(Tiempo de lectura: 6 min)

La presión sobre el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson sigue en aumento para que llegue a un acuerdo satisfactorio con la Unión Europea sobre el Brexit antes de finales de mes. Distintos sectores británicos se están moviendo para evitar que el país quede aislado en Europa.

Carolyn Fairbairn, directora general de la Confederación de la Industria Británica (CBI), pidió al gobierno británico y a la UE elevar los esfuerzos y evidenciar un “espíritu de compromiso” para lograr un acuerdo sobre el divorcio entre Gran Bretaña y Europa.

En un comunicado, Fairbairn dijo que las negociaciones del Brexit entrarán en una etapa decisiva la próxima semana. “Este tiene que ser el momento de que brille el liderazgo político y el espíritu de compromiso por ambas partes”, señaló.

Primer ministro británico, Boris Johnson.

Ultimátum a Londres para que cumpla con el pacto

La Unión Europea dio al gobierno británico un ultimátum para cumplir totalmente con el acuerdo del Brexit, el acrónimo de las palabras inglesas Britain (Gran Bretaña) y exit (salida). Londres tiene plazo hasta finales de mes para retirar el polémico proyecto de ley que modifica algunos aspectos fundamentales de este tratado en relación con Irlanda del Norte.

Por su parte, el gobierno británico respondió que no lo hará, lo que exacerbó los ánimos de los negociadores comunitarios. La sociedad entre el bloque europeo y Reino Unido concluyó oficialmente el 31 de enero pasado. Sin embargo, el acuerdo estableció un período de 11 meses para acordar la transición o salida definitiva.

Durante este período que termina el 31 de diciembre de 2020, Europa y Gran Bretaña deben negociar los términos futuros de la relación comercial y política entre ambas partes. Mientras tanto Gran Bretaña debe seguir cumpliendo con las regulación establecidas por la UE.

Johnson de línea conservadora y un férreo defensor de la separación de Gran Bretaña del resto de Europa, obtuvo un aplastante respaldo para llevar a cabo la salida del bloque comunitario, tal como lo pidieron los electores en el referéndum del 23 de junio de 2016.

Luego, el 29 de marzo de 2017 el gobierno británico notificó formalmente al Consejo Europeo su deseo de salir de la UE. A partir de ese momento se activó de manera oficial el  artículo 50 del Tratado de la Unión Europea.

UE dice que no abandonará las conversaciones

A pesar del ultimátum al Reino Unido, la Unión Europea declaró este lunes que no abandonará las conversaciones comerciales con Londres. Incluso si el gobierno británico decide no retirar su plan que viola las leyes europeas.

Aunque el bloque europeo confía en llegar a un acuerdo con Johnson, al mismo tiempo volvió a amenazar con ejercer acciones legales. Con ello demuestra en qué punto se encuentran las negociaciones mientras el tiempo corre.

Este lunes en Bruselas, el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, se reunió con el ministro de la Oficina del Gabinete del Reino Unido, Michael Gove. A la salida de la reunión, Sefcovic declaró que la Unión Europea no tiene previsto retirarse de las negociaciones sobre el futuro de las relaciones con el Reino Unido.

Liz Truss, ministra de comercio de Gran Bretaña.

Casi simultáneamente este lunes también la ministra de Comercio de Gran Bretaña, Liz Truss, lanzaba un balde de agua fría sobre las conversaciones. Dijo con un dejo de desdén que con el tiempo el Reino Unido se terminará alejando de la Unión Europea para buscar nuevos socios en otras regiones del mundo donde el comercio crece más rápido.

“Por supuesto que el acuerdo comercial de la UE es importante, pero debemos recordar que con el tiempo otras partes del mundo se volverán relativamente más importantes”, enfatizó Truss en declaraciones ofrecidas a la revista Spectator.

Explicó que aparte de ser lugares donde el comercio experimenta un crecimiento más acelerado, a medida que Gran Bretaña cree su propio régimen regulatorio “podremos tener un mejor acceso a esos mercados”.

Los desafíos que enfrenta Gran Bretaña

Carolyn Fairbairn, directora general de la Confederación de la Industria Británica (CBI).

“Un acuerdo es posible y se debe llegar a él”, dijo esta semana la representante de los empresarios británicos. El próximo martes comienza en Bruselas la novena ronda de contactos oficiales entre los negociadores de la UE y el Reino Unido sobre el tema.

Las negociaciones se extenderán hasta el viernes entre el jefe de las negociaciones de Londres, David Frost, y el representante del bloque europeo, Michel Barnier.

Carolyn Fairbairn, alertó que su país enfrenta tres grandes retos en los próximos meses. “La reconstrucción tras la primera ola de COVID-19, lidiar con la reaparición del virus y prepararnos para cambios significativos en la relación comercial del Reino Unido con la UE”, sostuvo.

En su opinión un poco más de las tres cuartas partes de los empresarios británicos quieren que se logre un acuerdo entre ambas partes, resaltó la directora de CBI.

Una encuesta ordenada por la patronal sobre un universo de 648 empresas consultadas determinó que apenas el 4 % de las compañías del Reino Unido apoyan una separación sin  acuerdos comerciales con Europa.

La representante patronal señala que “un buen acuerdo sería el mejor fundamento posible”. Particularmente en este momento en que todos los países europeos se encuentran en una fase de reconstrucción debido al covid-19.

De lograrse un pacto, las empresas británicas preservarían su competitividad y evitarían costes adicionales, subraya Fairbairn. Aparte de liberar “tiempo y recursos, tan necesarios para superar las dificultades que vienen”, añadió.

¿Una guerra comercial en puertas?

Las dos partes mantienen sus posiciones aparentemente irreconciliables. Los observadores ven poco margen para los puntos en común. Aunque públicamente voceros de Reino Unido y la UE afirman que aún hay tiempo para sellar un compromiso comercial post brexit.

Porque de no producirse un acuerdo entre Bruselas y Londres ambas partes perderán. Pero quizás más Gran Bretaña que quedará solo y en medio de crecientes problemas financieros y sanitarios.

La falta de un acuerdo conducirá a la obstrucción de las aduanas y generar una escasez muy seria de productos de consumo básico en el Reino Unido. Incluso, se prevé el inicio de una guerra comercial sin precedentes entre los dos socios históricos.

Se impondrían “aranceles, controles aduaneros, barreras regulatorias” que paralizarían el comercio entre Europa y el Reino Unido, pronosticó el economista Jonathan Portes de Universidad pública King’s College London. Además del cumplimiento de requisitos adicionales para viajes de comercio relacionados con normas sanitarias y de seguridad.

Boris Johnson amenaza con no cumplir los acuerdos

La última oportunidad para lograr un acuerdo es el Consejo Europeo que se realizará el 15 de octubre. Si hay avances en las negociaciones con Londres sería el inicio para la concreción de los acuerdos. Si no entonces Europa se verá forzada a acelerar los preparativos con vista a la ruptura definitiva el último día del año.

Boris Johnson ha dicho que no alcanzarse un acuerdo no cumplirá los compromisos pactados con la UE para evitar el establecimiento de una frontera entre las dos Irlandas. Esta es una de las condiciones exigidas en los tratados de paz de la región.

Las palabras del primer ministro británico indignaron a Bruselas que podría amenazar con declarar una guerra comercial al Reino Unido. “Eso, obviamente, tendría consecuencias mucho más serias y podría llevar a interrupciones en el tráfico aéreo, en el de carretera, y otras que aún no podemos prever”, explicó Portes.

Compra de ciudadanía europea

Previendo que pueda ocurrir lo peor durante las negociaciones entre la Unión Europea y Gran Bretaña, los británicos más ricos están comprando la ciudadanía de algunos países europeos que permiten la entrada sin visa a la comunidad europea.

Se ha producido un aumento inusual del 50% y el 30% entre los británicos que buscan obtener la ciudadanía de Chipre y la griega durante este trimestre, informó Astons, la firma de inmigración de inversiones. Este fenómeno se produce cuando faltan apenas tres meses para que los ciudadanos del Reino Unido dejen de circular libremente por la UE.

Por su parte, Henley & Partners registró un incremento sustancial de solicitudes de asesoramiento relacionadas con migración de inversión hacia Malta, Austria, Portugal y algunas islas del Caribe, donde los británicos pueden residenciarse, viajar sin visa a la UE y obtener la ciudadanía basada en los negocios o las propiedades locales.

Es el caso de países caribeños como San Cristóbal y Nieves y Santa Lucía que ofrecen estas facilidades al tiempo que permiten acceder a la Unión Europea de forma preferente por la existencia de acuerdos comerciales y diplomáticos de larga data.

Esta migración de inversiones busca protegerse ante los desafíos generados por el Brexit. “No se trata de turistas. Esta es la comunidad de alto patrimonio neto del Reino Unido que tiene una necesidad constante de viajar y pasar un tiempo significativo en la UE”, expresó Paddy Blewer, director de la firma de asesoría.

Preocupación europea por la venta de ciudadanías

Las autoridades europeas están preocupadas por el auge de las ventas de ciudadanías de algunos de sus estados miembros. Pero también por la migración de inversiones.

Así lo señaló el parlamentario europea por el Partido Verde de Alemania, Sven Giegold. “Representa una seria amenaza para la seguridad de la UE y la lucha contra la corrupción” en el bloque.

La búsqueda de doble ciudadanía por parte de personas adineradas sigue en aumento. A pesar de los esfuerzos de la Comisión Europea y la posible implementación de algunas medidas para frenar este comercio de visas y pasaportes.

Existe la preocupación de que esta práctica esté siendo utilizada por las mafias del crimen organizado. “Los pasaportes y visados de la UE no son una mercancía”, sentenció Giegold.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here