(Tiempo de lectura: 3 min)

El 27% de las empresas familiares tendrá que disminuir su facturación en 2021, al igual que su nómina. El dato fue difundido en la encuesta de confianza económica del Instituto de la Empresa Familiar, durante el XXIII Congreso de la Empresa Familiar.

En cambio, el 42% de las empresas familiares espera obtener en 2021 cifras similares a las de 2020 en lo que respecta a ventas. El 31% confía en que su facturación aumentará para dicha fecha. No obstante, el 53% asegura que no recuperará el nivel de facturación que tenía antes de la crisis hasta 2022. Por su parte, el 47% confía en que podrá hacerlo ya el año próximo.

Por otro lado, el 22% de las empresas familiares estima que podrá retornar al nivel de ventas que tenía antes de la pandemia en el primer semestre de 2021. El 25% cree que lo hará en el segundo semestre, mientras que el 27% piensa que podrá conseguirlo en la primera mitad de 2022. Asimismo, la encuesta señala que el 26% de los negocios prevé que lo alcanzará en la segunda parte del 2022 o incluso después.

Debido a la crisis de coronavirus, el 85% de las empresas familiares afirma que su facturación se redujo en distintos grados desde que empezó la crisis sanitaria. Solo el 15% asegura haber experimentado el efecto contrario, ya que sus ventas aumentaron.

En lo que respecta a la evolución del empleo, el 27% de las empresas familiares recortará personal en 2021, mientras que el 63% preservará sus niveles de trabajo actuales. Solo el 10% planea aumentarlo. El 82% redujo su nómina durante la pandemia en un porcentaje que oscila entre el 0% y el 15%. En contraparte, el 18% de las empresas encuestadas incrementó su plantilla de trabajadores durante la crisis.

Según la encuesta, más de la mitad de las empresas familiares tuvo que recurrir a expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) para hacerle frente a la crisis. El 71% implementó la modalidad de trabajo a distancia, mientras que el 55% adaptó su estructura productiva. Asimismo, el 37% redujo inversiones y contrataciones, el 30% obtuvo nuevas deudas y el 18% recortó jornadas y salarios.

El peor escenario desde el 2013

La valoración que dan las empresas familiares a la actual situación económica, en una escala de 0 a 9, es apenas de 4,1 puntos. Esta es la peor cifra registrada desde 2013, cuando la economía obtuvo un puntaje de 3,89.

Dos de cada tres negocios familiares cree que la economía tendrá un crecimiento delicado, sin generación de nuevos empleos. El 31% estima un crecimiento moderado, con una creación limitada de puestos de trabajo. Solo el 1% espera un crecimiento rápido de la actividad, junto con una intensa creación de empleo. 

A pesar de este escenario adverso, el 52% de las empresas familiares aumentará su inversión en España durante el 2021. En cambio, el 48% restante descartó dicha opción. 

Las compañías familiares apuestan por acuerdos políticos, reformas estructurales y soluciones sanitarias para recuperar la confianza en la economía. También consideran que los fondos europeos deben focalizarse en las áreas de infraestructura, digitalización, transición energética, educación, modernización de la administración y crecimiento sostenible.

La encuesta también señala que el 60% de las empresas familiares cuenta con un programa de sucesión acordado en su compañía. A juicio de una de cada tres empresas, el criterio al momento de elegir al sucesor es que sea uno de los propietarios o que esté emparentado con ellos.

El Rey demuestra su compromiso con las empresas familiares

El Rey mencionó en su intervención en el Congreso, celebrado en Madrid, su compromiso con las empresas familiares, las cuales representan un pilar fundamental de la sociedad. También expresó que son “un factor que en estas circunstancias puede contribuir a liderar la necesaria recuperación económica y a dar esa esperanza”.

Destacó su forma de trabajar y de gestionar las empresas “desde valores firmes, intemporales, de libertad, responsabilidad y humanismo”. “Son una verdadera representación e incluso una punta de lanza de la energía social del país”, aseguró. 

“Os centráis en la permanente mejora de vuestra actividad y en la continuidad de los negocios, pensando en términos de generaciones, mucho más allá de las situaciones coyunturales. Y con estos principios, sabéis velar por los intereses de vuestros trabajadores, clientes, y proveedores. Siempre cerca, siempre atentos. Porque, día a día, demostráis que os importa lo que ocurre en vuestras ciudades, en vuestras comunidades autónomas, en vuestro país”, expresó.

Considera que donde hay una empresa familiar, existe una compañía con visión de futuro, con el compromiso de trabajar y de impulsar proyectos que redunden en la prosperidad de todos. 

Por ello agradeció su capacidad para mover recursos y ayudas en los lugares y momentos necesarios. Además, elogió el “inmenso esfuerzo, coraje y determinación que habéis mostrado en los momentos más difíciles del confinamiento”.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here