(Tiempo de lectura: 2 min)

La errónea vinculación de las redes 5G a la crisis del coronavirus y otros problemas de salud está teniendo derivaciones inesperadas.

Por ejemplo, en algunos países, Ericsson detuvo la instalación de torres de telecomunicaciones de quinta generación durante lo que se espera sean grandes manifestaciones en contra de la nueva tecnología.

De acuerdo con lo publicado por Mobile World Live, medio especializado en el mercado de las telecomunicaciones, entre el 5 y el 7 de junio la compañía sueca no trabajará en sus proyectos en Estados Unidos, Canadá y otros países para “garantizar la seguridad” del personal.

La decisión de Ericsson llega luego de que la Asociación de Contratistas de Infraestructura de Comunicaciones (NATE, por sus siglas en inlgés) alertara a esa y a otras empresas, como Nokia, sobre la situación.

El temor es que la protesta global contra la instalación de las redes 5G pudiera afectar a los trabajadores de las compañías contratistas.

“Queremos que nuestras empresas estén preparadas y seguras mientras viajan hacia y desde los puntos de trabajo en los sitios donde están instalando las torres”, dijeron desde NATE en un comunicado.

La creencia que genera las protestas conecta a las 5G con la pandemia de Covid-19 (coronavirus) y con otros efectos negativos para la salud.

Esto ha dado lugar a ataques a la infraestructura móvil y a los ingenieros instaladores en varios países, incluidos el Reino Unido, Australia, Canadá y Nueva Zelanda.

Según ABC News, esta serie de ataques vandálicos llevó al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de los Estados Unidos a advertir a los operadores que podría haber más hechos similares en los próximos días.

5G y covid-19: ¿cómo impacta la pandemia en el sector de las telecomunicaciones?
5G y covid-19.

Ericsson y Nokia: del ostracismo al éxito

Las nórdicas Ericsson y Nokia, hasta hace unos pocos años, eran dos empresas casi moribundas en el mundo de las telecomunicaciones.

Sin embargo, la masificación de las redes 5G, que implica un amplio despliegue de infraestructura, sumado a la “guerra” contra las chinas Huawei y ZTE, las hizo reaccionar.

Huawei y ZTE, junto con la también china Datang, estaban liderando la carrera en la instalación de la red gracias a sus políticas de productos más baratos (en muchos casos subsidiados por Beijing).

Más atrás estaban Altiostar, Cisco Systems, Ericsson, Nokia, Qualcomm y Samsung.

Pero, la reacción mundial (liderada por los Estados Unidos) contra China y los supuestos informes de espionaje por parte del Ejército Popular de Liberación a través de las empresas chinas golpeó a las líderes, especialmente a Huawei.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here