(Tiempo de lectura: 2 min)

La encuesta, conocida como EPA y utilizada para calcular la tasa de desempleo, refleja una caída de 160.000 ocupados, alcanzando así los 9,8 millones.

De acuerdo con los cálculos de Asempleo, la tasa de desempleo alcanzó el 14,2% debido a la pandemia de COVID-19. Dicha cifra también está contemplada en la encuesta que será publicada el próximo martes.

Debido a que la emergencia sanitaria solo afectó a uno de cada seis encuestados, la patronal de empresas de trabajo temporal y agencias de empleo asegura que los datos de la encuesta no muestran por completo el impacto de la crisis.

ARTÍCULO RELACIONADO

5 razones por las que deberías invertir en Amazon hoy mismo

Las acciones de Amazon, desde que la empresa salió a bolsa en 1997, han acumulado un constante y fiable crecimiento que ha hecho que...

Si se levantan las restricciones a mediados de mayo, Asempleo estima que el mercado laboral ganará estabilidad a medida que la actividad económica retome progresivamente su pulso habitual.

Por consiguiente, es necesario esperar hasta el mes de junio para poder ver el desarrollo de la afiliación, aunque la patronal destaca que el mismo será moderado.

Lo que depara el futuro

Las proyecciones de Asempleo para los próximos meses no son alentadoras. Hasta que no finalicen las restricciones de movilidad y a la economía, el empleo seguirá cayendo en picada.

Andreu Cruañas, presidente de Asempleo, considera que lo verdaderamente terrible de las cifras de la encuesta es que todavía no reflejan todo el alcance del daño que sufrirá la economía española por la destrucción del empleo.

Además, los cálculos resultan alarmantes porque sobrepasan los rangos históricos de los gráficos presentados en encuestas previas.

Cruañas resaltó también que el desplome de los afiliados a la Seguridad Social es evidencia clara de la fragilidad y sensibilidad del sistema laboral español ante las perturbaciones que produce la emergencia.

Igualmente, el presidente de Asempleo destacó que, de incluirse los datos de afiliados afectados por los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), el impacto de la fase más aguda de la crisis podría sobrepasar los tres millones de trabajadores

El reto de reactivar la economía

Teresa Ribera, ministra para la transición ecológica y el reto demográfico, informó que la reapertura de la economía será por sectores, priorizando aquellos más vulnerables y bajo los principios de prevención, prudencia y proporcionalidad.

Es por ello que, a juicio de la ministra, primero debe garantizarse la seguridad sanitaria de los trabajadores antes de pensar en reabrir los mercados.

Asimismo, debido a que algunos sectores se adaptarán más rápido que otros, hay que valorar la capacidad de recuperación de cada sector para acomodar la estrategia de reactivación económica de acuerdo con esta información.

De esta forma, aquellas empresas que tengan dificultades asociada a la temporalidad en empleo contarán con un acompañamiento distinto, ajustado a sus necesidades.

Por otro lado, Ribera señaló otras variables importantes como la demanda interior o exterior, los niveles de aprovisionamiento de la industria y las cadenas de valor de los procesos. Por esta razón, la comunicación con las patronales, los trabajadores, las autoridades locales y autonómicas juega un factor clave para la reactivación.

Finalmente, la ministra aseguró que todo el proceso necesitará un tiempo de aprendizaje, además de consensos para que la economía pueda adaptarse a la “nueva normalidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here