(Tiempo de lectura: 3 min)
Los datos de la EPA del primer trimestre de 2020 reflejan que un millón y medio de hogares de España no cuentan con ningún empleo

El impacto de la covid-19 en el empleo de España cuenta, desde hoy, con un nuevo indicador que constata la pérdida de lugares de trabajo en el conjunto del territorio español. Después que el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) arrojara el impacto de la covid-19 en los últimos días de marzo, hoy el Instituto Nacional de Estadística confirma la tendencia con los datos de la Encuesta de Población Activa referente al primer trimestre de 2020.

Como ya pasó con los datos del SEPE, los indicadores del impacto de la covid-19 en el empleo apenas reflejan la destrucción de empleo producida en las primeras dos semanas de confinamiento. Aun así, quince días son suficientes para contar con los peores datos en destrucción de empleo desde 2013.

Según ha informado el Instituto Nacional de Estadística (INE), al final marzo el número total de parados se situó en 3.313.000 personas, mientras que los ocupados suponían 19.681.300 personas. Así, la Encuesta de Población Activa denota un incremento del paro en 121.000 personas y una destrucción de 285.600 puestos de trabajo. La tasa de paro se situaba en el 14,41% en el primer trimestre del año. Sin embargo, el propio INE alerta que el impacto de la Covid-19 podría ser mucho mayor, ya que la Encuesta de Población Activa recoge la  media de empleabilidad de las 13 semanas del primer trimestre del año. Según el organismo público de estadística, los efectos de la Covid-19 se empezaron a notar a mediados de marzo. El impacto de la pandemia ha hecho afectar varios aspectos de la EPA, como reconoce el propio organismo.

ARTÍCULO RELACIONADO

Invertir en oro para protegerte de la recesión: ¿Deberías comprar oro de inmediato?

Cada vez más personas se lanzan a invertir en oro ante la actual situación financiera que esta azotando el mundo. De hecho estamos viendo...

Se rompe una racha de 25 trimestres de evolución de empleo

Los datos reflejados en la EPA del primer trimestre de 2020 muestran el mayor nivel de estancamiento del empleo de  los últimos siete años. Si se analiza la evolución en términos desestacionalizados, la evolución del empleo retrocedió un 0,41% durante el primer trimestre de 2020, interrumpiendo así una racha de 25 trimestres consecutivos al alza.

Por sectores, solo la industria ha sido capaz de crear empleo durante el primer trimestre del año. El sector industrial registra una evolución positiva en el empleo de 5.600 personas. Por el contrario, el sector servicios pierde 275.900 empleos. La agricultura (-9.100 empleos) y la construcción (-6.200) también han destruido puestos de trabajo durante el primer trimestre del año.

Los ERTE y los trabajadores inactivos suman 800.000 personas

Los datos de paro publicados por la EPA no recogen aquellas personas que han parado su actividad de forma temporal o se encuentran inactivas. Así, el propio INE alerta que muchos trabajadores que hayan perdido su empleo se estén clasificando como inactivos. En este sentido, el organismo informa que el número de trabajadores inactivos ha crecido en 257.500 personas durante el primer trimestre del año. Formalmente, no se les considera parados porque no han cumplido las condiciones de búsqueda de trabajo para ser considerados como tal. El INE considera que el incremento de número de inactivos “no tiene precedentes” en las series históricas de la Encuesta de Población Activa.

Por otro lado, la Encuesta de Población Activa estima en más de medio millón el impacto de los ERTE confirmados durante el primer trimestre. Así, Estadística cifra en hasta 578.300 las personas afectadas por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo. Este número supone un incremento espectacular de 562.900 personas respecto al cuarto trimestre de 2019.

Más de 1,5 millones de familias sin ningún empleo

Los datos devastadores de la EPA del primer trimestre de 2020 conjugan dos tendencias a tener en cuenta. En primer lugar, hay que considerar que el primer trimestre del año es siempre malo para la creación de empleo. La destrucción de trabajos temporales una vez finalizada la campaña de navidad y a la espera que llegue el período de Semana Santa, el sector servicios suele perder empleados. Pero por otro lado, los primeros tres meses del año no reflejan con autenticidad el impacto real de la covid-19 en el empleo.

Sin embargo, estos datos preliminares ya son suficientes para cifrar en más de un millón y medio el número de familias en que todos sus integrantes se encuentran en situación de desempleo. Actualmente, según el INE el número de hogares que tienen a todos sus miembros parados es de 1.073.800. La cifra supone un incremento de 60.700 hogares respecto al último trimestre de 2019. Por otro lado, a esta cifra se le debería añadir los 578.900 afectados por un ERTE, lo que llevaría a superar los 1,5 millones.

Además, nueve de cada 10 de los empleos destruidos se tratan de trabajadores con un contrato temporal, una tendencia ya recurrente en los últimos años. De las 286.000 personas que perdieron el empleo en el primer trimestre del año, 255.300 tenían un contrato temporal y 30.7000 un contrato indefinido. Se trata de la mayor caída del empleo temporal de los últimos 8 años.

Todas las Comunidades Autónomas destruyen empleo

El impacto de la covid-19 en el mercado de trabajo azota a todos los territorios del Estado. Sin embargo, y como ya reflejaba el SEPE, la incidencia es desigual en cada Comunidad Autónoma. Según los datos del INE, los mayores descensos en ocupación se encuentran en las Illes Balears (-67.100 empleos), la Comunitat Valenciana (-32.100) y Andalucía (-28.900).

Si analizamos la variación trimestral del empleo, vemos un impacto sin paliativos en las Illes Balears, donde los puestos de trabajo retroceden un 11,77%. Castilla-La Mancha (-2,83%), Cantabria (-2,25%) y Castilla y León (-1,96%) son las siguientes Comunidades que más empleo destruyen. Por otro lado, el País Vasco (-0,35%), Catalunya (-0,78%) y la Comunidad de Madrid (-0,87%) son los territorios que mejor aguantan la destrucción de empleo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here