(Tiempo de lectura: 3 min)

Desde hace algún tiempo el gobierno viene trabajando sobre un marco regulatorio para el teletrabajo en España. El confinamiento obligado por la pandemia de coronavirus covid-19, obligó a muchas empresas a apurar la marcha para adaptarse a la nueva forma de trabajar.

Hasta principios de año esta modalidad de trabajo había tenido un avance muy lento en el país. Pero desde entonces, las empresas que han adoptado el trabajo remoto se han adaptado muy rápidamente.

El trabajo desde casa ha compensado la ausencia de los trabajadores de sus lugares de trabajo, mientras se cumplen con las medidas de aislamiento y distanciamiento personal obligatorias.

40% de los trabajadores trabajando desde casa

Un estudio realizado por Statista y Netquest indica que un 40% de los empleados españoles trabajaron desde casa entre el 6 y el 8 de abril de 2020. De este porcentaje el 71% de los trabajadores encuestados calificó como buena o muy buena la experiencia de teletrabajar (le asignó 7 o más puntos).

Si bien el 21 de junio terminó el estado de alarma en el país y muchas empresas se preparan para el retorno de sus trabajadores a plantas y oficinas, parece que el teletrabajo llegó para quedarse.

Las empresas han tenido que hacer una inversión en herramientas tecnológicas para teletrabajar. La gran conclusión de muchas empresas ha sido que con el teletrabajo es posible reducir costos y elevar la productividad en algunas áreas.

Fuente: Statista.

Diferencias entre sindicatos y empresas

Pese a las bondades del teletrabajo y su implantación casi obligatoria en España y en todo el mundo debido al virus, esta nueva realidad aún suscita muchas dudas. Las diferencias entre los empresarios, los sindicatos, los trabajadores y los abogados laboralistas sobre el tema, apenas comienzan a aflorar.

“La adaptación ha sido espectacular, muy rápida y eficiente”, destaca el abogado Alfredo Aspra. Y agrega que muchas empresas ya están cubriendo algunos gastos, como por ejemplo en de los ordenadores.

Aunque acota que todavía hay muchos puntos y regulaciones del gobierno que no están claros. Afirma Aspra que “hora el debate que más está en el candelero es quien corre con los gastos como la luz, internet, el espacio o los materiales informáticos”. Aconseja en este sentido “buscar un cierto equilibrio”.

El experto laboralista sostiene que en las negociaciones sobre el tema entre patronos y sindicatos están mal encaminadas. Los sindicatos “pretenden que el teletrabajo sea una prolongación de los derechos que ya se tienen”, sostiene.

Señala que se debe encontrar una “respuesta consensuada y un equilibrio”, mediante un gran diálogo social.

Considera un error que los sindicatos estén pensando en iniciar conflictos colectivos para reclamar el pago de bonos de alimentación o transporte. “Además, quieren que la empresa les pague la electricidad o la conexión a internet”.

¿Cuánto teletrabajar y en qué horario?

Otro punto de la discusión es cuánto tiempo teletrabajar desde casa y en qué horarios de trabajo. Cuáles áreas son más susceptibles de combinar el trabajo remoto con el trabajo presencial o físico. Porque no puede ser que “esto se convierta en un trabajo de 24 horas. La gente tiene que tener también sus espacios y sus tiempos”

Convertir la casa en una oficina no parece una opción deseable. Para muchas parejas podría ser una fuente de problemas y condicionar su vida. Ya hay casos en los que, debido al confinamiento, los trabajadores desean volver a sus oficias para salir de casa.

Una cosa es cierta, las empresas que han implantado el teletrabajo continuarán por este camino, solo queda reglamentarlo. Las empresas han descubierto que en algunas áreas pueden captar talento nacional e internacional a un menor coste.

Sectores más beneficiados por el trabajo remoto

La otra reflexión es que el teletrabajo no sirve en todos los casos. Hay trabajos que no se pueden realizar desde casa y hay trabajadores que preferirán el trabajo en la oficina. Aún hay mucho camino por delante que recorrer sobre la implantación del teletrabajo en España.

Entre los sectores que mejor se han adaptado al teletrabajo está el financiero. El banco ING anunció recientemente que a partir del 1 de septiembre lanzará una nueva forma de trabajo. Por un lado, implementará un modelo de trabajo 100% libre. Por el otro, adoptará un conjunto de medidas no convencionales en las organizaciones para que este cambio se cumpla efectivamente.

Otros sectores económicos que han resultado beneficiados del trabajo desde casa desde el brote de coronavirus han sido: telecomunicaciones, información, salud, servicios, educación y el comercio on line.

¿Quién paga los costes del teletrabajo?

En este punto la opinión del gobierno socialista de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias es muy clara. Los costes del teletrabajo los pagarán las empresas en su totalidad.

El desarrollo e implantación del teletrabajo en las empresas “no podrá conllevar gastos, directos o indirectos, para el empleado relacionados con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad laboral”.

Así lo establece el artículo 12 del Anteproyecto de Ley de Trabajo a Distancia, relativo al Derecho a la compensación total de gastos. También en el Acuerdo marco de teletrabajo de la Unión Europea de 2002.

El anteproyecto de ley añade que “Por medio de convenio colectivo o de acuerdo entre la empresa y la representación legal de las personas trabajadoras podrá establecerse el mecanismo para la determinación de estos gastos (…)”.

Igualmente, el trabajo a distancia deberá ser voluntario, según la propuesta de ley. A los efectos “requerirá acuerdo de trabajo a distancia”.

La propuesta normativa está disponible en el sitio web del Ministerio del Trabajo y Economía Social para su discusión pública. Las empresas deberán encargarse de facilitar a los empleados los medios necesarios para el trabajo a distancia, adquiriendo la infraestructura tecnológica necesaria.

Así mismo, deberán compensar al trabajador los gastos ocasionados por la prestación de este servicio desde su casa.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here