(Tiempo de lectura: 3 min)

El robot autoguiado, lo último en tecnología aplicada a la medicina, puede aliviar la carga de los cirujanos cardíacos durante las intervenciones quirúrgicas. Este robot que puede navegar alrededor del corazón ayuda a que los cirujanos puedan enfocarse en lo que es importante en los procedimientos quirúrgicos. Esta herramienta tecnológica funcionaría, dentro de ciertos rangos preestablecidos, de manera autónoma y desempeñaría labores “menores” dentro de la intervención quirúrgica.

Los aficionados al cine clásico podrán recordar muy bien en el pasado la exitosa película titulada “Viaje Fantástico”. Esta película estrenada en el año 1966 mostraba a científicos quienes, junto con su embarcación, son encogidos hasta un tamaño microscópico para ingresa a un cuerpo humano. De esta manera pudieron viajar a través del cuerpo de una persona.

Ahora, la ciencia ficción se queda pequeña ante una realidad científica que se muestra incontrovertible. Ya los investigadores han anunciado la creación de un pequeño robot médico que puede navegar por sí mismo tanto dentro como alrededor de un corazón que late.

Este robot autoguiado consiste en un catéter robótico programado para realizar funciones médicas. En las pruebas, este asistente robótico fue capaz de encontrar de manera independiente las válvulas cardíacas con fugas en cerdos vivos. Una vez que el robot estuvo en su lugar, un cirujano usó el control remoto para guiar el dispositivo que insertó un tapón sellando así las válvulas defectuosas. Esta información fue suministrada por los bioingenieros del Boston Children’s Hospital quienes participaron de las pruebas.

Las potencialidades del robot autoguiado

Se tienen antecedentes históricos de que los cirujanos han usado robots guiados por joystick durante años. Asimismo, los investigadores han demostrado que robots pequeños pueden ser guiados por médicos a través del cuerpo. Estos robots se mueven por fuerzas externas como el magnetismo (autoguiado).

Un robot autoguiado puede abrirse camino por si solo a través de la anatomía para de esa manera reducir la fatiga de los cirujanos durante las intervenciones quirúrgica. Esto les permite enfocarse en tareas más difíciles. De esta manera lo informó, Pierre Dupont quien es jefe de bioingeniería cardíaca pediátrica en el Boston Children’s.

En palabras de Dupont, la analogía correcta para describir al robo autoguiado es la analogía de un piloto de combate y un avión de combate. En este caso, el avión puede programarse para que hada labores “en automático” mientras que el piloto puede concentrarse en las tareas de nivel superior de la misión. Algunos cirujanos cardíacos han comenzado a llama a esta tecnología la próxima generación de intervenciones mínimamente invasivas y robóticas.

Estas capacidades están en sus inicios en los actuales momentos. No obstante, demuestran claramente la capacidad emocionante de la tecnología del robot autoguiado. Su utilidad futura es innegable en los procedimientos críticos médicos.

¿Como funciona este robot?

El robot autoguiado tiene un sensor táctil equipado con algoritmos de inteligencia artificial y procesamiento de imágenes. Esto le facilita determinar rápidamente dónde está en el corazón y hacia dónde debe ir.

El catéter robótico navega hacia las válvulas cardíacas con fugas utilizando una técnica llamada “seguimiento de la pared”. Mientras tanto, el sensor óptico táctil revisa su entorno con regularidad. De igual manera que lo hacen los insectos con sus antenas y los roedores con sus bigotes, este robot usa sus sensores para encontrar su camino en entornos oscuros y desconocidos.

Los algoritmos ayudan al catéter a determinar qué tipo de tejido está tocando. De igual modo lo ubica con respecto a la posición del corazón. De esta manera elige su próximo movimiento para llegar a donde se necesita que vaya. En la generalidad de los casos, puede completar intervenciones más rápidamente que un cirujano usando una herramienta manual o un robot controlado por un joystick.

En opinión del Dr. Chad Kliger, que el nuevo robot facilita cirugías cardíacas mínimamente invasiva en intervenciones al corazón. Paralelamente, el robot autoguiado ayuda a reducir el trauma para el paciente y mejora el dolor y el tiempo de recuperación. Chad Kliger dirige el programa de enfermedad cardíaca estructural en el Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York.

Concluyó diciendo que existen procedimientos complejos, como la reparación de la válvula cardíaca. Por lo que cualquier cosa que ayude a aliviar la carga del cirujano es bienvenida. En consecuencia, tecnologías como el pequeño robot autoguiado generan muchas expectativas. Se espera que algún día posibiliten que los médicos más experimentados puedan operar al más alto nivel en todo momento.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here