(Tiempo de lectura: 3 min)

La pandemia de coronavirus y la gravedad de la crisis económica relacionada tuvo grandes grandes perdedores entre las empresas.

Sin embargo, hay algunas excepciones que, por el contrario, vieron mejorar sus números gracias a las restricciones para la compra de productos en tiendas físicas.

Amazon es uno de los ejemplos más evidentes. Aunque también hay otros, como Mercado Libre en América Latina.

Una prueba del gran momento por el que está pasando el gigante minorista en línea fundado por el magnate Jeff Bezos es el anuncio de la creación de nuevos 7.000 puestos de trabajo en el Reino Unido este año para satisfacer la creciente demanda.

Amazon dijo que estos 7.000 empleos se sumarán a los 3.000 que ya había creado en la primera mitad de 2020, por lo que en todo el año “pandémico” habrá sumado a su plantilla en el Reino Unido un total de 10.000 nuevos puestos de trabajo.

No es un dato menor, los 10.000 empleos harán que su fuerza laboral en ese país se eleve hasta 40.000, por lo que se trata de un agregado del 33 por ciento.

Todo en un año en el que países y empresas habrán sufrido enormes pérdidas.

Amazon dijo que los nuevos trabajos serán permanentes y los beneficiados cobrarán un mínimo de 9,50 libras la hora (unos 10,60 euros).

Y eso no será todo: además, Amazon dijo que contratará otros 20.000 trabajadores temporales para la temporada navideña.

Amazon

Amazon y las tendencias cambiantes

El crecimiento de Amazon en el Reino Unido es común a un fenómeno que se está produciendo en todos los países donde tiene presencia la tienda online de Bezos.

La crisis del coronavirus y los bloqueos, que obligaron al cierre temporal de muchas tiendas físicas, provocaron, a la vez, un crecimiento masivo en las compras en línea.

Las últimas cifras de ventas minoristas mostraron que las transacciones online del Reino Unido en julio fueron un 55 por ciento más altas que los niveles prepandémicos de febrero.

Asimismo, las ventas online como proporción de todas las transacciones minoristas del Reino Unido alcanzaron un récord del 33 por ciento en mayo, para luego descender al 29 por ciento en julio.

Amazon contrató a miles de trabajadores temporales durante la pandemia, y ahora dijo que muchos de ellos pasarán a formar parte de las plantillas permanentes.

La empresa explicó que la creación de los nuevos puestos de trabajo implica la contratación de todo tipo de personas y capacidades: desde ingenieros en software, hasta especialistas en recursos humanos, tecnologías de la información y especialistas en salud, seguridad y finanzas.

También debe tomar trabajadores menos calificados para formar los equipos que recogen, empacan y envían los pedidos de los clientes.

Sólo el centro de tecnología avanzada de Amazon Robotics instalado en el Reino Unido demandará la incorporación de 1.000 nuevos puestos permanentes.

Crecimiento

El crecimiento de Amazon no le ha privado de obtener buenos dividendos.

A pesar de gastar miles de millones de euros en prepararse para operar mucho mayor volumen por la crisis del coronavirus, Amazon igualmente vio cómo crecieron sus ganancias durante el segundo trimestre de 2020.

Esto hace evidente que los minoristas “físicos” que no se han adaptado a las ventas online deberán hacer un esfuerzo sin precedente para poder competir con el “rey” del comercio electrónico.

Las tiendas de todo el planeta han recortado empleos y acotado márgenes de ganancias para poder superar la crisis, pero aún así el horizonte es oscuro.

Sólo en el Reino Unido, el número de empleados se redujo en 730 mil personas entre marzo y julio.

Aunque muchos han vuelto a trabajar en agosto, las previsiones respecto de la recuperación no son nada alentadoras.

En todo el planeta

Hace unos días, Amazon anunció que el auge de su negocio durante esta pandemia en los Estados Unidos la obligó está abrir un nuevo centro de embalaje y envío en Atlanta, donde sumará 1.000 nuevos puestos de trabajo.

Estos empleos se sumarán a otros 24.000 que se adicionarán a lo largo de todo el 2020 en el país de Donald Trump entre sus 350 instalaciones nuevas. Es un crecimiento del 4 por ciento respecto de 2019.

Las contrataciones, que se espera que incluyan especialistas en infraestructura en la nube, ingenieros de software, científicos de datos, gerentes de productos y diseñadores UX, trabajarán en áreas como AWS (Amazon Web Services), Alexa, Amazon Advertising, Amazon Fashion y Amazon Fresh.

Antes, en julio, anunció planes para crear 1.000 nuevos empleos en Irlanda y establecer un nuevo campus en Dublín.

En total, Amazon tiene más de 875.000 empleados en todo el mundo. De ese total, 600.000 se sumaron desde 2010.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here