(Tiempo de lectura: 2 min)

A la par de Europa, España ha abierto sus fronteras y ha permitido la entrada de viajeros de países este miércoles 1 de julio para el período de verano.

El rey Felipe VII, el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez; el presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa, y el primer ministro luso, António Costa, han protagonizado este miércoles en Badajoz un acto con el que han simbolizado la reapertura de las fronteras entre sus países, que permanecían cerradas desde el 17 de marzo por razones sanitarias.

La Alcazaba de Badajoz ha sido el escenario del primer acto y donde las autoridades regionales y locales, encabezadas por el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, han recibido a los jefes de Estado y de Gobierno, junto con un cuarteto de la orquesta regional, que ha interpretado los himnos de ambos países.

También Badajoz se completa la reapertura simbólica de la frontera entre los dos países. Aunque la situación sigue siendo preocupante en Portugal.

Los datos certifican que en el cinturón metropolitano de Lisboa ha habido un brote reciente, y en apenas unas semanas ha pasado a ser el segundo país de Europa en número de contagios por habitante después de Suecia.

Además de esta apertura terrestre, el Gobierno de España ha reforzado el personal para realizar los controles sanitarios a todos los pasajeros que llegan por vía aérea o marítima. De acuerdo con la publicación de el Boletín Oficial del Estado (BOE), los controles incluirán la toma de temperatura, un control documental y un control visual sobre el estado del pasajero.

 

Se abre Europa

También este miércoles la Unión Europea ha abierto sus fronteras exteriores a 14 países considerados “seguros”.

En este listado se encuentran Australia, Argelia, Canadá, Corea del Sur, Georgia, Japón, Marruecos, Montenegro, Nueva Zelanda, Ruanda, Serbia, Tailandia, Túnez y Uruguay.

Se incluirá a China también si permite a su vez entrar en su territorio a los ciudadanos europeos. Mientras tanto Estados Unidos, Brasil y Rusia no figuran en la lista. También se descartó a los países de Latinoamérica por considerarse el epicentro de la pandemia con el 25% de los casos acumulados en el mundo.

Cada Estado miembro decidirá si aplica esta “recomendación” del gobierno europeo, que se ha aprobado por mayoría cualificada y no aplicará en Irlanda y Dinamarca, que tienen sus propias normas en el ámbito de las fronteras. Sin embargo, los países europeos no deberán abrir las fronteras a aquellos Estados que no figuran en la lista.

Los países asociados Schengen (Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza) forman parte igualmente de la recomendación.

Criterios actualizables

Los criterios para determinar los terceros países para los que las restricciones de viaje deben ser levantadas tienen en cuenta la situación epidemiológica y las medidas de contención, incluida la distancia física y consideraciones económicas y sociales.

Las pruebas, vigilancia, el rastreo, la contención y el tratamiento de los casos de coronavirus serán fundamentales para este permiso sanitario de buenos frutos durante la pandemia sin arriesgar a los ciudadanos europeos.

Cada dos semanas la Comisión Europea revisará el listado junto con las agencias y servicios europeos competentes utilizando los criterios anteriores. Tras la evaluación, el listado de países podrá ser actualizado.

Las restricciones de viaje para un país tercero de la lista se podrán levantar o reintroducir “total o parcialmente” a tenor de los cambios en algunas de las condiciones y en la evaluación de la situación epidemiológica. Si la situación en un país en la lista empeora rápidamente, se deberá tomar una decisión con celeridad.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here