(Tiempo de lectura: 4 min)

Los estragos causados por la escasez de chips semiconductores, se están haciendo sentir con mayor fuerza en la industria automotriz. Aunque algunos fabricantes como General Motors y Tesla han tenido resultados positivos para el trimestre, en cambio otros incluyendo a Volkswagen y Stellantis, acusan el golpe con unos balances decepcionantes.

El jueves ambas compañías explicaron que la crisis de los microchips les sigue afectando de forma importante. El director ejecutivo de VW, Herbert Diess, dijo que “fue un trimestre desafiante”, en declaraciones para CNBC. 

Añadió que las “marcas de volumen sufrieron más debido al suministro de semiconductores”. Diess, se refería a Skoda, Seat y Volkswagen. Mientras que las marcas premium del fabricante (Porsche y Audi) fueron “bastante resistentes” durante el período y obtuvieron mejores resultados.

Se calcula que la crisis de los chips semiconductores tenga un costo para la industria automotriz mundial de unos 210 mil millones de dólares en ingresos este año, según las estimaciones de la consultora AlixPartners.

El CEO de VW reveló que el negocio del fabricante en China durante el período se vio afectado de forma desproporcionada. “China realmente sufrió”, confirmó Diess y añadió que la empresa realmente perdió participación de mercado del gigante asiático.

En China, el grupo empresarial alemán priorizó la producción de sus marcas premium y “comprometió” el volumen de ventas, manifestó Diess, admitiendo que VW fue la marca que más sufrió.

Ford recortó sus perspectivas para las próximas entregas de automóviles. También disminuyó las expectativas de ventas y lanzó una advertencia sobre recortes de sus costos. El fabricante reportó que sus ganancias operativas en el trimestre habían sido inferiores a las esperadas.

No todo es negativo 

Diess sin embargo dijo que no todo era negativo, pues “el lado de la demanda es realmente bueno”. Indicó que han “llenado los libros de pedidos en todas las áreas y nuestras ventas de vehículos eléctricos (EV) están avanzando bien”.

Dijo igualmente que la empresa tuvo que “reducir nuestra perspectiva de ventas, pero la perspectiva de ingresos sigue siendo positiva y [ha estado] creciendo significativamente durante el último año”.

“Eso significa que podemos mantener nuestra guía de margen, que es muy importante”, puntualizó Diess. El CEO de VW es optimista sobre la recuperación de la oferta de semiconductores en el próximo trimestre. No obstante, aún se esperan ciertas restricciones en el suministro el año entrante.

La empresa prevé que los microchips usados en la fabricación de los automóviles seguirán siendo “cuellos de botella en nuestra cadena de suministro”. No descartó que puedan surgir otros, “pero sobre todo veremos limitaciones de semiconductores”.

Stellantis incumplió las expectativas

Por el lado de Stellantis las cosas tampoco han marchado bien. La empresa resultante de la fusión de Fiat Chrysler con la francesa PSA, ha sido también seriamente afectada por la crisis de los chips.

Stellantis no pudo cumplir con las expectativas del mercado al informar el jueves sus resultados del tercer trimestre. La empresa reportó una caída de sus ingresos del tercer trimestre del 14% sobre una base proforma, luego de que la escasez de chips la obligara a reducir la producción que estaba programada en un 30% (600.000 vehículos).

“El nivel de escasez de chips fue probablemente un poco más alto de lo que esperábamos cuando hablamos por última vez con el mercado en agosto”, señaló Richard Palmer, director financiero de Stellantis.

Palmer añadió que el total de producción que se perdió este año por la escasez de semiconductores podría superar la previsión anterior de 1,4 millones de unidades. Aunque el ejecutivo expresó que el negocio ha tenido ligera mejora en cuanto al suministro de chips este mes en octubre comparación con el mes anterior. 

“La visibilidad en semiconductores sigue siendo un tema difícil para la industria”, dijo Palmer, quien espera que esta tendencia se mantenga el resto del año.

¿Es el momento de invertir en el sector automotriz?

Eso es justamente lo que piensan los analistas de JPMorgan y UBS creen que ahora es el momento ideal para que los inversores aumenten su exposición al sector automotriz. “Es hora de aumentar la exposición a las acciones de automóviles, en nuestra opinión”, recomendaron los analistas de UBS encabezados por Patrick Hummel. 

José Asumendi, jefe de investigación de renta variable automotriz europea de JPMorgan, declaró el miércoles a CNBC que la recomendación de su equipo a los inversores es que aumenten su exposición al sector automotriz al menos por un mes.

“Somos bastante selectivos en términos de dónde vemos el valor”, puntualizó Asumendi. Al tiempo que detalló que Renault, Daimler y Stellantis son en la actualidad las principales opciones de valores que posee el banco en el ranking de los fabricantes de automóviles de Europa.

¿Qué pasa con General Motors y Ford?

Los fabricantes de autos estadounidenses GM y Ford, por su parte, superaron los pronósticos de los analistas pese a la escasez de semiconductores. Los resultados de Ford el miércoles sorprendieron a los observadores de la industria. 

La empresa sobrepasó las estimaciones de ganancias para el tercer trimestre en la Bolsa de Nueva York. Sus directivos indicaron que habían recibido un mejor suministro de microchips. 

Algo similar informó GM. La CEO y presidente de GM, Mary Barra, informó esta semana que el suministro de semiconductores está mejorando. Aunque “todavía sigue siendo algo volátil”, precisó. Agregó que el fabricante espera que la escasez se mantenga durante el primer semestre de 2022.

Los más beneficiados de la crisis de los microchips han sido las empresas fabricantes, que han logrado un aumento en sus ingresos debido al incremento en los precios de estas piezas imprescindibles en la industria automotriz.

Fabricantes de chips los más beneficiados por la crisis

El fabricante de semiconductores francés STMicro y proveedor de Tesla, reportó resultados del tercer trimestre muy sólidos el jueves. La empresa espera que para el cuarto trimestre su situación financiera  mejore aún más debido a la extraordinaria demanda acumulada en el mercado.

“Queremos ser un líder en el campo de la automoción”, manifestó el presidente de STMicro, Lorenzo Grandi. Y añadió: “creemos que la situación en 2022 realmente mejorará definitivamente en comparación con 2021”.

Grandi consideró que las compañías fabricantes de microchips no previeron la alta demanda y el mercado las tomó desprevenidas. Pero cree que la situación relacionada con el suministro mejorará en 2022”.

“Espero que volvamos a una situación en la que tendrá el equilibrio adecuado entre el nivel de inventario y los plazos de entrega aceptables, [pero] no antes de 2023”, indicó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here