(Tiempo de lectura: 3 min)

La inversión en bitcoin y criptomonedas divide al mundo de las finanzas en dos: los que defienden a los cripto activos, aquellos que los consideran la salida a los problemas mundiales; y los que entienden que es una enorme burbuja a punto de estallar.

Así de simple, sin términos medios: una grieta separa a ambos bandos. ¿Quién tiene razón? Sólo el tiempo lo dirá.

En ese escenario, cada vez más personas están invirtiendo en cripto activos y, al mismo tiempo, cada vez surgen voces que advierten sobre esta circunstancia.

Unos adoran las cryptos, otros las critican. Ambos bandos tienen muchos argumentos sólidos para defender sus posturas, pero también tienen intereses creados.

Los defensores tienen, en general, muchos activos comprados. Los que critican a bitcoin y el resto de los altcoin, son parte del actual sistema financiero mundial, desde bancos centrales hasta organismos de regulación.

Criptomonedas y la FCA

Una reciente investigación de la Autoridad de Conducta Financiera británico, la FCA, ha lanzado esta semana una nueva advertencia sobre los peligros de las inversiones en criptografía. El estudio dice que corren el riesgo de perder todo.

La investigación se basa en una encuesta que entre los muchos datos que incluye dice que el 15 por ciento de los compradores de criptomonedas dicen que han pedido prestado para invertir, y que la razón por la que se volcaron hacia los activos digitales, especialmente el bitcoin fue porque leyeron noticias sobre grandes ganancias obtenidas.

Un analista de Wall Street calificó estos datos como “simplemente aterradores”.

La FCA estimó que 2,32 millones de adultos en el Reino Unido tienen en la actualidad posiciones en cripto activos, entre los cuales el más común es el bitcoin.

ARTÍCULO RELACIONADO

2021: ¿El gran momento para invertir en Bitcoin?

Con el Bitcoin cotizando alrededor de los $50.000 muchos lectores se preguntan: ¿Vale la pena invertir con el Bitcoin a este precio?”La respuesta rápida...

¿Un mercado en alerta por bitcoin?

Los grandes cambios en el precio de estos productos digitales han atraído a miles de inversores noveles y han dado lugar a una gran cantidad de acciones de marketing de parte de los que buscan obtener réditos de este boom.

El organismo regulador de UK también señala que mientras casi la mitad de los inversores (el 48 por ciento) el año pasado consideraron comprar cripto activos como una “apuesta”, esa proporción ahora se ha reducido considerablemente, hasta al 37 por ciento

Además, poco más de la mitad de los que ya han invertido, están ahora considerando comprar más, según la investigación.

Todo esto se produce cuando el Banco Mundial ha rechazado el pedido de El Salvador de que lo apoye en el desarrollo de bitcoin como moneda de uso en ese país centroamericano.

En este sentido, la FCA advierte que cualquier problema que la gente tenga con estas inversiones, no hay salvataje: no están cubiertas por las redes de seguridad bancaria habituales, ya que son activos con “cero regulación”.

“Si la gente invierte en esta clase de productos financieros, debe estar preparada para perder todo su dinero”. Así de cruda es la declaración de Sheldon Mills, de la FCA.

Sin regulación

A diferencia de las inversiones que son reguladas, los compradores no tendrán apoyo del Servicio del Defensor del Pueblo Financiero o del Esquema de Compensación de Servicios Financieros si se vendieran criptomonedas de manera incorrecta o el exchange o vendedor quebrara, aclara la FCA.

Laith Khalaf, investigador financiero de AJ-Bell, dice que hay una “parte oscura al acecho en las cifras de las criptomonedas” que “sugiere que todavía existe la posibilidad de provocarle un daño generalizado a los consumidores”.

El hecho de que el 15 por ciento de los compradores de criptomonedas hayan pedido prestado para invertir es realmente grave, interpretan en la FCA.

“La extrema volatilidad y la perspectiva incierta a largo plazo para las criptomonedas significa que las tenencias pueden desaparecer, dejando a los prestatarios con nada más que su deuda como recuerdo”, dice Khalaf.

Corea y bitcoin

En este sentido, basta recordar un artículo de El País Financiero de hace unas semanas en el que hablábamos de que la caída en el precio de bitcoin, que bajó de más de 64.000 dólares en abril a 38.000 en mayo produjo problemas en todo el mundo.

Una de las naciones que se vieron más afectadas fue Corea del Sur, donde miles y miles de adultos jóvenes se han subido a esta ola alcista de los cripto activos. Los ven como la única manera de salir de sus problemas con la economía doméstica.

Corea es uno de los países donde sus habitantes más confían en bitcoin y el resto de las altcoin, porque los ven como un esperanzador salvoconducto para un futuro financiero más aliviado.

El problema es que mientras la economía de Corea crece, millones de sus habitantes no logran disfrutar de esa bonanza. Por el incremento del costo de vida y la ausencia de oportunidades laborales para los más jóvenes, cientos de miles se entregan a bitcoin como una especie de última apuesta de vida.

Los últimos datos del sector en Corea indican que las criptomonedas representan el 10% de las inversiones en ahorros que hacen los coreanos.

Además, los números detallan que aunque bitcoin es la crypto más popular en todo el planeta, en Corea del Sur no representa más del 11 por ciento del comercio de activos virtuales.

El resto de esos ahorros, la gran mayoría, está destinado a las centenares de activos digitales paralelos, las llamadas altcoin, monedas diferentes a bitcoin. El problema es que muchas de ellas son proyectos muy débiles y sólo creados como capitales especulativos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here