y vivienda. En concreto, el INE asegura que el desplome de los carburantes y lubricantes para el transporte personal ha impactado con fuerza en la variación general del IPC. También asegura que se ha producido una bajada considerable de los precios en la electricidad y el gasóleo para la calefacción. Por el contrario, el INE destaca la estabilidad de los precios del gas.

Aragón y Castilla-La Mancha lideran la caída de precios en España

Por territorios, el IPC disminuyó en el mes de abril con especial virulencia en las Comunidades Autónomas de Castilla-La Mancha y Aragón, con una reducción interanual de los precios del 1,2%. Por el contrario las Islas Canarias, tras sufrir un descalabro de sus precios en marzo, se recuperó en abril con una caída interanual de los precios de solo el 0,4%.

Sin embargo el índice de precios cayó en abril en todos los territorios del Estado español con respecto a 2019. La única tendencia positiva parece que se encuentra en la cierta estabilización de los precios comparados con los de marzo de 2020. Así, comunidades como Catalunya, Murcia, Andalucía, la Comunidad de Madrid, el País Vasco o Canarias vivieron variaciones positivas de los precios con respecto a marzo de 2020.

Italia, al borde de la deflación mientras que Alemania y Francia sostienen sus precios

Durante esta semana también se han conocido los datos de variación de los precios de consumo de distintas economías europeas. Y a diferencia de la deflación ya presente en España, Alemania es una de los países europeos que consigue mantener sus precios en abril. En concreto lo hace con una inflación interanual del 0,9%. De hecho, con estos datos difundidos por la Oficina Federal de Estadística (Destatis), Alemania revisa al alza su variación de precios. Tal y como justifica el INE, la mayor bajada de precios en el país germano también se vive en los combustibles. Sin embargo, en Alemania sube el precio de la electricidad y de los alimentos. También Francia aguanta sus precios en el mes de abril de 2020, con una variación interanual del IPC del 0.4%.

En cambio, Italia, como en el caso de España, está sufriendo más para evitar un período de deflación. Y de momento lo consigue con una variación interanual de los precios del consumo del 0% en el mes de abril de 2020.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here