(Tiempo de lectura: 3 min)

Elon Musk se ha transformado en la segunda persona más rica del planeta, según el Índice de multimillonarios que publica Bloomberg.

La última suma del valor de todo el patrimonio del fundador de Tesla lo ha hecho superar al multimillonario de Microsoft, el estadounidense Bill Gates.

Musk vio su patrimonio neto aumentar en 7,2 mil millones de dólares hasta totalizar 128 mil millones este lunes 24 de noviembre.

Así, el dueño de la compañía de autos eléctricos más famosa sólo tiene a una persona por delante: el CEO de Amazon, Jeff Bezos, quien ocupa el primer lugar desde 2017, cuando se lo arrebató a Gates.

Los datos corresponden a la publicación actualizada del denominado Índice de Multimillonarios de Bloomberg, que analiza el patrimonio de las 500 personas más ricas del mundo.

Elon Musk China inversores
Elon Musk

Quién es Elon Musk

Musk, de 49 años, también es cofundador de la empresa de exploración espacial SpaceX.

La clave para que su patrimonio haya ascendido de manera vertiginosa en las últimas semanas ha sido que las acciones de Tesla se dispararon después de la noticia de que la compañía de automóviles eléctricos será admitida en el índice S&P 500 en el próximo mes de diciembre, novedad que publicáramos en El País Financiero.

Sólo en el año 2020, el patrimonio neto de Musk ha aumentado en 100.200 millones de dólares, lo que supone el mayor incremento entre todos los magnates que forman parte del índice del medio especializado en economía y finanzas.

Basta decir que en el mes de enero de 2020, Musk ocupaba el puesto 35. A finales de octubre, Musk dejó en el cuarto puesto al CEO de Facebook, Mark Zuckerberg.

Gates, que ahora es el tercer millonario del mundo, deja uno de los dos primeros lugares del podio por primera vez desde 2012, cuando Bloomberg comenzó a registrar este ranking.

Un dato importante es que el patrimonio neto de Gates (hoy en 127.600 millones de dólares, según el medio) sería mucho más elevado si no fuera por sus decisiones relacionadas con la filantropía.

Se calcula que desde 2007 Gates ha donado más de 26.900 millones a la Fundación Bill y Melinda Gates.

Tesla

Tesla es la clave

La compañía automotriz Tesla tiene actualmente una capitalización de mercado de casi 495 mil millones de dólares, después de haber comenzado el año en menos de 99 mil millones.

Se trata de la capitalización de mercado más alta de todas las empresas automotrices del mundo, a pesar de producir una fracción de los autos de los fabricantes de automóviles tradicionales.

Este año espera producir 500 mil vehículos, frente a los 9,9 millones de una empresa como Toyota. Una cifra similar esperan sumar Volkswagen y Nissan+Renault, cada una por separado.

Alrededor de las tres cuartas partes del patrimonio neto de Musk se basa en acciones de Tesla.

SpaceX, el otro negocio de Musk

La otra gran empresa de Musk, SpaceX, también ha tenido gran éxito.

La semana pasada, la compañía transportó a cuatro astronautas a la Estación Espacial Internacional a bordo de su nave espacial Crew Dragon. 

Gates y Musk han tenido algunos puntos de enfrentamiento este año.

En septiembre pasado, Musk dijo que Gates “no tenía ni idea” sobre la viabilidad de los camiones eléctricos, después de que el cofundador de Microsoft dijera que los semirremolques eléctricos, junto con los barcos de carga eléctricos y los aviones de pasajeros, “probablemente nunca” serían vehículos prácticos.

A principios de este año, Gates había dicho que Musk debería evitar hacer grandes predicciones sobre áreas en las que no está familiarizado, luego de que el CEO de Tesla minimizara el riesgo de la pandemia de Covid-19.

Polémico e interesante

Musk es una persona tan fascinante como polémica que atrae una devoción fanática debido a su trabajo innovador.

Cuando vendió PayPal (a la que también fundó) dijo que lo hizo porque entendió que “ganar dinero” ya no era su objetivo principal sino que buscaba “negocios transformadores”, que iba a inyectar fondos sólo en inversiones que cambiaran el futuro de la humanidad. 

Respecto del fracaso y de las altas posibilidades que se tienen los emprendedores, Musk dijo: “Si algo es lo suficientemente importante, debes intentarlo, incluso si el resultado probable es un fracaso. Si las cosas no fallan, no estás innovando lo suficiente”.

Elon Musk cree que el trabajo duro es esencial para combatir las altas posibilidades de fracaso.

En varias ocasiones afirmó haber trabajado de 80 a 100 horas a la semana. “Si otras personas trabajan 40 horas semanales y tú lo haces 100 horas, incluso haciendo lo mismo, lograrás en cuatro meses lo que a ellos les toma un año”, dijo el ahora segundo magnate del mundo.

Respecto de la ciencia y de sus inversiones en esa materia, Musk confesó: “Deberíamos tratar de optimizar los alcances y la potencialidad de la conciencia de las personas para poder entender de una manera más efectiva qué preguntas se deben formular. Lo más conveniente, desde mi punto de vista, es pelear por una verdadera iluminación colectiva”.

Elon Musk no es religioso y no cree que haya muchos lugares para la espiritualidad en la ciencia.

Cuando le preguntaron si la religión y la ciencia podían coexistir, respondió: “No, ni siquiera me puse a orar cuando estuve a punto de morir de malaria”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here