(Tiempo de lectura: 4 min)

El número de usuarios de transporte público en España sigue bajo mínimos como efecto a las restricciones de movilidad provocadas por la Covid-19. El número de usuarios de transporte público durante el mes de julio en España bajó disminuyó un 47,4% con respecto al mismo mes de 2019. Así lo asegura la Estadística de Transporte de Viajeros (TV) publicada por el Instituto Nacional de Estadística. Según los datos de la estadística, en el mes de julio también disminuyó drásticamente el transporte urbano de España. En concreto lo hizo un 44,6% respecto al mes de julio de 2019. Una caída que es parecida a la del transporte interurbano español, que cayó un 46,8%.

Los datos ínfimos de transporte urbano e interurbano de julio son moderadamente superiores a los registrados durante los meses de marzo, abril, mayo y junio. Sin embargo, los efectos de la covid-19 en la movilidad de todo el territorio español todavía son evidentes. Según los datos, el transporte urbano español ha disminuido cerca de un 70% en lo que llevamos de año. El peor mes fue el de abril, cuando solo se registraron 36,1 millones de viajeros mensuales. La cifra dista mucho de la media de más de 400 millones de viajes que se registraron en el mes de abril de 2019. Desde abril, la movilidad ha ido incrementando mínimamente, hasta los 206 millones de viajes registrados en julio. Esta cifra, a pesar de ser la mitad que en 2019, es el mejor registro en movilidad de España desde el mes de marzo.

La caída del transporte urbano es considerable, pero todavía es mayor la del transporte interurbano. Se trata de una caída fomentada principalmente por el descenso sin precedentes del transporte aéreo, que roza el 70%. El transporte aéreo cayó un 90% en abril, mayo y junio.

El transporte interurbano y aéreo, lejos de las cifras previas al confinamiento

A pesar de la apertura de fronteras y del espacio Shengen a finales de junio, el transporte interurbano de pasajeros en España sigue contando con cifras muy inferiores a las previas del confinamiento. Según los datos del INE, el transporte Especial y direccional registró en julio un descenso de cerca del 80%. Se trata de un descenso algo menor de los registrados en los meses de junio, mayo y abril, pero que constata el poco movimiento de turistas extranjeros durante esta campaña de verano.

De hecho, el INE detecta una reducción del transporte espacial y discrecional sin precedentes desde el mes de abril de 2020. En cambio, tanto el transporte urbano como interurbano han ido recuperando movimiento en los últimos meses.  De entre el transporte urbano, el metro es el que más disminuye, principalmente en las ciudades de Madrid y Barcelona. En concreto, el uso del metro cayó en julio un 45,6%. Sin embargo, el metro sigue siendo el transporte urbano más utilizado en las principales urbes españolas. Por otro lado, también se detecta un incremento considerable del uso del transporte público urbano en general, en las ciudades de Barcelona, Madrid y Bilbao, En cambio, el uso del transporte urbano cayó en julio en las ciudades de Málaga, Palma, Sevilla y Valencia.

El transporte urbano cae más en Catalunya y menos en Canarias.

Los datos del INE también muestran ciertas diferencias en el uso del transporte urbano entre territorios de España. Así, según la estadística, Catalunya es el territorio donde más bajó el uso del transporte urbano en el mes de julio, si se compara con los datos del año pasado. En concreto, el uso del transporte urbano cayó en Catalunya un 50,1%. En cambio, las Islas Canarias son el territorio donde menos retrocedió el uso del transporte público en julio. En concreto lo hizo un 30,2%. De entre los territorios donde la movilidad se ha visto más afectada destacan la Región de Murcia (-45,7/), Castilla-la Mancha (-44%) y la Comunidad de Madrid (-44%). Por otro lado, Asturias (-37,7%) , Galicia (-37,5%) y Aragón (-37,8%) acompañan a Canarias como las comunidades con menor afectación a la movilidad durante el mes de julio.

En relación al transporte interurbano, su descenso del 46,8% muestra también un desplome sin precedentes de la movilidad española durante la época estival. Según los datos, el transporte aéreo doméstico también fue el más perjudicado por las restricciones propiciadas por la Covid-19. En concreto, el transporte aéreo cayó en julio un 61,9%. Un porcentaje que se eleva hasta el 77,1% en el caso del transporte aéreo peninsular. En cambio, el Ferrocarril ha sido el tipo de transporte menos afectado para los recorridos cortos. Los servicios de cercanías de los ferrocarriles españoles han registrado una caída de su uso en julio del 42,9%. En cambio la caída del ferrocarril es más considerable en el uso de la media y la larga distancia, con caídas de más del 60%.

De esta forma, los españoles que han decidido viajar lejos de sus casas han optado, mayormente, por el autobús. El servicio de autobús de media y larga distancia ha caído en torno al 50%. Un porcentaje inferior al del tren y el avión.

El riesgo de grandes aglomeraciones el transporte público, bajan

La caída del transporte colectivo, tanto urbano como interurbano, tiene como principal motivo el impacto de la Covid-19 en nuestras vidas cotidianas. Además, la reducción del uso del transporte público ha hecho desaparecer las grandes aglomeraciones de personas en el transporte público de las principales ciudades españolas. Este hecho, junto con las medidas de seguridad tomadas, como el uso obligatorio de mascarilla y la desinfección de las instalaciones, ha hecho que el riesgo de contagio en los metros y autobuses urbanos haya disminuido notablemente.   Según la autoridad pública de transporte de Madrid, las posibilidades  de contagio de Covid-19 en el metro de la capital española se sitúen actualmente entre el 0,5%  y el 1%.

Este porcentaje se calcula en base a un escenario de una hora de trayecto de tren en una situación en la que no se pueda mantener la distancia personal de un metro y medio.  A la misma conclusión ha llegado la Autoridad Metropolitana de Transporte de Nueva York, que asegura que viajar en transporte público es más seguro que el desarrollo de la jornada laboral en una oficina. En el caso de China, la Universidad de Guangzhou cifra en el 0,1% el riesgo de transmisión de la pandemia en el transporte público.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here