(Tiempo de lectura: 2 min)

El radar Space Fence ya se encuentra en operaciones. El anuncio fue hecho por el general Jay Raymond, comandante del Comando Espacial de EE. UU. El comunicado emanó de la Fuerza Aérea el pasado viernes. En él se indica que este nuevo sistema de radar (“valla espacial”, por su nombre español) ya se encuentra completamente operativo.

Space Fence, diseñado y construido por Lockheed Martin y puede rastrear objetos en el espacio de tan solo 10 centímetros. Según sus diseñadores, este sistema mejorará las capacidades anteriores de la Red de Vigilancia Espacial. Sus funciones serán comerciales y militares y abarcarán el rastreo de otros satélites, propulsores de cohete y desechos espaciales.

La tecnología de observación de este radar puede rastrear material tan pequeño como una canica, incluso en las órbitas más bajas de la tierra. Space Fence es una versión mejorada de un radar de banda S que puede proteger los satélites GPS o a la Estación Espacial Internacional de daños por partículas espaciales.

Hasta este momento este sistema ya ha rastreado y ubicado en el espacio alrededor de 26.000 objetos. Se espera que a medida que pase el tiempo, el nuevo sistema aumente enormemente esa cifra. De esta manera se podrá tener un preciso mapa de las ubicaciones de cada objeto en el espacio en el rango operativo de la valla espacial.

La infraestructura del Space Fence

Space Fence es un proyecto iniciado en el año 2014 para el cual Lockheed Martin fue seleccionado como contratista principal y su costo de fabricación fue de $ 1.5 billones. La infraestructura de este sistema de radar se encuentra en el atolón de Kwajalein en la República de las Islas Marshall. En tanto que su sede operativa se ubica en el Centro de Operaciones de Space Fence en Huntsville, Alabama, EE.UU.

En la imagen, las instalaciones del Space Fence, ubicadas en el atolón de Kwajalein en la República de las Islas Marshall.

Según declaraciones del general Raymond, el radar revoluciona la forma en que la humanidad ve el espacio. La operación del Space Fence corre por cuenta del vigésimo escuadrón de control espacial con sede en Huntsville, Alabama.

Este escuadrón proporciona datos al dieciochoavo Escuadrón de Control Espacial ubicado en la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg, California. Esta es la unidad responsable del mantenimiento de la cuenta de objetos espaciales que pudieran ser un riesgo para los activos espaciales militares y comerciales tripulados y no tripulados. Se estima que una segunda infraestructura estará disponible para el 2021.

Un ojo en el cielo

Space Fence es capaz de rastrear a una distancia de más de 35.000 Km de la superficie terrestre y, entre otras funciones, evitará que diferentes satélites choquen entre sí. Asimismo, según estimaciones de la NASA hay en el espacio hasta medio millón de objetos con diámetros muy pequeños. Éstos se mantienen dando vueltas alrededor de la Tierra, a una velocidad de 35.000 kilómetros por hora y son un peligro para otras naves y satélites.

Una versión anterior de Space Fence, que fue cancelada en 2013 debido a recortes presupuestarios, solo podía rastrear elementos en órbita terrestre baja. En cambio, esta nueva versión que fue recientemente lanzada, puede detectar objetos en diferentes órbitas. El rango operacional va desde la órbita terrestre baja (aproximadamente 159 a 1.900 Km) hasta la órbita geosíncrona (a más de 35.000 Km).

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here