(Tiempo de lectura: 4 min)

El sistema de ascenso de los militares españoles es riguroso y se basa en 4 métodos, elección, clasificación, concurso o antigüedad. En el primero de los métodos, el de elección, los militares ascienden por recomendación de sus jefes inmediatos. De hecho, en el caso de los oficiales generales, es el propio Ministro de Defensa quien realiza la proposición de promoción ante el Consejo de Ministros. Esto sucede luego de haber recibido el asesoramiento del Jefe del Estado Mayor del Ejército correspondiente. El nombramiento del resto de ascensos por el sistema de elección corresponde al jefe de cada Ejército

El siguiente sistema de ascenso es el de clasificación. En este los militares deben realizar un curso que los prepara para el desempeño en los empleos superiores. Este método incluye un proceso de evaluación que debe ser superado.

El sistema de concurso o de concurso-oposición requiere aprobar un examen al que se presentan todos los candidatos. Estos candidatos son seleccionados de acuerdo a un perfil adecuado a la posición a la cual aspiran. Luego de aprobar el examen deberán someterse a una evaluación del expediente personal.

El último, el sistema de ascenso por antigüedad consiste en ascender tras haber cumplido el tiempo mínimo en la posición anterior. Los lapsos mínimos que deben pasar para que se pueda optar a un ascenso por esta modalidad están establecidos en el reglamento militar. Por ejemplo, para ascender a capitán el aspirante debe haber cumplido un mínimo de 5 años en la posición anterior.

Como todo lo que pertenece al ámbito militar, las interioridades de los ascensos no son del dominio público. Son muchas las interrogantes que saltan en la mente del ser humano común. A continuación se responden las más comunes:

¿Cómo se asciende a cada posición en este sistema de ascenso?

Tomando como referencia los empleos del Ejército de Tierra (en el resto de ejércitos es igual), el método empleado depende del nivel del ascenso. En la escala de oficiales, de teniente a capitán, por antigüedad. Por otro lado los ascensos de capitán a comandante y de comandante a teniente coronel, por clasificación y los de teniente coronel a coronel, por elección. Finalmente,  los ascensos de coronel a cualquiera de los cargos de oficiales generales, se hacen por elección.

Este sistema de ascenso contempla que en la escala de suboficiales, de sargento a sargento primero, se asciende por antigüedad. En tanto que de sargento primero a brigada y de brigada a subteniente, por clasificación. Finalmente el ascenso de subteniente a suboficial mayor es por  elección.

En cuanto a la escala de tropa y marinería, de soldado a cabo y de cabo a cabo primero, se asciende por concurso o concurso-oposición. En tanto que  de cabo primero a cabo mayor, el ascenso viene por elección.

¿Qué se toma en consideración para conceder un ascenso?

Para cualquier ascenso es obligatorio que una junta de evaluación, formada por un presidente, un secretario y varios vocales, todos de rango superior, realice una valoración. Esta es subjetiva y abarca las facultades profesionales, los conocimientos, y cualidades del aspirante. El objetivo es evaluar sus capacidades para el desempeño de su nueva actividad profesional. Estas valoraciones vienen incluidas en el Informe Personal de Calificación (IPEC).

También se tienen en cuenta las posiciones en las que haya estado el militar, sus especialidades y sus títulos. Por otro lado se evalúa su historial militar, muestras de valor, acciones destacadas y comportamiento en misiones. Por otro lado se evalúa su respuesta ante misiones o retos complejos.

Además, se exige contar con las condiciones psicofísicas que se requieran según el nuevo cargo. Para ello no se realizan pruebas específicas, ya que los militares están obligados a mantener una forma física apropiada. Este apresto físico deben mantenerlo independientemente de que quieran ascender o no.

¿Se requiere de algún título especial para los ascensos?

De acuerdo con este sistema de ascenso, para el pase a teniente coronel se necesita que el aspirante obtenga determinadas titulaciones. Estas son indicadas por el Ministro de Defensa en cada caso. Las titulaciones buscan asegurar que que el promovido tenga las capacidades para desempeñar tareas que requieren una destreza determinada y específica. Especialización. Los ámbitos en donde se requieren son estado mayor, operaciones, recursos humanos, inteligencia, relaciones internacionales y  logística. También se necesitan en comunicación social u otros que sean precisos para el mando, dirección y gestión de las Fuerzas Armadas.

¿Qué sucede cuando un militar no asciende?

El sistema de ascensos contempla que la tercera vez que un militar es evaluado para el ascenso y no lo consigue, mantiene el empleo hasta finalizar su tiempo de servicio. Más sin embargo, ya nunca podrá ascender.

En general, hay dos motivos por los que un militar puede no ascender. Por un lado, puede no ascender porque no cumpla los requisitos o no entre en la seleccionado. Puede suceder también que, aunque haya sido seleccionado, no hay vacantes. Por ejemplo, si 50 capitanes cumplen con los requisitos para acceder a comandante, pero solo hay 40 vacantes, entonces 10 se quedan por fuera.

El Jefe del Estado Mayor del Ejército es el encargado de declarar a un militar “no apto” para el ascenso, ya sea porque no cumpla los requisitos o porque haya cometido alguna infracción. En estos casos, al militar se le explican los motivos por el que se le considera “no apto”. Asimismo, se le permite recurrir la decisión que le impide ascender: El aspirante en estas condiciones puede ser evaluado nuevamente. Existe la posibilidad de que el propio militar sea quien renuncia al ascenso, aunque solo puede hacerlo en dos ocasiones por cada cargo.

¿Qué significa ascender a un rango superior?

Ascender implica tener más responsabilidades en la toma de decisiones. También implica tener más personas a cargo y llevar a cabo tareas más complejas. Además, en determinados casos, puede suponer la obligación de cambiar de destino. Esto se da por las condiciones de la vacante que se ocupaba en el cargo anterior. Por ejemplo, el que asciende a coronel tendrá que abandonar el sitio que tenía como teniente coronel. De igual manera, implica un aumento de sueldo. Ambas, cuantía y condiciones vienen recogidos en el reglamento de retribuciones del 2005.

¿Cómo se selecciona a un JEMAD?

Según la Ley de Carrera Militar del 2007, el nombramiento del (JEMAD) lo aprueba el Consejo de Ministros. La aprobación la precede una propuesta del presidente del Gobierno. Esta designación lleva implícito, también, el ascenso al cargo de general de Ejército, almirante general o general del aire. El nombramiento tendrá, a todos los efectos, la consideración de más antiguo en su empleo. Es decir, tendrá mando sobre todos ellos, aunque hubieran ascendido antes.

De la misma manera, quien sea nombrado Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra ascenderá automáticamente a general de Ejército. Igual sucederá , en los casos de la Armada o del Ejército del Aire, quienes ascenderán a almirante general o general del Aire, según corresponda. En el caso de recaer la designación en un general de división o vicealmirante, previamente se le hará a teniente general o almirante.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here