(Tiempo de lectura: 3 min)

Los últimos meses han sido complicados para Tesla en China, el mercado clave para la marca de Elon Musk para crecer en volumen de ventas.

El problema para la compañía que irrumpió en el mercado como el mayor fabricante de automóviles tiene que ver con los organismos reguladores chinos.

Así es, en enero pasado, el gobierno de Xi Jinping llamó a los responsables de la compañía para una extensa consulta relacionada con la calidad y la seguridad de los vehículos en lo que tiene que ver con un potencial espionaje.

Si bien no se dieron detalles de las reuniones, a esto se sumó que un mes después, el ejército chino prohibió a los automóviles Tesla ingresar en sus complejos por dudas relacionadas con las cámaras con las que están equipadas las unidades.

El temor, claro está, es que pudieran ser utilizadas para acciones de espionaje que luego pudieran caer en manos de otros gobiernos.

Musk relativizó el tema, pero tuvo que dar una conferencia para confirmar que la empresa nunca utilizará sus vehículos para esos fines. 

Elon Musk Bitcoin

El fundador de Tesla también dio una entrevista con la TV ​​estatal China, la CCTV, donde buscó reforzar sus intenciones de hacer que el gigante de Asia sea el mayor mercado del fabricantes de vehículos eléctricos en el largo plazo.

China, Tesla y el clima

Por otra parte, Musk también alabó las metas económicas y climáticas de China y las vinculó con los objetivos de su empresa. 

China es el mayor emisor de gases contaminantes en el planeta, el máximo responsable del efecto invernadero.

Sin embargo, desde el año pasado ha prometido bajar de manera drástica las emisiones en las próximas tres década.

Musk habló de “confianza en el futuro de Tesla” en el gigante asiático y de estar convencido que China “lo está haciendo muy bien”. Aseguró que el país será la mayor economía del mundo en pocos años, superando a los Estados Unidos, y que es muy positivo que esté alineada con un futuro de energías renovables.

Tesla Elon Musk

La estrategia de elogiar a Xi y su política económica y ambiental es fundamental para el futuro de Tesla, no sólo en China, sino en el resto del mundo.

Es que la empresa de Musk busca hacer pie allí, ganar volumen y, con esos ingresos, avanzar en el desarrollo de nuevos vehículos y más plantas alrededor del planeta.

Los ingresos de Tesla se apoyan en dos países

China está representando uno de cada cinco dólares que Tesla obtiene en concepto de ingresos por la venta de vehículos. Es el segundo mercado de la marca, luego de los Estados Unidos, según los últimos datos contables de la empresa.

“En el largo plazo, China se convertirá en el mercado más importante de nuestra compañía, ya sea por la cantidad de vehículos fabricados, como medido en volumen de clientes”, dijo Musk.

Respecto de las ambiciones medioambientales de China, dijo estar “sorprendido” y “encantado” con los objetivos del presidente chino.

Xi había dicho a finales de 2020 que China sería neutral en carbono para el año 2050. 

Para lograrlo, Beijing explicó que construirá más centrales nucleares e instalará más fábricas que sólo utilicen energía limpia.

Musk destacó a esas metas como “muy agresivas” y que le gustaría que otros países hicieran las mismas promesas. Y agregó: “Estoy convencido que en las próximas décadas China será grandiosa”.

Lider empresarial

Musk es un líder empresarial muy popular entre los chinos. Hay que recordar que un video del director ejecutivo de Tesla bailando en la presentación del Modelo 3 que se comenzó a fabricar en Shanghai en febrero de 2020 se volvió viral en Weibo, el Facebook chino.

En esa plataforma, Musk tiene 1,8 millones de seguidores. Más que el CEO de Apple, Tim Cook, aunque detrás de Bill Gates (Microsoft), que posee más de 4 millones.

Es más, Li Keqiang, primer ministro chino, dijo que lo haría feliz entregarle a Musk una “green card de China”. 

Más allá de que la empresa de Tesla tiene un trato especial por parte de las autoridades de ese país, lo cierto es que el tema de la seguridad no se negocia. Las críticas a las cámaras en los vehículos existieron y la preocupación sobre qué hace Tesla con esos datos, también.

Musk habló de esto en la entrevista y dijo que sus vehículos nunca usarán las cámaras para hacer espionaje ni para entregarlas a ningún gobierno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here